Iván Oramas: dejando huella

en MIRA - DEPORTES el .

Dentro del deporte amateur y de base tenemos una gran cantidad de personas que con un trabajo arduo, serio, disciplinado y, en la mayoría de las ocasiones, basado en una buena formación previa a sus espaldas, se encargan de encauzar a los niñ@s y los no tan niñ@s, bajo las premisas y objetivos que debe inculcar el deporte. No es una labor sencilla la que tienen entrenadores y asistentes del deporte de base y amateur. La gran mayoría tienen sus ocupaciones y preocupaciones diarias, pero cada día acuden a las distintas canchas, pabellones, campos de entrenamiento con la esperanza de contribuir en la mejora de sus pupilos.

El caso que nos ocupa es uno de ellos. Iván Oramas es todo un  currante del baloncesto, deporte que le cautivó hace ya unas cuantas décadas y al que dedicó horas y horas como jugador y espectador, y desde hace ya unos cuantos años le dedica como técnico.

Iván fue uno de las piedras angulares del proyecto del Dadarmo de Güímar, al que junto con un grupo de soñadores como él, han puesto en el mapa del baloncesto provincial y regional, recuperando el brillo que antaño Güímar tuvo en este deporte. Una cantera cada vez más numerosa y bien formada y un primer equipo disputando las primeras plazas de la categoría 1ª autonómica dan fe de ello.

Quisimos que Iván nos contase cómo han sido estos últimos años de su trayectoria en los que, por distintas cuestiones, ha tenido la oportunidad de vivir diferentes experiencias y que por donde ha ido pasando, ha dejado una huella indeleble.

Iván dejaba la pasada temporada el Dadarmo Güímar y nos quiso contar las razones: La temporada 2017/2018 dejo la coordinación deportiva del Dadarmo, después de toda una vida dedicada al baloncesto de mi querida ciudad de Güímar. Fue una dura y muy meditada salida por estrictos motivos personales, a sabiendas del fuerte crecimiento que había experimentado el club durante las tres temporadas anteriores y de la imposibilidad de poder dedicar el tiempo que requería para poder continuar en el notable ascenso que estaba teniendo. Al respecto, doy gracias a toda la junta directiva por la comprensión para con mi decisión, y los felicito por la gran labor que están haciendo de la mano de David Hernández, y como no, de Sergio Marrero y Saúl Reyes. Mis mejores deseos y que sigan luchando por poner el baloncesto güimarero en lo más alto en todas las categorías posibles”.

El C.B. Tacoronte de 1ª autonómica, sería el destino del preparador güimarero la pasada temporada, un curso que desde el principio se complicó en exceso con multitud de circunstancias negativas: “No quería dejar de entrenar, así que con la limitada disponibilidad que tenía me puse en contacto con algunos clubes a los que tengo que agradecer que me abriesen las puertas sin dudarlo. Finalmente fue el Tacoronte, de la mano de su coordinador Luis Alberto, quien me propuso dar un salto de categoría y hacerme cargo del equipo de 1ª división autonómica masculina del club. Aunque esta no era mi idea inicial, me sedujo la proposición no solo por la filosofía del club, sino por poder contar, de inicio, con un grupo de jugadores muy jóvenes pero de una alta calidad. Efectivamente tuvimos un inicio de temporada muy complicado, perdiendo al jugador referencia, no solo del equipo sino, me atrevería a decir de la categoría, Imo Camejo, que tras el primer encuentro de liga, fue llamado a formar parte del CB Aridane de EBA (este año continua en esta categoría en Melilla y desde aquí desearle toda la suerte del mundo). En la quinta jornada tuvimos otro duro contratiempo ya que en una jugada fortuita en la disputa por un balón, se lesionó en el hombro otro de los referentes del equipo, Nico Martín. Tuvo que pasar por quirófano y se perdió el  resto de la temporada (por suerte Nico está de vuelta esta temporada demostrando un enorme espíritu de sacrificio y sobre todo, que es un jugador comprometido y con una calidad humana envidiable).  Tras la lesión de Nico, varios jugadores decidieron abandonar la disciplina del club y dar un paso a un lado, por lo que afrontamos el resto de temporada cubriendo muchas plazas con los jugadores del equipo de 2ª autonómica junto con los jugadores del primer equipo que estuvieron comprometidos hasta el último minuto: Ádam Lugo, Artemi Hernández, Raúl Gutiérrez, Marcos Ledesma, y Aarón Camejo. A todos ellos mi enorme agradecimiento, porque pese a los numerosos inconvenientes, y a lo duro de la temporada, siempre lo dieron todo en la cancha. No hay palabras para agradecerles lo que han sido capaces de soportar y demostrar”.

