“El enfermo de cáncer es vulnerable y lo es aún más en esta pandemia”

en Te interesa el .

Náyade García Marrero es Consejera Provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer, Presidenta Comarcal en el Sureste de Tenerife y Secretaria de A. MU. VA. Después de esta presentación, nadie diría que Náyade puede sacar tiempo para atendernos y mostrarnos la labor que realizan sus asociaciones, pero así es.

Náyade, antes que nada le pido disculpas porque se me quedó en el tintero el pasado mes de marzo, en el especial dedicado a la mujer que realizamos con todo el cariño, titulado “Mujeres que suman”. De las personas que he conocido en estos 16 años de andadura, usted es de las mujeres que más suman sobre todo por su labor en la Asociación Española contra el Cáncer, ¿nos podría explicar cuáles son las funciones y acciones de la asociación?
Ante todo agradecerte que me des la oportunidad de hablar de la labor de la Asociación Española Contra el Cáncer. Somos una organización sin ánimo de lucro formada por pacientes, familiares, voluntarios, colaboradores y profesionales. La Asociación Española Contra el Cáncer, AECC, tiene como fin primordial la lucha contra la enfermedad del cáncer; trabajamos por y para los pacientes de cáncer y sus familias, tratando de disminuir el impacto causado por esta enfermedad y tratando de mejorar la vida de las personas.
Constituimos un gran equipo con un único fin y unos mismos objetivos, promoviendo la participación ciudadana en la lucha contra el cáncer. Trabajamos con total integridad, buscando la máxima eficiencia en cada una de nuestras acciones.
Actuamos con libertad ante cualquier organismo e institución de carácter político, económico o religioso para defender los intereses de los afectados y la sociedad frente al cáncer.
Estamos firmemente comprometidos con el apoyo y el servicio al paciente y sus familiares, con la educación para la prevención y con el impulso a la investigación. Trasladar a la ciudadanía la prevención ante la enfermedad es fundamental para la AECC. Un porcentaje muy importante de enfermedades se podría prevenir siguiendo una forma de vida adecuada. La prevención es fundamental. Ofrecemos charlas de deshabituación tabáquica y para la adquisición de hábitos saludables.

Aunque la enfermedad data de 3000 AC, detalle que quizás era desconocido para muchos entre los que me incluyo, ¿no cree que quizás estamos destinando pocos fondos a una enfermedad que se cobró 10.000.000 de muertes en el 2020, en todo el mundo?
Desde mi punto de vista creo que no se invierte lo suficiente, ya que 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 2 hombres desarrollarán cáncer en España. Gracias a la investigación, la supervivencia en cáncer se ha incrementado un 20% durante los últimos 20 años. Esta mejora en los resultados proviene del desarrollo de nuevas herramientas de diagnóstico precoz y tratamientos más específicos y eficaces.
Mucha gente no sabe que nuestra asociación tiene una Fundación Científica, que cada año convoca públicamente ayudas para proyectos de investigación en cáncer. Desde el año 2014 se han invertido 79 millones de euros en 401 proyectos que investigan las distintas fases de desarrollo de un cáncer desde la prevención hasta la metástasis, en 141 centros de investigación. Desde nuestra fundación científica promovemos el talento y apoyamos la estabilidad en la carrera profesional de los investigadores, fomentamos la investigación en el entorno clínico y facilitamos la participación de investigadores españoles en consorcios internacionales. Además, incluimos una nueva línea de ayudas destinada a impulsar la investigación en cánceres poco frecuentes.

¿Ha dificultado el COVID 19 a la detección y tratamientos de cáncer?
El enfermo de cáncer es vulnerable y lo es aún más en esta pandemia. El COVID ha agravado una situación de vulnerabilidad previa que ya venían viviendo muchas personas con cáncer. Los pacientes con cáncer que sufren las dos pandemias: de la que se habla (COVID) y la silenciosa que es el cáncer. En esta tercera ola, la situación de emergencia en cáncer apenas ha mejorado. Desde el punto de vista psicológico, la pandemia aumentó el impacto emocional y durante el confinamiento el 34% de los pacientes desarrolló ansiedad o depresión. En diciembre, este porcentaje había subido al 41%.
Los retrasos sanitarios es otro de los aspectos que más preocupan durante la pandemia y es que, durante la primera ola, 1 de cada 5 pacientes no se ha diagnosticado o se ha diagnosticado tarde, con lo que esto supone para la supervivencia.Desde la Asociación, se ha hecho un llamamiento a las administraciones públicas para que ayuden a paliar el efecto de esta crisis poniendo en marcha las medidas detalladas en el estudio mencionado sobre el impacto de la pandemia en personas afectadas por el cáncer para afrontar los distintos retos que exige la situación actual de las personas con cáncer y sus familias.

