Sandra Ramírez Monzón, propietaria del Centro Monzón “Siempre tuve claro que quería dedicarme a hacer felices a las personas”

en Te interesa el .

Su trabajo es su vocación, asegura Sandra Ramírez Monzón, propietaria del Centro de Medicinas Naturales Monzón, quien asegura que “siempre tuve claro que quería dedicarme a hacer felices a las personas y he logrado mi misión”. Nacida en San Cristóbal de La Laguna, vive en Güímar, donde se encuentra su centro, abierto desde 1990. Sus comienzos en este tipo de medicina remontan a finales de los años 80, cuando estaba terminando la carrera de Turismo y vio en el periódico un anuncio de una conferencia sobre Medicina China que se iba a celebrar en la Casa de la Cultura. Esto cambió su trayectoria laboral y “me permitió alcanzar mi propósito”.

Tras recibir tres años de formación en las clases que se impartieron en la Facultad de Biología de la Universidad de La Laguna, se convirtió en la primera mujer acupuntora de Canarias. A lo largo de casi tres décadas, su formación y experiencia se ha ampliado, lo que le permite ofrecer una amplia variedad de tratamientos a sus pacientes en el centro de dirige. Además de ser acupuntora se ha formado en naturopatía, dietética y nutrición, quiropraxia e iridología, y ha asistido a numerosos cursos. “29 años en los que no dejo la investigación, sino que por el contrario, cada día quieres descubrir más y más, todo lo que encierra el Ser humano y la Medicina holística”, destaca.

“Los tratamientos más demandados son para tratar las dolencias óseas, debido al estilo de vida que se lleva hoy en día, y en el caso de los niños, las relacionadas con el sistema nervioso”, explica Sandra Ramírez Monzón, quien destaca que este tipo de medicina no se utilizaba solo para tratar enfermedades, sino para mantener la salud, algo a lo que aboga por recuperar. También son frecuentes los tratamientos para la depresión, aunque se cuente con medicación, y para adelgazar.

“Es fundamental estar formado para hacer una buena práctica de este tipo de medicina milenaria, porque existe gente que la lleva a cabo sin tener los conocimientos suficiente”, lo que provoca a su juicio que ciertos sectores de la medicina conocida como tradicional la rechace. “Sin duda, las medicinas naturales hay que reglarlas”, destaca.

“Es muy importante además formarse en lo que conocemos como medicina tradicional, para saber qué le puede aportar la medicina natural”, explica la responsable del Centro Monzón, quien también ejerce como formadora.

Conciliación
En estos años de trayectoria profesional ha visto cómo se hecho más común el uso de tratamientos como la acupuntura, pero “España se encuentra aún a la cola con respecto a otros países europeos como Francia”, explica Sandra Rodríguez Monzón. “Es necesario que se concilien las medicinas naturales y la tradicional para que los pacientes se beneficien de ambas, ya que “mientras un paciente con cáncer recibe quimioterapia, la medicina natural le puede minimizar los síntomas que ésta le provoca”, explica.

“El objetivo de la medicina que yo practico, no es sólo quitar el dolor físico, sino el emocional. Sabiendo escuchar con empatía el sufrimiento de los demás, y tratar a las personas, tal y como a mí me gustaría que me tratasen. Además escuchar a las personas mayores es aprender una de las mejores sabidurias”, cuenta Sandra Ramírez Monzón. Las personas que acuden a su centro no son solo locales, sino que muchos proceden de otros puntos de la isla, e incluso de otras.
“El Centro Monzón es un lugar de ayuda verdadera, en la que tengo la misión de que la persona que entra con alguna dolencia salga con una sonrisa”, concluye

Sandra Ramírez. Monzón.
Tlfno: 922 51 21 94
mcsandrarm@gmail.com
Calle de Arafo, 15,
38500 Güímar

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.