Efraín Medina: “La gente es muy sabia y valorará los hechos en su justa medida”

en ISLA el .

(Texto: Tere Coello)

La pandemia de la COVID-19, originada por el SARS-CoV-2, ha provocado una auténtica crisis sanitaria, económica y social en todo el país. Canarias es, quizás, uno de esos lugares que tardará en recuperar su ritmo normal, sobre todo por su dependencia del exterior. Ante esta situación se hace necesario arrimar el hombro, se ocupe el lugar que se ocupe en la sociedad o en la política, ya sea desde el Gobierno o desde la oposición. Lo importante es sumar. Y así lo ha entendido quien fuera responsable insular de Economía y Empleo en la pasada legislatura, Efraín Medina, miembro de Coalición Canaria, quien en la actualidad es consejero del Cabildo de Tenerife, en la oposición, y un trabajador más en el Ayuntamiento de Candelaria

Efraín Medina, pasado el ecuador de este año, que formará parte de la historia por la pandemia y sus efectos… ¿Cómo ha vivido el confinamiento?

En un principio con mucho miedo, con una enorme sociopatía. Después me he reencontrado con mi pasado, ordenando recuerdos que guardaba desde la década de los noventa y que permanecían esperando en un trastero. Posteriormente llegó la etapa en la que fui desescalando con mucho cuidado. Durante este tiempo también he trabajado desde mi casa, colaborando en mis ratos libres con el comercio cercano, intentando darle visibilidad y trabajando en todo lo que se me encargaba. Aprendí trucos de agricultura, hice varios cursos…….

¿Cree que, desde la Política, la acción-reacción ante la crisis ha sido la correcta o ha faltado algo?

“Todo es según el color del cristal con que se mira”. Creo que la acción ha sido inesperada, contundente y hasta macabra. La reacción, en algunos casos, ha podido llegar tarde o confusa, pero es que los acontecimientos cambiaban de un momento a otro y todo se desbordó. Sin duda alguna, hemos vivido extraños momentos, como ver a ministras contagiadas con el virus, lo que nos ha hecho pensar que esta pandemia no distingue ni entre rangos ni entre personas. Como en todo, habrá opiniones para todos los gustos y también para la crítica fácil. La gente es muy sabia y valorará los hechos en su justa medida

¿Cómo valora el apoyo de su partido (Coalición Canaria) a las políticas del Gobierno estatal, durante el estado de alarma?

Opino que hemos estado a la altura de las circunstancias brindando el apoyo que se necesitaba en los peores momentos. De no haberlo hecho, hubiese sido terriblemente mezquino. Ana Oramas supo transmitir lo que gran parte de la sociedad pensaba, dando el apoyo al gobierno de coalición actual, mucho más allá de cualquier pensamiento o ideología. Hacer lo contrario, hubiese sido un oportunismo despiadado. Ahora tocarán los controles al Gobierno y seguir aportando soluciones. Yo la política la entiendo siempre desde un ámbito colaborativo donde debe imperar la vocación de servicio público y la búsqueda de soluciones conjuntas. La seguiré entendiendo así.

En pleno estado de alarma se ha cumplido un año desde las pasadas elecciones, que cambiaron el color político de Canarias en las diferentes Instituciones. ¿Qué valoración hace?

La verdad es que está siendo un mandato con poca suerte. Los incendios, la calima, temporales y ahora esta pandemia… hacen que la acción de cualquier gobierno se diluya. También aquí ha habido apoyo para poder reclamar acciones conjuntas para nuestra tierra. Por ejemplo, el superávit de los ayuntamientos o la extensión de los ERTES, entre otras cosas. Creo que es un momento reflexivo para la concertación en todas las facetas de la vida, incluyendo la política.

Un año después, algunas de las causas abiertas –y que sembraron de dudas a su partido- han sido archivadas. ¿Y ahora qué…?

Yo me alegro muchísimo que haya ocurrido así. Igualmente me alegro cuando otras personas, de otras formaciones políticas, han recibido la feliz noticia de que sus causas se archivan porque no han visto delito alguno. No es bueno judicializar la vida política actuando con rencor y odio porque no conduce a nada. Obviamente, si conoces un caso que debas ponerlo en conocimiento de los juzgados debes hacerlo pero por transparencia, no por odio. Son calvarios enormes y juicios paralelos que han sufrido muchas personas y que agotan, acaban con las ilusiones y desgastan.

