El tranvía cumple 10 años y nos invita al Campeonato Europeo de Conductores de Tranvía

en ISLA el .

(T.C. junio 2017) Su primer viaje lo hizo Atenery con sólo 3 años; iba sentada en el carrito junto a su madre y a su abuelo; él ya no está. Hoy por hoy viaja con otras compañeras para ir al instituto.

Miguel Ángel recuerda aquel día con mucha alegría, “me pasé toda la mañana pa´rriba y pa´abajo, sin pagar porque era gratis. Mi mujer me decía: ¿Angelito, vamos a ir otra vez a La laguna? Y yo le decía: sí y después otra vez pa´ Santa Cruz ¡Muchacha, los montones de gente esperando pá subirse. Aquello fue una cosa grande!”.

Juan Pedro nos cuenta que, “con todo lo que se decía, me daba hasta miedo subirme. Unos decían que como el suelo era todo gris íbamos a tropezar y a caernos a las vías. Otros, que si no daba tiempo a salir y las puertas nos iban a trincar… ¡Ya ni me acuerdo de todos aquellos disparates! Y mira, ahora tengo que venir al hospital 2 veces a la semana, si no llega a ser por el tranvía, ¿cómo vengo?”, nos indica, señalando a su silla de ruedas.

Y así, podríamos seguir destacando miles de circunstancias.

Dicen que el tiempo pasa volando, que ni te das cuenta, que la vida es un soplo y diez años no es nada pero sabemos que no es así porque, en este caso, diez años se traducen en los 132 millones de gracias. Agradecimientos que ofrece Metrotenerife a los 132 millones de clientes que han acompañado al tranvía en sus primeros 10 años.

Desde aquel 2 de junio de 2007, día en el que se inauguró el tranvía, la fisonomía de Santa Cruz y La Laguna cambiaron. Además, la isla de Tenerife se colocó en el grupo de ciudades europeas que apostaron por la implantación del metro ligero y por el transporte colectivo sostenible. Al respecto destacamos que Tranvía de Tenerife, desde el año 2011 obtuvo el certificado AENOR, convirtiéndose en el único transporte en España con certificado de Accesibilidad Universal en todos sus servicios.

Además de crecer en cantidad y calidad, a lo largo de estos 10 años, Tranvía de Tenerife ha viajado con los tiempos, adaptándose a las necesidades y a las tecnologías como, por ejemplo, la incorporación de Vía-Móvil y SIMOVE, lo que ha redundado en más comodidad y seguridad para los usuarios de este transporte público.

Obras, obras y más obras, desde Santa Cruz hasta La laguna, que pusieron todo patas arriba, incluyendo la visita del Delta que empeoró algunos tramos un poco más. Terminaron las faenas y escombros y pudimos disfrutar de un paisaje diferente, integrado por una gran alfombra de césped que se divisaba desde el aire, proporcionando un atractivo a diferentes barrios y zonas del área metropolitana.

Por aquel entonces, el presidente del Cabildo era Ricardo Melchior. Una década después de la puesta en funcionamiento del tranvía, Carlos Alonso, actual presidente insular, repite una misma palabra: servicio. “Han sido 10 años de servicio público, servicio al área metropolitana, servicio para la movilidad. Servicio, servicio y servicio con un elevadísimo nivel de calidad. ¡Simplemente, el tranvía funciona!”

Andrés Múñoz, Gerente de Metropolitano, parte activa en el proyecto del tranvía desde sus inicios, -hace ya 16 años-, señala que “han sido 10 años con todas sus vicisitudes y dificultades, como la crisis económica, pero que hemos sabido superar con éxito. En este tiempo hemos movido 132 millones de pasajeros, una media de 13 millones de pasajeros al año desplazándose en los municipios de Santa Cruz y La Laguna”.

José Alberto Díaz, alcalde de San Cristóbal de La Laguna, y consejero constituyente en este proyecto, con la atención puesta en estos 10 años, entiende que, “algunas personas deberían pedir perdón por todas las acusaciones que se hicieron en aquel momento y que, desde luego, ha quedado acreditado que tenían error en el análisis y en la oposición que se hizo. Ha sido una transformación importante para nuestra ciudadanía. Algunas personas tuvieron el acierto de seguir para adelante y, diez años después, hay que agradecérselo al Cabildo”.

Desde Santa Cruz de Tenerife, su alcalde, José Manuel Bermúdez, apunta que “dentro del catálogo de aciertos del Cabildo Insular de Tenerife, en los últimos 30 años, que es un catálogo muy amplio en la ciudad de Santa Cruz y está plagado de aciertos con muy pocos errores, el tranvía es uno de los principales logros”.

Todo cumpleaños que se celebre cuenta con su propia fiesta y agasajos. ¡Y los 10 años de Tranvía de Tenerife bien que la merecen!

Para festejar esta fecha, entre diferentes actividades y sorpresas, Metrotenerife vuelve a poner a la isla en el punto de mira de las principales ciudades europeas puesto que este próximo domingo, 4 de junio, se va a celebrar el Campeonato Europeo de Conductores de Tranvía, una competición única que convertirá a Santa Cruz de Tenerife en la segunda ciudad española que acoja dicho evento.

Este concurso, organizado por Tram-Em, se celebró por primera vez en el año 2012, con motivo del 140 cumpleaños del metro ligero de Dresde. Es a partir del año 2014 cuando Metrotenerife participa en esta competición, quedando cuarto en la clasificación general del pasado año.

El Campeonato Europeo de Conductores de Tranvía se ha celebrado en Budapest, Barcelona, Viena, Berlín y, en este año 2017, en Santa Cruz de Tenerife.

En esta sexta edición -que será iniciada por el equipo de Metrotenerife, en calidad de anfitrión, e integrado por Cándida Suárez Cairos y Vicente Ruiz Rodríguez-, se desarrollará en el tramo de vías de la avenida Bravo Murillo, entre las calles San Sebastián y General Gutiérrez, con el entorno de la Plaza de Europa y la Parada Fundación. Participan 24 equipos procedentes de 14 países, entre los que se encuentra Alemania, Suecia, Hungría, Austria, Bélgica, Italia, Portugal, España, Francia, Irlanda, Noruega, Suiza, Holanda y, como país invitado, Israel.

Sin duda, es una ocasión para divertirnos, para felicitarnos por este décimo cumpleaños del tranvía, para desear que siga creciendo y que cumpla muchos más.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.