Félix Fumero, jugador del C.B. Icocia de Arafo

en MIRA - DEPORTES el .

Toda una vida dedicada al baloncesto alumbra a Félix Fumero. Sus primeros pasos fueron en la actividad extraescolar que se ofertaba en el colegio Julián Zafra de Güímar, participando en los Juegos Escolares de la modalidad. De ahí pasó al mítico C.B. Chimisay donde permaneció 15 años, pasando por todas las categorías de formación y llegando al primer equipo senior donde aportó su granito de arena para ascender a 1ª autonómica. Sendas experiencias de un año en el Caja Rural San Matías y el C.D. Los Ángeles, fueron la antesala de su llegada al C.B. Icocia de Arafo en la temporada 07-08, donde permanece desde entonces sentando cátedra cada fin de semana desde la posición de base, donde desarrolla un juego de muchos kilates en el que la prioridad es encontrar la mejor opción para sus compañeros, siendo capaz también de asumir un papel anotador cuando la situación lo requiere.

Nada menos que trece años ya en el C.B. Icocia de Arafo, ¿qué has encontrado allí para mantenerte tantos años en el equipo?
“Sobre todo compañerismo desde el primer día que llegué; me vi apoyado por jugadores que ya conocía de Güímar, y los que no conocía me acogieron fantásticamente. Hay un gran ambiente dentro del equipo, aunque con el paso de los años se han ido marchando grandes jugadores y mejores amigos, que se les echa de menos dentro de la cancha y sobre todo en los post-partidos”.

Después de algunos cambios en la plantilla con respecto a temporadas anteriores, lo cierto es que el equipo sigue peleando entre los mejores de la categoría, lo que no sé si era algo esperado ¿cuál es el objetivo en esta recta final de temporada?
“La verdad es que no lo esperaba. Esta temporada han dejado el club varios jugadores importantes, no solo por su veteranía sino también por su juego. Las incorporaciones han sido bastantes y se ve que se están adaptando bien al juego del equipo. El objetivo ahora mismo es intentar meternos entre los tres primeros clasificados, para poder jugar la liguilla por el título de la categoría, objetivo que a principio de temporada, si te soy sincero, no me pasaba por la cabeza, pero se ve que las cosas están funcionando”.

Llevas muchos años ligado al baloncesto ¿no te ha picado el gusanillo de entrenar y transmitir tus conocimientos en las categorías de formación?
“La verdad es que no. Hace unos muchos años entrené a un grupo de niños en edades de infantil en C.B. Chimisay y me pareció una experiencia muy buena, pero yo en esa época era un niño también y solo quería estudiar y jugar al baloncesto, y el entrenar a niños me quitaba mucho tiempo. A lo mejor cuando deje de jugar y eche de menos este deporte, me lo planteo”.

“El compañerismo y el gran ambiente existente en el equipo es lo que me ha mantenido aquí todos estos años”

Según tu punto de vista, ¿cómo ha sido la evolución del baloncesto durante el tiempo que llevas en activo?
“Como todo en la vida, sino evolucionas estas perdido. La verdad es que la veo bien, es otro tipo de baloncesto más físico, más rápido y sobre todo más espectacular. Pero también pienso que el baloncesto es mucho más que todo eso, la cabeza también manda y mucho. Y si te falta cabeza, de nada sirve todo lo demás, pero como en la vida misma. Según lo veas, para los amantes de esta forma de jugar te dirán que es una buena evolución y para los que añoran la forma de jugar de los años 80 y 90 te dirán que no es el camino”.

Aunque el basket sigue creciendo en licencias y seguimiento, lo cierto es que cada vez le cuesta más al jugador nacional, y en este caso canario, llegar a las categorías de élite ¿a qué crees que es debido?
“Desde mi punto de vista, todo esto es debido a que hoy en día, no solo en el baloncesto profesional sino que en el resto de deportes, lo que manda es el dinero y para conseguirlo hay que tener títulos. Los club canarios trabajan bien las categorías inferiores y sacan buenos jugadores (como hemos visto en la última minicopa del Rey), pero a la hora de llegar a dar el salto al profesionalismo son pocos los entrenadores que tienen los bemoles para darles una oportunidad. Prefieren hacer fichajes foráneos a base de talonario que muchas veces no salen tan rentables como quisieran. Deberían de darles la oportunidad y minutos a más chicos de la cantera, que seguro que a ilusión y ganas no les va a ganar ningún jugador extranjero”.


Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.    Ver