Los participantes de las Lanzaderas de Empleo cuentan en el Cabildo cómo trabajan en equipo para conseguir su inserción laboral

en ISLA el .

Se trata de una estrategia público-privada que se lleva a cabo en Santa Cruz y La Laguna

 El Salón Noble del Cabildo acogió el pasado martes martes [día 2], un encuentro con los participantes de las Lanzaderas de Empleo de Santa Cruz y La Laguna, que comenzaron a funcionar a mediados del mes de marzo de 2017 como una estrategia público-privada de lucha contra el paro integrada por el Cabildo de Tenerife, la Fundación Santa María la Real y Fundación Telefónica. Cuenta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo. En virtud de las mismas, un total de 40 personas desempleadas empezaron a entrenarse en una nueva búsqueda de trabajo, a través de la Fundación Insular para la Formación, el Empleo y el Desarrollo Empresarial (Fifede), como una estrategia innovadora en la lucha contra el paro.

Al frente de este acto estuvo el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, quien señaló que “la Corporación insular está desarrollando en materia de empleo una dinámica de intermediación con las empresas, de manera personalizada, en la que los participantes son los protagonistas”. “Se trata de un proyecto –afirmó- que tiene una manera diferente de buscar trabajo, desde la colectividad”.

Carlos Alonso recordó que, desde el Cabildo hay otras fórmulas con las que se persigue la inserción laboral, tales como Barrios por el Empleo: Juntos más fuertes, Tenerife en verde o el Plan de Empleo. De igual modo, anunció que “nuestra intención es que en el último trimestre del año podamos tener una Lanzadera de Empleo en el Norte de la Isla”.

También estuvo presente el consejero insular de Empleo, Leopoldo Benjumea; el director de Relaciones Institucionales de Fundación Telefónica, Joan Cruz; el director de Telefónica en Canarias, Juan Flores; la responsable de Comunicación de las Lanzaderas en Fundación Santa María la Real, Soraya de las Sías; el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez; así como técnicos y participantes en el proyecto.

Por su parte, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, alabó la formula con la que trabaja el Cabildo de Tenerife en este campo, “en la que lo public y lo privado están juntos”. De igual modo, resaltó que “la Corporación insular está liderando una manera diferente de afrontar el desempleo, y el Ayuntamiento va a aportar sus recursos para conseguir más resultados con esta estrategia”.

El director de Relaciones Institucionales de Fundación Telefónica, Joan Cruz, calificó, también, las lanzaderas de Empleo como “un proyecto de todos”, y la responsable de Comunicación de las Lanzaderas en Fundación Santa María la Real, Soraya de las Sías, resaltó la necesidad de la cultura colaborativa para luchar contra el desempleo”.

De igual modo, participantes de ambas lanzaderas destacaron la idoneidad de trabajar en equipo, de enriquecerse con las experiencias de todos, y manifestaron que como grupo pueden llegar más lejos de lo que han hecho de manera individual.

La Lanzadera de La Laguna se lleva a cabo en el Centro Ciudadano San Jerónimo, en un espacio cedido por el Ayuntamiento; y la de Santa Cruz, se desarrolla en el centro de formación de la Fundación Insular para la Formación, el Empleo y el Desarrollo Empresarial, Fifede.

Pasado el primer mes de funcionamiento, de los cinco que dura esta acción, los representantes de las entidades promotoras han querido reunirse con sus participantes para conocer sus perfiles profesionales, sus objetivos laborales y las primeras actividades que han desarrollado en equipo para mejorar y optimizar su búsqueda de trabajo.

Cabe destacar que, inicialmente eran 40 participantes, pero que tras las primeras inserciones aborales, actualmente hay 34 participantes (20 mujeres y 14 hombres, con edades comprendidas entre los 26 y 58 años), y diversos perfiles formativos: ESO, Ciclos Formativos de Formación Profesional, Bachiller y estudios universitarios.

Tienen diferentes perfiles formativos y trayectorias laborales muy diversas, ya que hay jóvenes sin experiencia que buscan su primera oportunidad laboral, o personas que acumulan años de experiencia en diferentes sectores como turismo, hostelería, administración, ingeniería, construcción, educación o relaciones laborales, entre otros.

Durante las primeras semanas han llevado a cabo dinámicas de inteligencia emocional, sesiones de coaching, talleres para mejorar el trabajo en equipo, la comunicación y la marca personal, además de actualizar su currículum. Se han distribuido las tareas entre todos y trabajan por proyectos.

A partir de ahora, los participantes seguirán trabajando para entrenarse en entrevistas de trabajo y procesos de selección; diseñar mapas de empleabilidad y establecer un calendario de visitas a empresas, entidades y asociaciones del entorno para darse a conocer, demostrar lo que han aprendido y seguir buscando su oportunidad laboral.