La AECC a parte de subvenciones necesita donaciones para poder seguir ayudando a los pacientes oncológico, ¿cómo se puede ayudar a la asociación?
La gente es muy generosa. Nosotros tenemos una causa importante y muy cercana. La sociedad contribuye a la financiación, los voluntarios y los socios nos apoyan con regularidad en nuestras acciones. Todo conduce a un cierto reconocimiento social que permite desarrollar la actividad de la mejor forma posible y llegando a la mayor cantidad de enfermos y familiares. Somos una entidad privada de carácter benéfico asistencial, sin ánimo de lucro, y actualmente, algo más de un 9% de los fondos que recibimos procede de herencias y legados. Hay muchas formas de ayudar y todas, absolutamente todas, suman a la lucha contra el cáncer.
Otra de nuestras fuentes de ingreso son los socios; disponemos de diferentes canales para solicitar el alta como socio, como por ejemplo llamando al servicio de atención al socio 900 900 939 (disponible las 24 horas los 7 días de la semana) o en nuestra página web: https://www.aecc.es/es/colabora/hazte-socio.
Otra forma es la de transformar tu empresa en una empresa solidaria, sólo tienen que elegir la fórmula que mejor se adapte a su empresa.
También pueden hacer un donativo o una donación puntual; tú eliges la cantidad. O por medio de un convenio de patrocinio (patrocinando un evento organizado por AECC).

Una de las funciones de la asociación es la ayuda más que necesaria a los familiares del paciente, ¿cuénteme un poco en qué consisten estas ayudas?
Cuando una persona es diagnosticada con cáncer, cambia su vida, pero no solo la suya, sino también la de los familiares y amigos más cercanos. Esto es algo que la AECC tiene muy en cuenta y por ello, cuenta con varios programas y ayudas enfocados a dar apoyo a estos familiares y personas queridas.
Las ayudas que la AECC ofrece al paciente de alguna manera repercuten también en la familia, ya que intenta cubrir todas las necesidades que un paciente oncológico pueda conllevar.
Entre ellas se encuentra el apoyo psicológico, tanto al paciente como a la familia, con la que se ayuda a afrontar el diagnóstico y las pruebas médicas, controlar la ansiedad y mejorar el estado de ánimo, tolerar y mejorar los tratamientos, paliar los efectos secundarios, ayudar a la familia a mejorar la comunicación con el paciente y afrontar el duelo.
La segunda es la atención social; el cáncer no es solo una enfermedad, tiene un importante impacto social: en las relaciones, en la familia, en el trabajo,… estamos aquí para ayudar a hacer frente a esos cambios. La enfermedad puede suponer un coste económico importante, conllevar repercusiones a nivel laboral o en las relaciones familiares. La atención social trata de apoyar al enfermo de cáncer y su familia mediante la gestión de ayudas económicas con diferentes recursos sociales, ayuda a domicilio, asistencia, participación y formación, gestión gratuita de recursos técnicos, de prótesis mamarias, pelucas, etc. También préstamo de material ortoprotésico como sillas de ruedas, cama articulada, etc., tramitación de servicios jurídicos, trámite de pensiones.
La tercera es una ayuda de acompañamiento y apoyo, con la finalidad de que el paciente de cáncer nunca se sienta solo, ofreciéndole alguien con quien hablar o facilitar el contacto con otras personas que estén pasando por una situación similar. Ayudamos y relevamos al cuidador acompañando al enfermo a sus tratamientos cuando el familiar no puede.

En otro orden es usted la Secretaria de A.MU.VA que es por lo que nos conocemos nosotros, ¿le puede contar a nuestros lectores a que se dedica la asociación?
Nuestra asociación trabaja por todas aquellas iniciativas y acciones destinadas a impulsar el asociacionismo como instrumento para lograr la plena participación e igualdad de hombres y mujeres, mejorar la respuesta de la sociedad frente a la igualdad y la violencia de género. El propósito de nuestra asociación es impulsar y promover la participación de las mujeres en todos los ámbitos y el emprendimiento mediante un proceso de motivación, formación y acompañamiento. Impulsar, promover, fomentar y desarrollar valores y aptitudes, en un espacio dedicado a ellas mismas, ayudándolas a disminuir el impacto del estrés diario y dotándolas de herramientas específicas para tratar situaciones que viven en su día a día.
Las actividades que desarrolla nuestra asociación son tanto actividades formativas/educativas como lúdico/recreativas. Realizamos actividades que permiten a las mujeres establecer y desarrollar habilidades sociales e individuales, a fin de alcanzar un óptimo desarrollo personal, con capacidad de creación, de expresión y de habilidad manual. Con ello se facilitan estrategias para el empoderamiento personal, desarrollando una autoestima saludable, auto-confianza y auto-eficiencia. Además de aprender a regular sus emociones y comunicarse de forma asertiva, conociendo sus propias habilidades y dando valor a las mismas como medio de integración social y cultural

¿Ha influido mucho el COVID en las actividades de la asociación?
Nuestro principal objetivo es siempre buscar el bienestar de las mujeres que atendemos y ello a pesar de trabajar en un año diferente a causa de la pandemia. No obstante lo hemos intentado. Si alguna vez hemos necesitado recordar que vivimos en un mundo interconectado, el nuevo coronavirus lo ha hecho. Nos hemos tenido que ir adaptando a las circunstancias que impone esta crisis sanitaria adoptando protocolos internos para trabajar desde casa y garantizar la atención a las mujeres que lo solicitaron. Algunos de los talleres y actividades fueron cancelados y otros pudieron realizarse de forma telemática.

