Manuel Alonso, de profesión “aventurero”

en MIRA - DEPORTES el .

“La gente sale más a la naturaleza pero lo hace enfocándola mal, sin valores ni conocimiento lo que acarrea muchos problemas,… en nuestras manos está el proteger y disfrutar de manera responsable de nuestro medio natural”

 Relacionado muchos años con el fútbol a un buen nivel tanto de jugador como entrenador, Manuel Alonso decidió dar un giro radical y dedicarse de lleno a su gran pasión: la montaña y todos los deportes que se vertebran a su alrededor relacionados con la naturaleza. Este “golpe” de timón en su vida, ha llevado al docente güimarero a visitar parajes increíbles por todo el mundo en estos años y a considerarse un verdadero afortunado por tener la posibilidad de dar testimonio de sus vivencias y de estos paisajes, de primera mano directamente a su alumnado de geografía.

Manolo tiene un blog maravilloso en el que nos cuenta alguna de sus aventuras ilustradas con fotografías, alguna de ellas impactantes por su extraordinaria belleza. Pueden visitar este blog en la siguiente dirección: https://manoloalonso.blogspot.com/

Nuestro protagonista tuvo la amabilidad de contarnos muchas cosas de interés para los amantes de la naturaleza, en la siguiente entrevista.

Estuviste relacionado con el fútbol muchos años, tanto de jugador como luego de entrenador ¿cómo se produce tu “desembarco”  en la montaña?

“La verdad es que no fue una  llegada como tal. Ya desde pequeño me gustaba caminar con los amigos y mi abuelo me llevaba a Las Dehesas Pasar por ese monte con la figura del Pico ChoMarcial ya me hacía soñar. Luego enfoqué mi vida al  deporte, en concreto al fútbol, pero siempre que podía salía a la montaña. Como anécdota te diré que me iba a la península y en los refugios buscaba cobertura para, con aquellos teléfonos grandes o bajando al pueblo más cercano, poder conectarme y planificar las pretemporadas o estar al tanto de fichajes, etc. Llegó el momento en que me di cuenta que tenía que cambiar mi vida y hacer lo que realmente me gustaba. Dejé el fútbol de forma radical a eso de los 38/40 años y me dediqué  al montañismo (me encanta el alpinismo) excusa perfecta para viajar y ver mundo”. 

 

Cuéntanos, ¿qué aporta a tu vida la práctica de este deporte?

“Pues como te comenté antes, la montaña en todas sus versiones (senderismo, trekking, escalada, alpinismo,…) me permite viajar  que es una gran pasión, conocer mundo, culturas, paisajes,… en definitiva,  se complementa con mi profesión de geógrafo y puedo transmitir todos esos sentimientos y conocimientos mejor a mis alumnos. Además, la montaña te proporciona una forma de vida diferente y aunque los valores hoy estén cambiando (mal uso de los espacios naturales, afán de protagonismo en redes sociales, etc.), esta actividad está relacionada con los valores de respeto al medio natural, a la no competitividad, al respeto y compañerismo, a hábitos saludables,…rasgos todos con los que quiero convivir”.

 

Has practicado este deporte en innumerables lugares tanto nacionales (Picos de Europa, Sierra Nevada, Gredos,…) como fuera de nuestro país (Alpes, Kilimanjaro,…) ¿Cuál es el paraje que más te ha sorprendido por su belleza o dificultad? 

“Por la belleza es difícil, hay tantos…tal vez señalaría de lo que conozco al Macizo del Condoriri (Andes) y también  al Salar de Uyuni (Bolivia) y el desierto de Merzouga. Por su dificultad y belleza, sin duda la zona del Karakorum ( Pakistán”).

 

Hablando de nuestro propio hábitat ¿consideras que los canarios conocemos bien esos recónditos y bellos parajes existentes en nuestras islas? ¿qué lugares relacionados con el senderismo y el montañismo, dirías que son imperdibles para cualquier persona de la tierra?

“Respecto a la primera cuestión, te diré que en mi opinión no sólo no se conoce sino lo que es más importante, no se entiende ni respeta todo lo debido, lo que es el medio natural canario. Ahora, con el tema de las redes sociales y los nuevos modismos, parece que la gente sale más a la naturaleza pero lo hace enfocándola mal, sin valores ni conocimiento con todos los problemas que en mi opinión  está acarreando.

En cuanto a recomendar lugares, es algo muy difícil y los gustos van por barrios. Es un problema citar lugares que luego se ponen de moda. Un ejemplo  de masificación y descontrol lo tenemos en las famosas “Ventanas de Güímar” o en el más reciente hecho de la cascada de Lomo Morín que ha sido cerrada. Por citar uno que está controlado, te diré que mucha gente habla del Teide, pero la zona y cráter de Pico Viejo, sobre todo en invierno, y su  desconocida cara norte  son lugares de una belleza terrible”.

 

No sé si has podido recuperar tu actividad después de estos tiempos tan complejos que nos está tocando vivir, y cómo ha sido esa vuelta en todo caso,… ¿algún reto especial en mente para los próximos meses?

“Pues sí. La verdad es que me he confinado en el medio rural y por ahí he tenido ventaja. Estos días ya hacemos bici, escalada y algún pateo para nuestros planes de verano que hemos cambiado. Pensábamos viajar al Himalaya indio pero habrá que dejarlo para el año que viene. Por de pronto, me voy el 20 de julio a los Alpes y luego tengo pensado el Naranco de Bulnes y el Elbrus”.

 

¿Algo más que añadir?

“Si, darles las gracias a ti y a este medio por acordarse de mí y desear  y mandar un mensaje a todos: en nuestras manos está el proteger y disfrutar de la mejor manera de nuestra naturaleza dejando a nuestros hijos el mejor de los futuros”.


Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.    Ver