Oscar Izquierdo: “Hay que implantar el diálogo para cosechar acuerdos”

en Te interesa el .

Texto: Tere Coello

El sector de la construcción es una de esos sectores que actúan como brújula de la salud económica: si la construcción va bien, casi todo va bien. De ahí la importancia de mantener activo este sector, cada vez más profesionalizado y cada vez más comprometido con el medioambiente, como ha indicado, Óscar Izquierdo, politólogo y presidente de la Patronal de la construcción en Tenerife, FEPECO, quien llama a cada cosa por su nombre se dirija a quien se dirija.

Si hacemos un balance de lo que ha sido este año, ¿qué destacaría?

Lo más importante desde un punto negativo tanto para Canarias como para el país en general, ha sido la inestabilidad política. La inestabilidad política es perjudicial para el desarrollo normal de la economía… Para que la economía funcione y tenga una actividad estable se necesita, sobre todo, estabilidad política. La estabilidad de la economía depende mucho de la estabilidad política y este año ha sido un año terriblemente inestable.

 ¿Y lo mejor?

Lo mejor del año ha sido el comportamiento ejemplar de la sociedad española, marcando una gran diferencia con el comportamiento de la clase política, que ha sido nefasto. Lo que sería bueno en este país -y es por lo que apuesto y estoy luchando-, es por el fortalecimiento de la sociedad civil. Es muy importante que la sociedad civil tome las riendas de este país.  Cualquier país moderno y cualquier país que en este momento tiene un progreso continúo en el tiempo –como pasa tanto en EEUU como en el norte de Europa-, la sociedad civil tiene una importancia espectacular. O sea, los políticos son servidores, servicio público de la sociedad, cosa que en este país no se ha entendido todavía. Hay otra cosa que es destacable y es que nadie está en política por obligación. El que entra en política es porque quiere o porque necesita un sueldo…, la mayoría de las veces se va a la política buscando un sueldo con el que sobrevivir durante 4 años. Yo a esos políticos los llamo los “sueldólogos”. La política en sí misma es muy digna, lo que no la dignifica es el comportamiento de muchos políticos a nivel nacional, a nivel insular y a nivel local.

Volviendo a la inestabilidad económica, distintos sectores alertan de una posible recesión para este nuevo año 2020. ¿Cuál es su opinión?

Todos los datos nos dicen que este va a ser un  año de recesión. Si en 2019  hubiéramos tomado las medidas oportunas para hacer frente a esta posible recesión las cosas, a lo mejor, no se verían ahora tan negras como las estamos empezando a observar.

 ¿Y cómo afectará al sector de la construcción?

Nosotros vivimos una crisis muy dura entre el año 2008 y 2013. A partir de entonces observamos los primeros datos positivos. Desde 2013 hasta junio de 2019 hemos ido creciendo de una manera constante, no de una manera exagerada pero si constante en el tiempo, lo que ha hecho que hayamos creado otra vez empleo, que hayamos creado actividad económica y que, gracias al sector de la construcción, otros sectores económicos hayan podido trabajar más alegremente. Pero desde julio de 2019 ya empezamos a tener los primeros datos negativos. Eso quiere decir que llevamos julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre con datos negativos en el sector de la construcción. Y cuando este sector tiene datos negativos también notamos que los demás sectores económicos empiezan a pararse.

¿Cuál sería la solución?

La clave para hacer frente a esa posible recesión que se nos viene encima es la receta que se ha experimentado en todo el mundo desde hace muchísimo tiempo -y que nunca ha fallado-, y es el fortalecimiento del sector de la construcción a través de dos vías: una, la obra pública y otra, la construcción de vivienda. Esas dos vías han fracasado estrepitosamente en Canarias en los últimos años. En cuanto a vivienda, llevamos 10 años sin construir vivienda pública en Canarias. ¿Eso en qué está afectando? Pues en que hay verdaderas zonas de emergencia habitacional, sobre todo en el sur de Tenerife, la zona metropolitana, el sur de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura. Las zonas en las que hay más demanda de vivienda coinciden con las zonas en las que se desarrolla una mayor actividad económica.

Es sabido que muchísimos puestos de trabajo no terminan de cubrirse precisamente por esto, por la poca oferta de vivienda en la zona laboral, lo que se convierte en un problema.

