Oswaldo Oliva Sosa, 16 años de servicio al paciente en Fisioterapia Amance

en MIRA - DEPORTES el .

Fisioterapia Amance está de aniversario. Nada menos que 16 años cumple este 2019, de los que los últimos 14 ha estado en su emplazamiento actual, en la Avenida Marítima 11, Edif. Casa Loma, local 4.

Lo que empezó siendo un pequeño centro, pionero en los servicios que ofrecía por aquel ya lejano 2003, se ha convertido en un servicio integral compuesto por las consultas de fisioterapia y el centro multifuncional, puesto en marcha posteriormente. Este Centro Multifuncional Amance, nació con la intención de paliar el déficit que se observaba cuando una persona, deportista especialmente, realizaba su recuperación en Fisioterapia Amance pero aún no estaba preparada para volver a practicar a un nivel alto su deporte. Con la readaptación deportiva, se conseguía tener ese espacio que permitía al deportista realizar ese paso intermedio a través de un preparador físico, teniendo posteriormente todas las garantías para poder volver a su deporte. A este servicio se le unió el entrenamiento multifuncional destinado a cualquier persona mayor de 16 años, que se realiza con grupos reducidos y con adaptaciones de los ejercicios al nivel de cada persona y a la problemática que pueda tener. El preparador físico, corrige la técnica constantemente. Es algo en lo que hacen especial hincapié para evitar futuros problemas.

Fisioterapia Amance cuenta con un equipo compuesto por diez fisioterapeutas, tres personas de administración y recepción, dos preparadores físicos y un nutricionista, todos ellos titulados y altamente cualificados, en constante formación.

Oswaldo Oliva es el dueño y alma máter del Centro de Fisioterapia Amance. Además de gestionar la actividad en el centro, sigue ejerciendo su profesión como fisioterapeuta en el mismo, y es que “es mi pasión y me debo a mis pacientes”, reconoce. Hemos querido hablar con él sobre cómo ha vivido estos años y como se presenta el futuro, así como conocer un poco más la persona detrás del profesional.

¿De qué te sientes más orgulloso sobre el hecho de regentar tu propio centro de fisioterapia, y sacarlo adelante durante tantos años?

“Quizás un poco de ser pioneros aquí en Candelaria con este tipo de servicios. Antes la gente acudía más a los curanderos o masajistas, por lo que establecer un centro de este tipo en la zona fue una pequeña aventura”.

 

¿Cuándo iniciabas, como tú dices, esta aventura de Fisioterapia Amance imaginabas alcanzar estas cotas (el mantenerte tanto tiempo, ofrecer la gama de servicios que tienen, contar con esta amplia plantilla de profesionales,….)?

“En principio comenzábamos con la ilusión de poder tener nuestro propio centro y bueno, nunca sabes hasta donde puedes llegar, aunque apostamos por esto decididamente y con las ganas de poder mantenernos en el tiempo, siempre con la intención de dar lo mejor a nuestros usuarios”.

 

¿Tienes previsto algún cambio o instauración de nuevos servicios en el centro?

“Ahora mismo tenemos intención de ampliar nuestro horario del centro multifuncional, que pretendemos tener abierto prácticamente todo el día, adaptándonos así a las personas que tienen intención de utilizar este servicio, disponiendo de un horario mucho más amplio y flexible. Ya más a largo plazo, nos gustaría poder instaurar clases dirigidas, en las que el bienestar físico y mental sean la prioridad como siempre. Es algo que tenemos en mente para más adelante”.

 

Las técnicas, materiales y equipamientos han cambiado mucho estos años en tu sector ¿cómo has vivido este proceso en el centro?

“Nosotros nos caracterizamos por priorizar mucho la terapia manual, y no tanto los aparatos, que son un complemento importante sin duda y que nos facilitan la labor. Las técnicas han evolucionado mucho y tenemos la suerte de contar con los últimos avances en tecnología. En este punto destacaría la EPI (Electrólisis Percutánea Intratisular), que viene a ayudarnos en tratamientos de tendinitis, capsulitis, afectación de ligamentos, roturas musculares… A través de visualización con el ecógrafo, introducimos una aguja ecoguiada en la zona a tratar y damos una descarga eléctrica que ayuda a regenerar la zona afectada”.

 

¿Qué es lo más complicado del día a día, de llevar un centro como Fisioterapia Amance?

“Crear desde abajo un centro como este cuesta, pero lo más complicado es siempre mantenerlo. Nuestra máxima preocupación es que el paciente se sienta bien atendido y que el trato por parte de nuestros profesionales sea agradable y empático”.

 

No sé si eres de delegar mucho o prefieres estar tú personalmente encima de las cosas…

“No sé si es algo común en los autónomos o  es por mi forma de ser, pero la verdad es que me gusta estar al tanto del día a día. También es cierto que me apasiona mi trabajo y eso lo hace todo más sencillo porque al fin y al cabo estás haciendo lo que te gusta. En todo caso cuento con un equipo con el que estoy más que satisfecho y que me facilita esta labor”.

 

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.