Óscar Hernández, gerente de Bodegas Cándido Hernández Pío: “nuestros vinos nada tienen que envidiar a otros vinos del mundo”

en CANDELARIA GUIMAR el .

Texto: Tere Coello

Para saber si un vino es realmente bueno  basta con que nos guste pero, si además es genuino, posee características bien diferenciadas y ha sido mimado desde su simiente hasta el paladar… entonces ya estamos haciendo referencia a la bebida perfecta con la que compartir ese momento único en el tiempo.

“Los vinos de Bodegas Cándido Hernández Pío no tienen nada que envidiar a otros vinos del mundo; están correctamente elaborados y con su propia identidad. ¡Contamos con más de veinte variedades de uvas que no están en ningún otro lugar del mundo!”, comenta Óscar Hernández Hernández, gerente de la bodega, mientras nos pasea a través de la conversación por sus diez hectáreas de viñedos que dan vida a los vinos Calius, propios del Valle de Güímar -más concretamente de Candelaria-, y degustados no solo en Canarias sino fuera de las Islas puesto que se exporta un 15% de la producción anual al  resto de España, a Finlandia y a Estados Unidos, ya que son unos vinos que cuentan con un prestigio internacional avalado por muchas distinciones obtenidas en los más destacados certámenes vitivinícolas.

¿Y qué tienen estos vinos del Valle de Güímar que los diferencia de otros?, se preguntará el lector, mientras imagina el aroma de un Calius Blanco Afrutado o de un Calius Tinto, vinos que prometen auténticas sensaciones en el paladar. El que sea un producto elaborado en una empresa familiar que ha cuidado hasta el mínimo detalle, de generación en generación, tiene mucho que ver, pero también la apuesta realizada por diferenciar  la tierra que alimenta a las cepas de la vid cuenta bastante. “Cándido Hernández Pío, quien fuera uno de los propulsores de la Denominación de Origen Tacoronte Acentejo ha sido un auténtico impulsor e innovador. Él, desde el principio, apostó por hacer de estas tierras del Valle algo único. Mi padre apostó por diferenciar estas tierras candelarieras de su propiedad aún más y lo logró trayendo tierra desde el norte de la isla”, destaca Óscar Hernández explicando, además, cómo un terreno prominentemente volcánico adquirió características y singularidades haciéndolo único.

Los vinos Calius son originarios del Valle de Güímar y cuentan con una gran variedad con la que satisfacer los paladares más exigentes y los momentos que desean acompañarse de un buen vino, incluso maridándolos con cocina internacional. Sin duda es un buen producto vitivinícola y goza de todos los análisis que así lo demuestran. De hecho, tal y como reflejan los parámetros del laboratorio, es un vino de calidad y libre de pesticidas. Esta cosecha Calius cuenta, de producción propia, con más de 40.000 Kg, que van en aumento cada año; materia prima necesaria para seguir elaborando vinos en los que destacan  las variedades tradicionales de las Islas, tales como, verdello y listan blanco, además de malvasía volcánica y albillo. Ni que decir tiene que esta es la filosofía que se ha marcado la bodega desde sus inicios y que pasa por elaborar vinos singulares con Denominación de Origen y con una clara identidad canaria

La incertidumbre marcada por la pandemia provocada por el virus SARS-CoV-2, con la consiguiente enfermedad del COVID-19, no ha afectado ni a la cosecha ni al producto. Bien es cierto que el mimo y cuidado que se le dispensa a la vid no se ha visto mermado ni siquiera durante la época de confinamiento. Tampoco se ha visto afectada la vendimia ya que Calius cuenta con plantilla propia durante todo el año. Pero sí que cierta preocupación planea sobre su comercialización. Apostar por nuestra agricultura es velar por nuestro paisaje, por nuestro clima, por los puestos de trabajo y por nuestra economía. “A pesar de que es un vino que goza de buena aceptación en el mercado, cada vez con mayor presencia en vinotecas, tiendas gourmet, restaurantes y lineales de los principales centros comerciales, nos preocupa que esta situación nos afecte. Nuestro principal reto es que sea degustado y que se comercialice hasta la última botella porque eso nos facilitará las próximas cosechas”, apunta el gerente

La buena tierra acoge con agrado la simiente. La vid da paso a la uva y la uva al vino. Vinos Calius es ese tipo de bebida selecta y perfecta para cualquier momento. Calius Blanco Afrutado, Calius Listán Blanco Seco, Calius Tinto Joven, Calius Tinto Vendimia Seleccionada y Calius Verdello,  sin duda, son la apuesta certera para hacer del cielo de la boca la cuna del paladar más satisfecho.

Los vinos Calius han participado en los últimos 5 años en distintos certámenes nacionales e internacionales siendo distinguidos con:

Doble Oro San Francisco International Wine Competition (USA)

Gran Baco de Oro y Oro (Madrid, España)

Plata y Bronce en Decanter (Inglaterra)

Plata en Bruselas (Bélgica)

Oro y Plata en Cervim (Italia)

Plata en Mezquita (Córdoba, España)

Oro en Berliner Wein Trophy (Alemania)

Oro en Asian Wein Trophy (Corea)

Oro en Bacchus (Madrid, España)

Oro en Agrocanarias (Canarias, España)


Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.    Ver