Tibi Pérez, jugadora de la U.D. Tacuense recién ascendido a 1ª Nacional B

en MIRA - DEPORTES el .
“Desde el principio me he sentido muy acogida e identificada con los valores que inculca el club, empezando desde las más pequeñas de la base hasta el primer equipo”

El crecimiento del fútbol femenino en nuestro país ha sido exponencial en los últimos años. Nuestra isla no ha sido ajena a este fenómeno tan esperado. Desde hace un lustro tenemos el lujo de contar con un representante en la  máxima categoría del balompié nacional, la U.D. Granadilla Tenerife, al que durante una temporada acompañó la U.D. Tacuense.

Precisamente el club lagunero, es uno de los estandartes del trabajo con el fútbol femenino en nuestra tierra, contando con varias categorías de formación en las que las niñas son las protagonistas, y teniendo varias representantes en las selecciones tinerfeña y canaria alevín e infantil.

Los frutos de este ingente trabajo no se han hecho esperar. El primer equipo, conseguía hace pocas jornadas, el ascenso directo a la recién creada 1ª nacional B, que sería equiparable a la 2ª división masculina.

Quisimos hablar con una de las integrantes del equipo, la defensa majorera Tibi Pérez, que ya tuvo la ocasión de vivir la apasionante experiencia de aquella temporada en la máxima categoría del fútbol nacional con el Tacuense, y cuyas palabras dejan entrever dos cuestiones claras: la ambición de su equipo para intentar dar un paso más y meterse en el play off de ascenso a 1ª división, y la gran familia que forma esta U.D. Tacuense y que es una de las claves para entender el éxito.

 

Antes que nada, cuéntanos como comienza tu vinculación con el fútbol

“Pues comencé a jugar cuando tenía 6 años más o menos, ya que mi padre desde muy pequeña ya me puso un balón de fútbol en los pies y a mí me encantaba. Empecé jugando en el equipo de fútbol sala de mi pueblo (Tuineje, Fuerteventura); de ahí pasé a infantiles con chicos, luego fiché con chicas en fútbol 7, hasta que con 15 años me vine a jugar a Tenerife con la U.D Granadilla”.

 

¿Cómo valoras la temporada del equipo en general y la tuya en particular?

“En general, considero que el equipo ha hecho una temporada impecable. Desde el comienzo de liga hemos tenido muy claro cuál era el objetivo y así lo hemos conseguido. Ahora tenemos que tener un poco más de ambición he intentar conseguir el ascenso a Primera división. En cuanto a lo personal, tuve un comienzo bastante regular, pero el 23 de diciembre disputando el último partido antes del parón de navidad, sufrí una fractura de clavícula y eso frenó mi temporada. Ahora ya estoy recuperada y con muchísimas ganas para afrontar lo que queda que se podría decir que es lo más bonito”.

 

Han conseguido el ascenso a la 1ª nacional B, categoría recién creada, junto al Granadilla B. ¿Con qué expectativas encara el club este ilusionante reto?

“Sabemos que no será una competición fácil, ya que habrá muchos equipos con muy buen nivel, pero nosotras estamos mentalizadas de que habrá que trabajar mucho para conseguir la permanencia y seguir disfrutando de la categoría mucho tiempo”.

 

El club tuvo la oportunidad de competir en la máxima categoría del fútbol femenino, experiencia que viviste en primera persona, aunque por desgracia la aventura termino con el descenso de categoría ¿el objetivo es recuperar la máxima división en algún momento o es más realista ir paso a paso?

“Fue un año bastante duro para todo el club, pero a la vez fue una experiencia increíble. Este año nos hemos fijado el objetivo de ascender a 1ª Nacional B, lo hemos conseguido y ahora tenemos que intentar ir un paso más allá. Intentaremos disputar los play off de ascenso a 1ª División, pero siempre con pies de plomo, ya tenemos la experiencia de hace dos años y en el caso de que lo consiguiéramos, estamos convencidas de que sería totalmente diferente a lo ocurrido anteriormente, pero tenemos que ir paso a paso como lo hemos hecho hasta ahora”.

 

El fútbol femenino español está dando pasos agigantados en los últimos años. Los éxitos de las selecciones, la competitividad de los clubes españoles, el aumento de la afluencia de público (con récord incluido recientemente), dan fe de ello pero ¿qué pasos siguen faltando para que podamos llegar a una cierta equidad con el fútbol masculino?

“Sinceramente pienso que lo que está ocurriendo a día de hoy con el fútbol femenino español es algo histórico y cada día irá a más y se nos tendrá más en cuenta. Las cifras hablan por si solas, tanto en afluencia de público en partidos como se ha dado recientemente, como en fichas registradas femeninas, etc. pero aún queda un largo camino por recorrer como por ejemplo la desigualdad salarial. A día de hoy sigue existiendo una gran diferencia económica entre el fútbol femenino y masculino. Ojalá algún día no haga falta mencionar fútbol femenino y masculino y simplemente sea fútbol”.

 

Llevas unos años en el Tacuense,y has vivido todo tipo de experiencias ¿qué es lo que has encontrado en este club a nivel personal y deportivo para sentirte tan a gusto?

“Cuando llegué a la UD Tacuense, me quedé muy impactada por todo el trabajo que lleva detrás. Tienen una escuela muy grande con muchas categorías, dándole mucho fomento al fútbol femenino. Desde el principio me he sentido muy acogida e identificada con los valores que inculca el club, empezando desde las más pequeñas de la base hasta el primer equipo; somos como una gran familia, en la que todos colaboramos y ayudamos y eso es gracias al gran trabajo de la directiva”.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.