¿Recibe la Asociación de Mujeres del Valle suficiente apoyo de la corporación municipal actual?
Nuestra asociación desde sus comienzos en el año 2000 ha colaborado con todas las corporaciones sin ningún problema, y siempre nos han respetado y apoyado; y la corporación actual con su concejal de Servicios Sociales y la de Igualdad también. Nosotras solemos participar siempre que podemos en la Fiesta San Antonio Abad (con elaboración de enrames para los arcos), Día de Canarias, Fiesta del Gofio (con la elaboración de postres para ser degustados por los asistentes), Fiestas de San Pedro (con una exposición de los trabajos realizados por las alumnas durante el año), Fiesta del Socorro (con la elaboración de postres de gofio para La Fiesta de las Tradiciones) y en el Día de La Concepción (elaborando las mistelas para su degustación por todos los asistentes).

Es inevitable, cuando hablamos de mujeres, mencionar la violencia de género, con cifras que le siguen poniendo a uno los pelos de punta, ¿cree que se están poniendo suficientes medios para erradicar esta lacra?
Queda todavía mucho por hacer. Partamos de la premisa de que todas las medidas posibles para luchar contra la violencia de género son siempre necesarias, y tras ver a diario el gran número de mujeres en nuestro país que sufren esta lacra, son más que urgentes; por lo tanto preguntarnos si las acciones hasta ahora llevadas a cabo para erradicar este problema social son insuficientes mi respuesta es SI. Todo suma, y medidas bien aplicadas más.
La violencia de género es una pandemia en la sombra, tan devastadora como la de coronavirus, por lo que necesita trabajadores de primera línea con un marco legal adecuado para ponerle fin. Los perpetradores del maltrato pueden valerse de las restricciones implantadas debidas a la COVID-19 para ejercer poder y control sobre sus compañeras a fin de reducir aún más su acceso a los servicios.
Por otro lado, me preocupa la violencia de género ejercida por los jóvenes. Por lo general, asociamos la violencia de género a las relaciones entre personas adultas, como consecuencia, probablemente, de una mayor duración de las relaciones. Sin embargo, el 90% de los jóvenes ha admitido ejercer violencia de género sobre su pareja, manifestada en forma de insultos, celos compulsivos, humillaciones, control del móvil, etc. Por ello creo que está claro que algo falla cuando, a pesar de la multitud de acciones que se intentan llevar a cabo, sigue habiendo estas tasas tan altas de violencia de género entre adolescentes.

Náyade, hablando de igualdad, la sociedad “ha conseguido” luchar para que las mujeres sean escuchadas. Han salido a la luz las atrocidades por las que tenían que pasar las actrices de Hollywood; se ha conseguido que en los partidos políticos tenga una presencia importante la mujer; se sigue luchando por la igualdad de salarios en puestos de la misma categoría profesional,… aún queda mucho por hacer pero nos vamos al otro lado de la balanza y vemos a un señor cantando reggaetón con letras denigrantes que es lo que escuchan nuestros hijos, ¿qué estamos haciendo mal?
Creo que estamos potenciando una publicidad en los medios de comunicación que no ayuda para nada a acabar con los estereotipos de género. Necesitamos encontrar un camino hacia una igualdad real y efectiva. Trabajar en igualdad es una responsabilidad de todas las personas y de todas las entidades, no sólo de las entidades sociales o los partidos políticos.
Multitud de expertos en la materia coinciden en afirmar que una educación basada en la igualdad desde edades tempranas es una de las principales claves para abordar las considerables disparidades que existen entre hombres y mujeres en numerosos ámbitos de la sociedad.

Sabes que “El Pregonero” es tu casa. Si tienes algo que añadir este es tu momento.
En la AECC tenemos un teléfono de atención al enfermo y su familia “INFOCÁNCER” que es un servicio pionero en Europa puesto en marcha por la AECC. Se trata de un servicio de atención a pacientes y familiares 24 horas durante todos los días del año, con el objetivo de proporcionar de forma ininterrumpida y a nivel nacional, información, apoyo y asesoramiento médico, psicológico y social sobre cualquier aspecto relacionado con la enfermedad. El 62% de las personas que utilizan el servicio son pacientes y familiares.
En Santa Cruz de Tenerife nos encontramos en Edificio Banco Santander planta 7, C/ San Francisco, 5, Santa Cruz de Tenerife, de lunes a viernes en horario de mañana teléfono: 922276912 y en Güímar en nuestra sede comarcal en Avda/ Obispo Pérez Cáceres, 18 (Antigua Fonda Medina), lunes 10:00 a 12:00 y jueves de 17:00 a 19:00 horas y en el teléfono 619836154.

 

By Juan Carlos González


Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.    Ver