Covid-19: un cambio súbito en nuestras vidas

en Te interesa el .

Estamos en medio de una situación atípica, algo que hace tan solo unos meses hubiésemos considerado impensable, una crisis sanitaria global que está afectando nuestras vidas en todos los ámbitos. Un dicho tan manido como el de “la realidad supera la ficción”, adquiere el mayor de los sentidos en la situación actual.

Hay un sinfín de interpretaciones sobre este contexto: algunos quieren llevarlo a una confrontación política, otros a un nuevo orden mundial, intereses farmacéuticos, control tecnológico de la humanidad,…

En todo caso, al margen de teorías conspiranoicas, la realidad es que tenemos que aprender a convivir con esta situación hasta encontrar una solución que pueda devolvernos, de alguna manera, al estadio anterior en el que nos encontrábamos, una normalidad que quizás valoremos con más ilusión y entusiasmo cuando podamos recuperarla.

Hemos querido pulsar la opinión de varias personas, para conocer de primera mano cómo vivieron el confinamiento al que nos vimos sometidos hace unas semanas. Para todos ha sido una vivencia dura, aunque cada individuo la ha pasado de manera distinta: con periodos de más o menos optimismo, aprovechando para practicar habilidades olvidadas o aprender nuevas, para reformas en casa, consumo de ocio, readaptación de la actividad física, reorganización de la propia vida,… una etapa de la deberíamos poder extraer aprendizajes importantes para el resto de nuestra vida.

 

 

Les dejamos con el testimonio de cuatro personas con las que quizás, de alguna manera, puedan sentirse identificadas.

Juan José Melián, 58 años, Candelaria

¿Cómo ha llevado el confinamiento en casa? ¿Ha tenido algún tipo de organización horaria?

“Lo he llevado mejor de lo que pensaba… me adapté muy pronto a estar en casa. Quizás también ayudó el que mi casa es una planta baja y cuento con una amplia terraza. En cuanto a la organización horaria, te diré que si aunque no madrugaba. Me levantaba sobre las 10 h., hacía un poco de ejercicio y después labores de mantenimiento de la casa hasta la hora del almuerzo. Luego un poco de descanso, ver las noticias y luego seguía con el trabajo de mantenimiento hasta las 19 h. Luego ducha y a descansar”.

 

¿Considera que de estos meses tan complicados que nos está tocando vivir, extraeremos alguna lección? En ese caso ¿cuáles?

“Pienso y espero que sí. A valorar más la vida, la familia, el trabajo de mucha gente que nos ayuda, etc. También destacaría que somos más fuertes de lo que pensábamos. Debemos estar siempre preparados tanto para lo bueno como para lo malo”.

 

¿Ha descubierto o practicado en estos meses alguna nueva “habilidad”?

Sí, la paciencia al estar tanto tiempo en casa y sobre todo el bricolaje. Gracias al confinamiento he podido arreglar bastantes cosas que tenía pendientes en casa”.

 

 Sergio González, 33 años, Güímar

¿Cómo ha llevado el confinamiento en casa? ¿Ha tenido algún tipo de organización horaria?

“Al principio lo viví con mucha incertidumbre y bastante agobiado. Soy una persona muy deportista. La organización horaria ha sido responder emails de manera individual por mi labor como docente, desde la mañana a la noche y ver series/tele en los ratos libres, a su vez que haciendo actividad física en casa”.

 ¿Considera que de estos meses tan complicados que nos está tocando vivir, extraeremos alguna lección? En ese caso ¿cuáles?

“Ninguna lección he visto que la gente haya aprendido en lo que llevamos de crisis sanitaria. Si acaso creo que hemos mejorado en hábitos de higiene”.

 ¿Ha descubierto o practicado en estos meses alguna nueva “habilidad”?

“He retomado alguna que tenía abandonada como los malabares”.

 

Eladio González, 45 años, Tegueste

¿Cómo ha llevado el confinamiento en casa? ¿Ha tenido algún tipo de organización horaria?

Dentro de las circunstancias tan excepcionales lo he llevado bien. No he seguido ninguna organización  horaria específica. Quizás la única ha sido de cara a la realización de las tareas de mi hija”.

 ¿Considera que de estos meses tan complicados que nos está tocando vivir, extraeremos alguna lección? En ese caso ¿cuáles?

“Que todo puede cambiar en cuestión de minutos, que debemos valorar más las cosas cotidianas. Algo tan simple como salir a dar un paseo, visitar a la familia o amigos, entre otras muchas cosas a las que nunca le hemos dado la importancia que realmente tienen”.

 ¿Ha descubierto o practicado en estos meses alguna nueva “habilidad”?

“La verdad es que no”.

Luis Marrero, 44 años, Arafo

¿Cómo ha llevado el confinamiento en casa? ¿Ha tenido algún tipo de organización horaria?

“Lo he llevado bien. Yo tengo una tienda de alimentación de animales y hemos permanecido abiertos toda la cuarentena. Lo que si hicimos fue reducir la jornada, permaneciendo abiertos hasta las 13 h. Tuvimos la suerte de poder seguir trabajando. Por las tardes  si que hemos aprovechado para arreglar cosas en casa, reparar, pintar… en fin poniendo algo de orden en temas que normalmente no tienes tiempo. Y si, hemos seguido cierta organización horaria”.

¿Considera que de estos meses tan complicados que nos está tocando vivir, extraeremos alguna lección? En ese caso ¿cuáles?

“Pienso que con este período de tiempo, el mundo y la sociedad en general está cambiando y que ya nada va a volver a ser exactamente igual que lo que era antes. Es cierto que están variando muchas cosas y quizás no a mejor precisamente… debemos ser  más respetuosos con los demás, más solidarios y empatizar con el resto de personas porque dependemos todos unos de otros y el bienestar general de la sociedad, y de nuestra gente cercana (familia, amigos, compañeros) depende de nuestro comportamiento. Así que por un lado eso, que vivimos un proceso de cambio muy grande y por el otro que debemos ser más respetuosos y responsables con los demás y con nosotros mismos para que las cosas acaben saliendo bien”.

 ¿Ha descubierto o practicado en estos meses alguna nueva “habilidad”?

“Pues sí, a cultivar la paciencia porque no queda otra, y a disfrutar más de las cosas sencillas a las que antes no le prestábamos atención. Un simple juego de cartas en familia, un juego de mesa,  cosas que hacía tiempo que no practicaba y que hemos podido disfrutar. También le he dedicado tiempo a hobbys como la jardinería o la lectura”.

 

 

 

 


Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.    Ver