Un emotivo pregón inicia las Fiestas Patronales de San Pedro Apóstol 2019

en GUIMAR el .

En la noche del domingo, el Espacio Cultural Los Ángeles ‘ECLA’ acogía la lectura del pregón de las Fiestas Patronales de San Pedro 2019, de la mano de don Juan Manuel Pérez González, evento dirigido por Juan Carlos Armas, presentado por Marta Mallorquín y el cual contaba con la magnífica actuación del grupo local Atabal.

Las primeras palabras de este acto las brindaba el alcalde del Excmo. Ayuntamiento de Güímar, don Airam Puerta que, tras agradecer la asistencia de todos los presentes, invitaba «a todos a celebrar las fiestas de una madera moderada, tranquila, en alegría, en armonía con todos sus familiares… Son las fiestas principales de nuestro municipio, y, por supuesto, espero y deseo que sean de la alegría de todo el mundo».

Entre otras cuestiones, sobre el pregonero destacaba su capacidad observadora… «En la torre de San Pedro hay un famoso azulejo que lleva más de 80 años allí, y él ha sido la única persona que se ha dado cuenta que tiene un fallo», considerando «un orgullo y un placer que haya sido nombrado y propuesto para que sea el pregonero de estas fiestas de San Pedro» – concluía el regidor.

Don Juan Manuel Pérez cuenta con una extensa formación y experiencia profesional, siendo arquitecto técnico por la Universidad de La Laguna, Premio Nacional de Innovación Educativa con Mención Honorífica 2005, concejal delegado de Obras, Urbanismo y Tráfico del Ayuntamiento de Güímar de 1987 a 1991, integrante de la Comisión de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Güímar, así como profesor de Enseñanza Media; cabiendo destacar  el centenar de artículos de costumbres y tradiciones que ha publicado en conocidos medios como El Día, Diario de Avisos y El Cañizo, colaborando durante 8 años en numerosos programas de la emisora local TeleValle.  Asimismo, ha participado en libros tales como ‘La Danza de Cintas de Güímar’, ‘La Viajera Peregrina por los pueblos de Tenerife’ y ‘Homenaje a la Parroquia de San Pedro Apóstol’, destacando la autoría del denominado ‘Los San Antonios de Los Majuelos’, del que destinaria el importe de sus ventas a la restauración de las pinturas murales de la Capilla de San Pedro Abajo, un gesto que muestra su involucración para con el municipio.

Su conocimiento y cariño en cuanto a la historia y las tradiciones del municipio de Güímar se denotaron en cada palabra expresada, volviendo a deleitar a los asistentes, como había hecho en su pregón de la Semana Santa 2018, con fotografías de distintas épocas realizadas por él mismo.

En esta ocasión, y tras su agradecimiento por brindarle la oportunidad de tal acontecimiento, el hilo conductor de su lectura tomaba de referencia la propia física aristotélica, recogiendo en los cuatro elementos de la naturaleza paralelismos que se contemplan en el municipio. Tierra, «desde las tierras secas y áridas del sur, desde el barranco de Herques, hasta las altas cotas que marcan profundamente nuestras señas de identidad, Izaña y el Pico de Cho Marcial». Agua, «un elemento que fue y es sustancial para la vida en nuestro pueblo. El líquido cristalino que corre por nuestros canteros, y es tan necesario para el cultivo y la supervivencia. Salía de manantiales y circulaba libremente a lo largo de los Barrancos del Río, Badajoz y Chinguaro, lugares donde se establecieron los poblados guanches de nuestro Menceyato». Posteriormente, llega el «elemento común de San Antonio, San Juan y San Pedro, el fuego. Desde las ‘fogaleras’ de sus respectivas festividades, hasta el fuego que forma parte de nuestra idiosincrasia, el volcán, el cual entraba en erupción en 1705 y conformaba siglos después el barrio de Fátima». Sin olvidar la Bajada de la Virgen del Socorro en estos momentos, fuente de «emociones que se transmiten a través del aire, y «que lleva hasta nosotros tres grandes obras que nos dejó el Maestro Miguel Castillo: las suaves y evocadoras notas del Poema Sinfónico Las Noches del Valle, la emotiva Salve a la Virgen y el alegre pasodoble Al Socorro con el que acompañamos a Nuestra Madre camino de la mar. Un pueblo que respira el aire fresco de nuestros amaneceres o la tranquilidad del atardecer. Un aire que escucha y transmite el repique de nuestras alegres campanas, repiques que merecen ser reconocidos Bien de Interés Cultural».

En definitiva, a base de pinceladas finas dibujaba, como si de un cuadro se tratara, todo un recorrido por anécdotas, vivencias e historia que forman «parte de nuestra identidad», atrayendo los recuerdos más recónditos de los presentes; «un amor a la tierra que nos vio nacer y que llegó a nosotros a través de dos personas que llevamos en nuestro corazón, nuestros padres».

Tal y como recalcaba el pregonero, «Güímar es una ciudad alegre que une corazones y no permite que nada ni nadie perturbe su alegría, por lo es tiempo de llevar a San Pedro y a San Pablo a la capilla de San Pedro Abajo acompañados del pueblo, nuestra Banda de Música y del tajaraste que nos traen las castañetas, la flauta y el tambor de la Danza de Cintas» – invitando así a los asistentes a formar parte de estas esperadas fiestas.

 

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.