Aday Rodríguez, judoka del Club de Judo Güímar

en MIRA - DEPORTES el .

El Judo Club Güímar continúa con su labor de formación de deportistas que inició hace ya unas décadas atrás de la mano del amigo Pedro Gómez. Por su club han pasado varias generaciones de judokas a los que ha dejado una huella indeleble con sus enseñanzas y buen hacer. En esta ocasión quisimos hablar con uno de los pupilos de Pedro, Aday Rodríguez, que cuenta con solo doce años, estrenando esta temporada la categoría infantil,  y que desde los cuatro forma parte de esta gran familia.

Cuéntanos Aday, ¿cómo empieza tu aventura en el judo?

“Era bastante pequeño cuando empecé, tenía cuatro años. La verdad es que lo hice pensando en que si tenía alguna situación complicada con alguien, quería saber defenderme. El tener a mi hermano ya practicándolo también me tiró para seguir ese camino”.

 ¿Qué es lo que más te gusta de tu deporte?

“Sobre todo las técnicas que utilizamos y también el poder compartir ratos con mis compañeros, que son muy agradables”.

El Club de Judo Güímar suele hacer jornadas interclubs con otros grupos tanto de la isla como de fuera ¿qué les aporta este tipo de entrenamientos?

“Sobre todo nos viene bien para conocer gente y además podemos aprender nuevas técnicas. Por ejemplo hace un par de semanas fuimos con el Club Atis Tirma y me enseñaron tres técnicas nuevas para inmovilizar en suelo al adversario, que no conocía”.

 ¿Animarías a la gente a practicar judo?

“Sin duda si, porque es un deporte muy completo. En el judo usas la fuerza del rival para inmovilizarlo. Es un deporte de autodefensa. De hecho estoy intentando animar a un buen amigo, Aday, a que vuelva con nosotros, ya que lo dejó hace un tiempo y creo que lo tengo medio convencido”.

Tener referentes es importante para mejorar nuestras prestaciones ¿hay alguien de tu club o a nivel nacional en el que te fijes especialmente?

“Dos compañeros de mi club que me gustan por las técnicas que hacen: Elsa, una compañera de 11 años y también Álvaro. Ámbos lo hacen muy bien”.

¿Qué objetivos te gustaría poder alcanzar este deporte en un futuro?

“Me gustaría conseguir el cinturón negro, y si puedo conseguir el rojo/blanco pues aún mejor, porque te da la posibilidad de ser árbitro, algo que me gustaría mucho. De momento tengo el azul”.

Creo que querías terminar expresando tu agradecimiento a unas  personas muy importantes para ti…

“Si. A mis padres porque hace tiempo tenía la intención de dejar el judo pero ellos me convencieron para seguir, y la verdad es que se lo agradezco porque gracias a eso he podido progresar mucho en este deporte. Y también a Pedro, mi maestro, por haberme enseñado tantas cosas”.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.