Adrián García, entrenador del Club de Kárate Isa de Candelaria

en MIRA - DEPORTES el .

“Siempre es una gran responsabilidad trabajar con niños, porque es una edad de cambios y de mayor aprendizaje para ellos, pero es muy gratificante”

Con nada menos que unos sesenta alumnos, cuenta ya este club de kárate que desarrolla su actividad en el Gimnasio Dude de Candelaria, y que no para de dar satisfacciones a su entrenador Adrián García, y a los propios padres. A la indispensable formación que debe suponer todo deporte de base en valores de disciplina, respeto, trabajo en equipo,… se suman los francamente buenos competidores que están dejando muy alto el pabellón candelariero en las diferentes competiciones, insulares, regionales, nacionales e incluso internacionales.

Adrián nos cuenta los objetivos que tienen en mente en las próximas fechas “aparte de conseguir los títulos locales del campeonato de Canarias para clasificarnos y poder entrar en la selección canaria de kárate, también es a nivel nacional en todas las categorías participando en la Liga Nacional cuyos campeonatos se dividen en tres por categoría repartidos en toda la temporada, lo que nos permite llevar un entrenamiento específico compitiendo a un gran nivel”

Las ayudas para los desplazamientos son el gran caballo de batalla de los deportistas en nuestra isla, pero por suerte el club cuenta con diferentes apoyos “tenemos el apoyo de los padres y de cualquier ayuda económica para la causa, sean subvenciones, rifas… Nuestra ventaja es que el Ayuntamiento de Candelaria está apostando fuerte por el deporte y podemos contar con ellos y con nuestros compañeros del club para solventar estos gastos”.

Adrián tuvo la amabilidad de contarnos más cosas sobre la actualidad de este club, y el trabajo que están desempeñando.

Aunque el trabajo con niños/as es intenso y arduo, puede ser muy satisfactorio al mismo tiempo ¿qué es lo más gratificante de tu labor con los chicos/as del club?

“Es un trabajo muy intenso; siempre es una gran responsabilidad trabajar con niños, porque es una edad de cambios y de mayor aprendizaje para ellos y nuestra labor como profesores más allá del karate, es guiarlos por el buen camino y continuar la labor de los padres en la enseñanza, inculcándoles respeto hacia los demás, disciplina para saber desenvolverse en situaciones complicadas y mucho más que en el transcurso del tiempo como profesor te llena ver a esos niños como han crecido y el cariño que nos transmiten.

A nivel profesional también me ilusiona ver la mejora como karatekas dentro del club con la obtención de cinturones cada vez más altos y con el ambiente amigable que se respira en los entrenamientos. Por otro lado en las competiciones conseguir un ganador no es fácil y mantenerlo y llevarlo cada vez más arriba es un trabajo muy sacrificado con el alumno, que cuando consigue las metas fijadas y ves en sus caras reflejada la felicidad de conseguirlo, que te digan:“¡gracias entrenador, lo hemos conseguido!”, es una sensación muy bonita”.

Tienes ocasión de acudir a diferentes campeonatos provinciales, regionales, nacionales, etc ¿cómo ves el nivel del karate en nuestra isla?

“Por suerte participamos en todos los campeonatos que nos podemos permitir. Respecto al nivel de los karatekas canarios creo que siempre ha sido muy bueno incluso con la desventaja de la distancia que hay hasta la península que nos impide competir con mucha gente de un gran nivel por toda España. Pero lo llevamos en la sangre somos valientes y perseverantes con lo que queremos conseguir y eso es importante ya que no siempre se gana y hay que estar preparado para ello también”.

Hoy en día, los chicos tienen muchas actividades en las que invertir su tiempo. ¿Se hace complicado, en especial en la adolescencia, que los jóvenes se mantengan en la práctica de este deporte y los esfuerzos que conlleva?

“Hay todo tipo de personas y también hay varios tipos de entrenamiento. Seguro que han escuchado a mucha gente decir: “yo dejé el karate porque me aburría, siempre hacíamos lo mismo y no se pegan”.

Esas personas a lo mejor nunca se iniciaron en la competición y practicaron un karate más tradicional y por eso digo que hay todo tipo de personas: a unas que les guste el kárate tradicional y habrán otros que solo les guste la competición o la defensa personal, etc. Y de ahí la variedad de entrenamientos en los que cada uno entrenará lo que realmente le guste siempre y cuando se obtenga una base firme como karateka.

Dentro de los entrenamientos también podemos especializarnos en katas o  kumite     ( combate ).

En conclusión creo que nuestro club abarca todos los ámbitos que he comentado y para que los jóvenes se mantengan en un deporte como este, aparte de que les tiene que gustar, creo que al comenzar su entrenamiento o el camino a seguir, deberían ser orientados de lo que pueden hacer y todas las variantes que tiene este bonito deporte.

Además nos sentiremos bien físicamente y a nivel personal conseguiremos  mejorar el carácter y el espíritu, esto significa que seremos más gentiles, educados y respetuosos con los demás, cosa que todos queremos para nuestros hijos.

Las artes marciales están en auge en nuestra tierra. Siempre han tenido mucho seguimiento actividades como el kárate, judo, etc., pero se ha ampliado el abanico y encontramos muchos seguidores del  muay thai, kick boxing, … ¿A qué crees que es debido este creciente interés en las artes marciales en Canarias?

“El kárate siempre ha sido una disciplina marcial importante como muchos aspectos de la cultura japonesa. Pero también hay otras disciplinas diferentes que tienen sus bases y son interesantes. Personalmente soy curioso y me gusta ver como trabajan en judo, taekwondo… y obtengo información valiosa para la mejora de nuestros deportistas ya que muchos ejercicios son similares.

En definitiva creo que el auge de estos deportes en Canarias viene dado por el constante cambio que sufre la sociedad y la demanda de los usuarios que es muy variada. Por este motivo hay todo tipo de entrenamientos y cada vez más, es una evolución constante y creo que está bien; así el karate mejora y siempre se actualiza para estar a la altura y más ahora que somos olímpicos”.

¿Cuáles son los apoyos y ayudas con las que cuentan?

“Un club cualquiera tiene que tener apoyo de instituciones y particulares, sobre todo de los que componen el club y en nuestro caso los tenemos. Cuento con el apoyo de mi novia, de mi familia, de los padres del club que nos ayudan mucho apoyando a sus hijos; también con mis compañeros del club y con el Ayuntamiento de Candelaria. Ahora toca seguir trabajando y mejorando día a día”. .

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.