David Padrón: de casta le viene al galgo

en MIRA - DEPORTES el .

Como muchos de los que hoy en día dedican interminables horas dedicadas al running y al trail, David Padrón fue futbolista y además de los buenos. Un defensa central que tenía mucho criterio para sacar el balón jugado.

El boom del running no impactó de lleno en David, cuando dejó de jugar al fútbol, pero sí en otros miembros de su familia como su hermano Javi y su padre Tomás Padrón. Ellos dos, con el paso del tiempo, se iban a convertir en referencias de este mundillo para mucha gente. Y nuestro protagonista no iba a poder escapar de esa influencia: “cada reunión familiar se acababa hablando de alimentación, tiempos, pruebas…”, comenta con una sonrisa.
De esos comienzos hace ya cinco años en los que David, del Club Patea San Borondón, ha descubierto no solo una actividad que le llena física y emocionalmente, sino una nueva dimensión en la relación con los que son sus “compañeros” de viaje.

Tu hermano y tu padre llevan muchos años siendo referentes del running y trail en nuestras islas. Lo tuyo es más reciente, ¿era inevitable que acabases corriendo tú también, teniendo lo que tienes en casa?
“Era normal que acabara en este mundillo… tú imagínate que cada reunión familiar acabábamos hablando de entrenos, carreras, tiempos… al final acabas entrando quieras o no”.

Cuéntanos, ¿qué es lo que te está aportando el desarrollo de esta actividad?
“Sobre todo que durante el tiempo que estás dedicado a entrenar o participar en distintas pruebas, te olvidas de los problemas. Te metes de lleno en lo que estás haciendo y desconectas del resto de cosas”. “Mi padre y mi hermano son dos referentes importantísimos para mí”

¿En qué distancias te estás sintiendo más cómodo?
“La verdad es que no te podría decir ninguna en especial hasta el momento. Estoy haciendo todo tipo de distancias, aunque es cierto que en las largas me encuentro bien”.

¿Qué pruebas procuras no perderte, esas citas que son ineludibles en el calendario para ti?
“Especiales son todas, pero si hay una a la que le tengo un cariño especial es el GR130 de La Palma. Es una carrera benéfica donde recorres 150 kilómetros dando la vuelta completa a la isla, pasando por todos los municipios y recogiendo el cariño y apoyo de la gente. La organización es muy buena. Mientras pueda no faltaré a esa cita”.

El salir a entrenar y correr en las distintas pruebas en familia ¿lo hace todo más especial?
“Para mí son dos referentes importantísimos. Mi hermano por todos los logros que ha conseguido en forma de podios y de mi padre qué decir… es un ejemplo por todo lo que ha hecho en este mundillo. Así que por supuesto que hacer esta actividad con ellos lo hace especial, sin duda”.

¿Cómo te sientes al comprobar la estima y el reconocimiento que tiene tu padre casi a cada sitio donde va? Imagino que debe ser un orgullo muy grande…
“No es fácil de explicar todo el cariño y respeto que tiene la gente hacia mi padre, no solo en esta isla sino en el resto de Canarias. Se lo ha ganado a pulso. Siempre está ahí para animar, dar consejos o simplemente para ofrecer una sonrisa, que parece que no es mucho pero que dentro de una carrera dura, a veces te salva para no abandonar. La verdad es que estoy muy orgulloso de él”.


Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.    Ver