Asociación Folelé: un antídoto contra la soledad

en CANDELARIA el .

Parece irónico pero cada vez son más las personas que aseguran que a medida que crece la conexión tecnológica más crece también el número de personas que dicen sentirse solas. Y esta es una realidad innegable. En Canarias más de 60.000 personas mayores de 65 años viven solas y dicen, la gran mayoría, sentirse muy solas también. Si a esto le sumamos todas esas personas migrantes que no tienen familia y ni siquiera su cultura es la misma, jóvenes, personas divorciadas que atraviesan cambios importantes en su vida y no saben cómo afrontarlos…, el resultado es un problema que busca soluciones. Y es justo en este punto donde actúa la Asociación Folelé, una asociación que se encuentra ubicada en el municipio de Candelaria desde mayo del año 2017 y orientada, principalmente, a acabar con el sentimiento de soledad tanto en menores como en adultos, como así lo ha expresado Rafael Serichol, presidente de Folelé.

Folelé es una asociación que se crea para y por las personas. Simplemente, lo que intentamos es luchar contra la soledad existente en esta sociedad actual y para lograr este objetivo creamos espacios de encuentro entre personas, puede ser tanto para menores como para adultos o para familias. Lo que intentamos es que siempre haya un espacio donde la gente pueda dialogar, encontrarse, participar en actividades… Lo necesario para no estar de casa al colegio o de casa al trabajo y vuelta a empezar. Aquí llevamos a cabo actividades lúdicas suficientes como para que la gente pueda ir incorporándose a una actividad social.

¿Qué tipo de actividades realizan?
Muchas y variadas. Una de las características principales de esta asociación es que cualquier actividad que realicemos tiene una transversalidad medioambiental: o bien reciclar, reutilizar o, simplemente, no consumir en exceso. Todas nuestras actividades son participativas tanto con el Ayuntamiento o con el Cabildo ya que formamos parte de la Oficina de Voluntariado de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife y colaboramos en limpieza de distintos entornos o -en lo que se refiere a Candelaria- estamos presente en el Día Happy, en el día de “Tejer en público” o en otros talleres complementarios que se realizan.

¿Folelé abarca distintos campos de actuación durante todo el año?
Sí. Tenemos tres grandes áreas de trabajo. Una son los talleres de divertimento en los que, tanto en el local como en espacios públicos, la gente participa creando y reciclando, estos principalmente para niños. Para adultos se realizan talleres de costura o de cualquier manualidad. Otra de las actividades es la denominada “Los terceros viernes de Folelé”, lo que significa que cada tercer viernes de cada mes debatimos sobre un tema que está en el candelero en la sociedad. Con esto lo que pretendemos es que la ciudadanía no se haga una opinión sesgada en función del medio de comunicación que utiliza, sino que tenga la mayor cantidad de datos posibles y que, de forma libre, tome su propia decisión. Para ello siempre contamos con profesionales o personas extremadamente cualificadas para hablar del tema a tratar. Y la tercera área de trabajo es la que desarrollamos con el Ayuntamiento a través de las Mesas Comunitarias. También estamos involucrados en el proyecto “Envite 2030” que desarrolla la Universidad de La Laguna (ULL) conjuntamente con el Cabildo, orientado a los objetivos de desarrollo sostenible. En este sentido he de decir que se ha mantenido un trabajo con técnicos de la Unión Europea porque se ha escogido a Folelé como fuente de información, sobre la visión que nosotros tenemos de la ciudad.

¿Qué opina de la soledad, Rafael?
La soledad es un tema muy preocupante que cada vez afecta a más personas. La enfermedad mental y social que la soledad va creando es grave y cada vez es mayor. ¡Cuánto mayores son las ciudades mayor es el índice de soledad! Con lo cual cada vez es también mayor el número de personas afectadas por depresión u otras enfermedades similares. ¡Algo hay que hacer…!

¿De qué se nutre Folelé?
Prácticamente de nosotros mismos, los asociados, quienes pagamos una cuota mínima mensual. También recibimos colaboraciones puntuales del Ayuntamiento dependiendo de qué actividad realicemos.

¿Les ha cambiado la vida a las personas que forman parte de Folelé?
Sí, por supuesto. Cuando una persona está sola y se siente sola no tiene inquietudes y se queda en casa, esperando que el tiempo pase. Cuando alguien así se integra con nosotros, en nuestra asociación, le cambia la vida. Se siente acompañada y lo que más desea es participar, hacer, salir, ¡vivir!
-Se acercan las Navidades, fiestas que acrecientan este sentimiento de soledad y nostalgia. ¿Qué proyectos tienen?
-Hasta el día 13 estamos recogiendo juguetes para nuestra campaña. Recogemos juguetes que estén nuevos o que se puedan habilitar. No queremos, en absoluto, entregar a un menor un juego que no regalaríamos a nuestros propios hijos. Una vez que recogemos los juegos, en nuestro taller de reciclado los limpiamos y, si a alguno le falta alguna cosita que se pueda reparar la reparamos. Los días 16, 17 y 18 vendrán los padres a recoger los juguetes para entregárselos a los Reyes, dando prioridad (en primer lugar) a las familias que estén inscritas en Servicios Sociales del Ayuntamiento. Destacamos que son los padres los que escogen -de lo que esté expuesto en nuestro local-, qué regalos desean para sus hijos e hijas. De esta manera colaboramos con las familias que no tienen medios económicos. Los juguetes que queden serán vendidos en un rastrillo a un precio simbólico. Con el dinero recaudado comparamos el material que necesitamos para la Asociación.

Texto: Tere Coello

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.