Finalizadas las fases 1 y 2 del paseo de Punta Blanca

en GUÍA DE ISORA el .

El vicepresidente primero y consejero de Cooperación Municipal, Aurelio Abreu, entregaba este lunes al alcalde del municipio, Pedro Martín, el acta de recepción de las obras, que se iniciaron en el mes de junio de 2016 en el Camino de Punta Blanca (entre  los núcleos de Alcalá y Varadero).

Este proyecto de mejora está incluido en el Plan Insular de Cooperación de Obras y Servicios de 2014-2017, y cuenta con un presupuesto que ha superado los 400.000 euros para la ejecución de las dos primeras fases. El 80 por ciento de la financiación corre a cargo de la Corporación insular y el 20 por ciento restante lo aporta el Ayuntamiento.

Aurelio Abreu explicó que la actuación “forma parte de un proyecto global, que se divide en 5 fases, con el objeto de mejorar las condiciones de tránsito, seguridad y comunicación del camino costero de Punta Blanca, en el tramo comprendido entre los núcleos de Alcalá y Varadero”.

Abreu señaló que “es importante haber podido conseguir uno de los objetivos que se ha marcado el Ayuntamiento de Guía de Isora, y que se ha hecho posible gracias a la colaboración entre distintas administraciones públicas; en este caso, a iniciativa del Ayuntamiento, con colaboración del Cabildo para recuperar espacio de la costa, para uso y disfrute de todos”.

Por su parte, el alcalde, Pedro Martín, afirmó que “el Cabildo, desde el primer momento entendió que invertir en Tenerife, en la costa de nuestra isla, no solo genera un atractivo turístico, sino que, por encima de ello, está el interés de recuperar un espacio antes prácticamente intransitable y que ahora podrán utilizar, turistas, caminantes, ciclistas, etc.

Las obras de las fases I y II han incluido el desbroce, limpieza y nivelación del camino actual en aquellos tramos más abruptos, así como la repavimentación de dicho camino con asfalto mimetizado con el entorno. Las próximas fases, 3, 4 y 5, contemplan la limpieza de las calas, restitución de zonas deterioradas, creación de miradores con tarimas de madera e instalación de mobiliario urbano (papeleras, bancos, barandillas de madera, etc.).

Hay un tramo que conecta la playa y piscinas de La Jaquita, a la altura de los chalés, con el paseo de Punta Blanca que se quedará sin ejecutar temporalmente. El motivo es que esa zona está dentro de la categoría de dominio marítimo terrestre y cualquier colocación de pavimento debe contar con un proyecto que contemple el estudio de alternativas que ha de aprobar el Estado.

El Ayuntamiento ha comenzado a trabajar ya para que el Ministerio autorice los trabajos en ese tramo, ya que los permisos en muchas ocasiones tardan años y es preciso avanzar rápido para poder unir adecuadamente toda la vía entre el paseo de La Jaquita y el de Punta Blanca.