Iván en todo caso quiere extraer lecturas positivas de esta dura temporada, que es una experiencia más de la que extraer nuevos aprendizajes: “Tengo que agradecer al CB Tacoronte la oportunidad, y me llevo en la mochila varios recuerdos, pero especialmente el de haber contado con el apoyo del club en su totalidad, especialmente el de su coordinador, y el de su presidente, Marcos Almenar, quienes nunca dudaron del trabajo que realizaba y me mantuvieron en el puesto a pesar de los resultados. El balance de la temporada no fue bueno, pues quedamos en la última posición y a su término, no puedo negar que me planteé la posibilidad de tomarme un respiro por alguna que otra temporada. Pero a pesar de todo, y tras analizar bien todo lo sucedido, en lo personal, ha sido una de las temporadas en las que más he aprendido y de las que se sacan muchas conclusiones positivas. Así que estoy contento por el balance general, a pesar del resultado, ya que fuimos conscientes de lo que hacíamos y en la categoría que lo estábamos haciendo”.

Ahora comienza una nueva etapa en el histórico Santo Domingo, en el que entrenará al equipo de categoría cadete. El técnico güimarero encara una nueva experiencia con toda la ilusión del mundo: “Ronald Gómez, coordinador del Santo Domingo, contactó conmigo para plantearme la posibilidad de entrar a formar parte del club y dirigir algún equipo. Tratándose de un club puntero en cuanto a equipos de formación no solo en Tenerife, sino también fuera de la isla, y tras analizar junto a mi familia la oferta, no lo dudé, y en este curso, seré el primer entrenador del equipo cadete masculino, que competirá en la liga autonómica recientemente creada por la Federación Canaria de Baloncesto. Este es un equipo con un grupo de jugadores con un buen trabajo detrás, pero que deben afrontar este año cadete y los años junior, enfocados en la mejora constante a fin de que el salto a la edad senior les permita seguir mejorando y disfrutando de este deporte al mayor nivel posible. Nuestro primer objetivo deportivo es pasar el corte de esta primera fase entre los cuatro primeros clasificados, a fin de poder seguir compitiendo por conseguir alguna de las plazas que de acceso al campeonato de Canarias de la categoría. Pero sabemos que no será nada fácil, y trabajaremos cada semana para que el 2 de febrero podamos cerrar esa primera fase en el mejor puesto posible. Debo señalar la grata acogida que he recibido en el club, y lo fácil que lo han hecho para adaptarme a la dinámica”.

Iván Oramas compaginará su labor en el Santo Domingo con el cargo de entrenador del C.B. Pozo de la Virgen de Candelaria, en lo que es un botón de muestra más del amor que siente por este deporte: “Efectivamente. Me haré cargo del equipo de 1ª insular masculina. Llego de la mano de Reinaldo Triviño y la idea es seguir disfrutando del baloncesto senior junto a un buen grupo de amigos. La idea es que Candelaria retome la categoría con ánimos de continuidad”.

Y así se cuentan estos últimos años de una trayectoria anónima para el gran público, pero al mismo tiempo envidiable por las experiencias sumadas, y por la huella dejada. Una historia como la de tantos otros técnicos que cada día dan lo mejor de sí mismos, contribuyendo a engrandecer su deporte. Iván quiso despedirse, dando las gracias a su  querido baloncesto: “Le tengo que dar las gracias al baloncesto por querer, después de más de 25 años en los banquillos, seguir contando conmigo. Tengo mucha ilusión y también ganas de seguir aprendiendo y mejorando… en ello estamos”.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.