Santiago Fariña, directivo de la E.M.F. Fasnia Brisas del Teide

en MIRA - DEPORTES el .

“Les enseñamos a los niñ@s a que sean felices aunque pierdan. Yo creo que solo pierden los que no son felices haciendo lo que les gusta”

Casi obligado por las circunstancias, se produjo la llegada de Santi Fariña a la directiva de la E.M.F. Fasnia Brisas del Teide hace unos meses. Ahora, da la impresión de que no cambiaría por nada los momentos que está viviendo en el club desde la gestión del mismo, pero sobre todo disfrutando del placer de ver crecer a los pequeños deportistas que forman la escuela de fútbol, de la que forman parte sus tres “peques”.

Santi nos contó cómo está siendo el día a día de este entrañable club que pretende recuperar poco a poco todas las categorías de formación del fútbol base y dar la oportunidad, a todos l@s niñ@s de Fasnia y alrededores, de encontrar en esta escuela, su casa.

 

Cuéntanos cómo te embarcas en la sana “locura” de entrar en la directiva del club.

“Pues casi sin querer…la directiva que había estado hasta el año pasado quería dar paso a otra nueva; yo pensaba que con el poco tiempo que me sobraba de mi día a día no podría llevar a cabo un buen trabajo formando parte de la directiva de la escuela, pero si ofrecí mi apoyo a l@s que dieron el paso de hacerlo. Cierto es que al estar dentro y conociéndome sabía que me iba a implicar al máximo y así fue. Sinceramente al principio me daba miedo de no hacerlo bien…pero parece que el grupo que hemos formado está trabajando por el buen camino”.

 

¿Con cuántos equipos y niños/as cuenta la EMF Fasnia Brisas en este momento?

“Pues solo tres: prebenjamín,  benjamín y alevín. En total 40 niñ@s”

 

Fasnia es una población relativamente pequeña, así que imagino que conseguir jugadores/as será uno de los handicaps más importantes a los que se tienen que enfrentar ¿cómo llevan este apartado?

“Uf,  pues si. Semana tras semana con un nudo en el estómago para que no nos falten niñ@s y poder jugar los partidos. Estamos muy limitados en cantidad, pero en eso estamos ya trabajando desde hace meses para que la próxima temporada seamos unos pocos más por categoría y la escuela vaya recuperando las categorías que se han perdido. Te voy a ser sincero y te voy a contar algo que me marcó mucho a principio de temporada…. empiezan los entrenamientos y ya sabía que teníamos que trabajar duro con los infantiles porque solo tenía 9 ó 10 confirmados de los cuales solo aparecieron 4, no sabía ni que hacer… ver las caritas de esos chic@s sentados en el césped las tengo grabada en mi mente. Les debo una porque a día de hoy no me perdono que se hayan tenido que ir de nuestra escuela”.

 

Desde fuera, da la impresión de que el club es una verdadera familia, a tenor de lo que podemos ver en redes sociales y del magnífico equipo de trabajo con el que cuentan ¿estamos en lo cierto?

“Totalmente en lo cierto, somos una familia… intentaremos con todo lo que podamos mantener el equipo de trabajo que tenemos actualmente porque la continuidad hará que sigamos creciendo”.

 

En unos tiempos en el deporte base, en el que tenemos que lidiar con comportamientos poco edificantes en ocasiones, tanto de aficionados, como entrenadores o directivos, en un afán totalmente desmedido e injustificado por conseguir la victoria, la EMF de Fasnia parece tener claras sus prioridades en este sentido ¿consideras que podremos erradicar a los que empañan este maravilloso deporte, que al fin y al cabo no debería ser más que un juego para los niños y niñas?

“Erradicarlos sinceramente no lo creo, pero hacerlos minoría si que se puede. Poco a poco voy encontrando más equipos que piensan como nosotros, y con eso me quedo; que cada vez más pensemos y actuemos así me hace feliz y fuerte para seguir trabajando por y para nuestr@s peques. Los resultados están ahí, las clasificaciones también ¿a quién no le gusta ver a sus niñ@s contentos por ganar? pero ahora pensemos tod@s: les hemos enseñado a que sean felices aunque pierdan. Yo creo que solo pierden los que no son felices haciendo lo que les gusta”.

 

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.