Exacto. Una de las primeras cosas que tiene que emprender  el nuevo Gobierno de Canarias es una política de vivienda operativa, ¡que se haga! Porque llevamos 10 años sin hacer absolutamente  nada, 10 años con promesas, 10 años con estudios, 10 años con reuniones… pero ejecutar obra pública y viviendas no se ha hecho. Nosotros, desde FEPECO, hemos planteado el Gobierno de Canarias un Pacto Canario por la Vivienda, reuniéndonos en una misma mesa los empresarios, el Gobierno, los cabildos, los ayuntamientos, los Colegios Profesionales de arquitectos y aparejadores, y se establezca una política pública de vivienda en Canarias que sea estable en el tiempo. O sea, que la política de vivienda no cambie cada 4 años,  cada vez que hay un nuevo consejero o cada vez que hay una nueva dirección en el Instituto Canario de la Vivienda. ¡Es necesario conformar un consenso en torno a la vivienda!

Algunas personas opinan que la falta de vivienda está relacionada con el auge del alquiler vacacional. ¿Es así?

Junto al Pacto de la vivienda también nosotros hemos propuesto al Gobierno de Canarias la constitución de una Mesa Multisectorial para analizar el alquiler vacacional porque el alquiler vacacional es un fenómeno global que ha venido para quedarse. Y no cabe duda que debe existir una normativa mínima, garante de que no surja una economía sumergida. La economía sumergida no es solo insolidaria sino que, además, es competencia desleal con las empresas que se mantienen, con muchísimos esfuerzos y sacrificios, dentro de la legalidad. Nosotros hemos planteado esto al gobierno porque creemos que el gobierno anterior se equivocó –y así se lo decíamos continuamente-, con la política seguida en cuanto a la gestión del alquiler vacacional. ¿Por qué?, porque solo se sentaba a negociar con los hoteleros y el alquiler vacacional repercute en otros muchos sectores económicos. A nosotros el alquiler vacacional es algo que nos ocupa y nos preocupa. El alquiler vacacional hay que normalizarlo y para ello debemos sentarnos en una misma mesa tanto los afectados como los implicados y buscar una solución de consenso.

Usted apela continuamente al consenso y al diálogo. ¿Por alguna razón concreta?

Tenemos que implantar el diálogo para cosechar acuerdos. En Canarias se ha gobernado mucho tiempo a base de soberbia. Se ha gobernado a base de creerse que esta tierra era una finca particular de algunas personas o de algún partido. ¡Y eso tiene que acabar! ¡El Gobierno tiene que ser un gobierno de diálogo y de consenso!

¿En qué más habría que incidir para potenciar nuestro desarrollo y economía?

-Es necesaria lo conformación de un plan de infraestructuras que tiene que venir de la colaboración del Cabildo con el Gobierno de Canarias para acometer aquellas infraestructuras básicas que necesita la isla de Tenerife. Cualquier territorio que desee tener un desarrollo sostenible en el tiempo debe contar con infraestructuras de carretera, aeroportuarias, hidráulicas de equipamiento comunitario… ¡Sin esas infraestructuras ningún territorio puede tener un desarrollo!

Las carreteras continúan siendo un punto de conflicto en cuanto a conectividad y estado de mantenimiento. ¿Aportan alguna solución?

Nosotros no queremos llenar la isla de asfalto y cemento, sería un gran error. Igual que sería un gran error  hacer cada año un carril en la autopista (en teoría, si se pudiera). Lo que hay que hacer son esas obras estrictamente necesarias para que haya una fluidez del tráfico que permita una movilidad sostenible. En Tenerife sería el cierre del anillo insular. Ahora se retoman las obras de la zona sur pero también es necesario el cierre de la zona metropolitana, con la vía de circunvalación La Laguna-Santa Cruz. En España, el único núcleo urbano con una población de más de 350.000 habitantes que no tiene una circunvalación es nuestra zona metropolitana.

¿Y el cuidado medioambiental?

Al sector de la construcción es al primero que le interesa el mantenimiento del medioambiente porque es el lugar de establecimiento de su actividad. Tenemos que desterrar la idea desarrollista que ha imperado y tenemos que ir hacia un sector basado en reformas, rehabilitación… lo que viene a significar economía circular, de utilización de nuevos materiales y, sobre todo, eficiencia energética, accesibilidad y digitalización (edificios inteligentes). Somos de los primeros sectores económicos de Canarias que hemos incorporado el coche eléctrico para nuestras actividades empresariales.

 

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.