Fisioterapia Amance, doce años al servicio de la salud y el deporte

en MIRA - DEPORTES el .

(Fran García, junio 2017) Oswaldo Oliva es el dueño de Fisioterapia Amance, que con un trabajo serio y profesional se ha convertido en referencia en el Valle de Güímar. El deporte siempre ha estado presente en la vida de Oswaldo. De pequeño, muchas horas encima de su orbea furia por las calles de Igueste de Candelaria. El fútbol llegó un poco más tarde (con dieciséis años) para meterse en su corazón de manera irrefrenable (más de veinte temporadas en activo en su club de toda la vida, el C.D. Igueste). Esta pasión por el deporte le hizo plantearse dedicar su vida a ello de una u otra manera. Así llegó a la conclusión, después de algunas dudas, de que quería dedicarse a la fisioterapia. Consiguió la diplomatura con unas calificaciones excelentes, y después de demostrar su profesionalidad en diferentes lugares, dejando una huella imborrable como hemos podido constatar en cada uno de ellos, decidió establecerse por su cuenta. Ahí es donde llegamos a Fisioterapia Amance. El tiempo pasa, y tras doce años, el centro de fisioterapia desarrolla su labor con la ilusión de siempre. El centro se encuentra equipado con la más moderna tecnología en su sector y sobre todo con un equipo de fisioterapeutas titulados, colegiados y en contínuo reciclaje. Además, hace unos meses se ha abierto al público el Centro Multifuncional Amance, anexo a la consulta de fisioterapia y que complementará, como bien nos explica más abajo Oswaldo, los servicios prestados en el centro de fisioterapia.

¿Cómo y cuándo te planteas montar una consulta de fisioterapia?

“Hay que remontarse unos añitos. Había tenido ya varias experiencias (Ayuntamiento de Candelaria, un centro privado en La Laguna, Hospital La Candelaria, San Juan de Dios) y en Candelaria no había centros de este tipo; en el valle solo estaban las chicas de Güímar. Como bien sabes tuve una larga experiencia también en el campo de fútbol de Candelaria durante ocho temporadas (1995/2003), tratando a los deportistas, y digamos que la confianza que tenía de la gente y la demanda existente hizo que me lanzara a esta aventura”.

¿Tuvo que ver tu pasión por el deporte en la decisión de formarte como fisioterapeuta?

“Pues sí, fue clave. Yo quería hacer INEF en su momento, pero estaba en Las Palmas y era complicado poder hacer ese esfuerzo a todos los niveles. Decidí entrar en fisioterapia por su vinculación con el deporte aunque luego me gustó conocer todos los campos en los que se mueve esta profesión”.

¿Cómo ayuda la fisioterapia al deporte? ¿solo cuando un jugador está lesionado o puede trabajar para evitar/prevenir esas lesiones?

“Existe el mito de que el uso del fisioterapeuta es para acudir cuando hay una lesión. Está claro que podemos ayudar ahí pero también antes de que se produzca. Antiguamente te lesionabas y antes de ir a cualquier otro sitio, ibas al curandero. Esa conducta se ha ido transformando con la aparición del fisioterapeuta. La gente, cuando empezaba a venir al principio decía:“¿¡ah pero tú también arreglas esto!?”. De unos años a esta parte, la gente se ha concienciado más y acude al fisioterapeuta para evitar sufrir esas lesiones, o el que no hace deporte viene para evitar que aparezcan dolores por malas posturas, etc. Nosotros, por poner un ejemplo, tenemos pacientes extranjeros (alemanes) que tienen la filosofía de la prevención más interiorizada que los de aquí, aunque vamos avanzando.

El tratamiento que realizaríamos para intentar evitar, en la medida de lo posible, esas lesiones serían de tonificación, equilibrio, propiocepción para poner fuertes las articulaciones,… además debido al deporte los músculos se sobrecargan y hay que tratarlos manteniéndolos elásticos con masaje, estiramiento, manipulaciones, liberando las articulaciones que más se utilizan, etc”.

Recientemente has abierto un local anexo llamado Amance Multifuncional ¿qué papel desempeña este espacio?

“La idea de crear este espacio fue la de complementar la consulta de fisioterapia. En los últimos años ha habido un boom en la práctica deportiva y por consiguiente en la demanda de servicios de este tipo. Este boom tiene su parte positiva, pero hay que realizar de forma correcta la práctica deportiva para que esta tenga los efectos beneficiosos que todos perseguimos.

En este centro tenemos diferentes servicios:

Con la gente que sale de una lesión, la idea es que pase de la consulta de fisioterapia al centro multifuncional con la preparadora física, para que haya una readaptación deportiva para volver a la práctica del deporte en cuestión, con garantías.

En el centro también tenemos otro tipo de usuarios (personas que hacen triatlón, trail, fútbol,…) que trabajan en el fortalecimiento de las articulaciones, acostumbran al músculo a trabajar de manera sana, etc. Con la prevención de lesiones buscamos fortalecer todo la parte tendinosa, muscular y el aparato ligamentario.

En el centro multifuncional también se trabaja con las personas que llevan mucho tiempo sin hacer deporte o que quieren iniciarse de una forma controlada y para evitar lesiones.

Por otro lado, tenemos también la denominada escuela de espalda para las personas con problemas de este tipo, en la que se trabaja el core de la musculatura abdominal, suelo pélvico, lumbares, etc.

Además también impartimos pilates y gimnasia hipopresiva.

La idea general, es que siempre estés asesorado por un profesional cualificado con conocimientos de anatomía, biomecánica, patologías, lo que proporciona al usuario la garantía de desarrollar su actividad de manera segura”.

La consulta de Fisioterapia Amance se encuentra en Avenida Marítima en el Edificio Casa Loma, Candelaria sobre la Piscina Municipal tiene el siguiente horario:

De lunes a viernes:

de 08:00 a 21:00 h.

Sábados: de 09:00 a 13:00 h.

Teléfono de contacto: 922 504 317

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.