Los cambios políticos que sucedieron a raíz de los comicios de 2019 han supuesto importantes cambios también en su trayectoria política y laboral… ¿Positivo o negativo?

Para mí todo tiene un lado positivo. La vida siempre me sorprende y volver al Ayuntamiento de Candelaria ha sido muy gratificante. En mi caso, debo reconocer el cariño y la cordialidad con la que me recibieron. Lo valoro muy positivamente en todos los sentidos. Me siento agradecido y rodeado de gente con una gran calidad humana. Yo tengo que vivir ilusionado porque es mi combustible.

Dejar de ser consejero en el Cabildo de Tenerife -con importantes responsabilidades de Gobierno-, y pasar a ocupar su plaza en su puesto de trabajo en el Ayuntamiento de Candelaria. ¿Qué ha supuesto para usted?

Ha supuesto, como ya dije anteriormente, un enorme reencuentro cargado de cariño. Yo conocía, prácticamente, a toda la gente con la que ahora trabajo y con algunas personas ya me unía una amistad. Me ilusiona poder hacer acciones o colaborar para que mi pueblo tenga mejor calidad de vida en cualquier aspecto. También sé diferenciar muy bien mi trabajo de otro tipo de responsabilidades públicas. Estoy encantado de haber vuelto y seguir aprendiendo de tanta gente.

Efraín, volviendo a la pandemia, siempre ha estado vinculado a Venezuela y, en general a Latinoamérica. En estos lugares se están produciendo auténticos estragos, tanto por las decisiones políticas como por la pobreza. ¿Cómo lo está viviendo?

Yo, que he tenido la oportunidad de vivir en Venezuela casi dos décadas y conocer muchos países de Latinoamérica muy profundamente, te puedo asegurar que es terrible. Los populismos diezmando a una población que todo lo que tiene, en muchos casos, es el aire que respira… La política de Maduro en Venezuela o la de Bolsonaro en Brasil u Ortega en Nicaragua, por poner algunos ejemplos, están cargadas de altas dosis de odio. Populismo más odio, más hambre sumado a la delincuencia, inflación, la inseguridad jurídica y divisiones, hacen que la bomba explote con un empobrecimiento en todos los sectores. Estamos viviendo una mala época en Latinoamérica con un incendiario Donald Trump que no juega un papel conciliador sino muy al contrario. Lo de Estados Unidos o Brasil con esta pandemia ha sido y sigue siendo enormemente triste por la cantidad de miles de muertos y de familias destrozadas.
En estas pasadas semanas se ha estado viviendo un movimiento antirracista derribando estatuas y dividiendo aún más a la población. Latinoamérica sigue siendo un polvorín…y a río revuelto…ya se sabe.

Las personas que le siguen en las redes han comprobado su involucración personal con las pequeñas empresas de cualquier rincón de la Isla. Ha puesto su “espacio virtual” al servicio de estos empresarios. ¿Por qué?

Por diferentes razones cuento con muchas personas que me siguen y a las sigo en las redes. En total, en todas mis redes puedo estar hablando de casi cincuenta mil personas. Pensé en las circunstancias tan adversas que estamos atravesando y en todas estas personas que me han seguido, en muchos casos por las responsabilidades públicas que he tenido… Después de esa reflexión decidí hacer comunidad para apoyar el comercio de cercanía o las Pymes desde mi plataforma, poniéndolas al servicio de este sector. Ha sido un trabajo emocionante donde he podido conocer la preocupación de cientos de personas. Además, mucha gente se ha dirigido a mí para pedir información acerca de varios temas y es muy satisfactorio poder ayudarlas. El haber pasado por diferentes administraciones hace que el conocimiento -que humildemente pueda tener-, lo comparta. Fue y es muy gratificante toda esta experiencia. ¡Y vamos a continuar con mensajes positivos, optimistas e ilusionantes!

En nuestro país, después de lo que hemos vivido desde marzo hasta ahora… estamos inmersos en esta “nueva realidad”. Tras lo experimentado, ¿con qué se queda? ¿Somos mejores personas?

Seremos mejores personas si intentamos que nadie se quede en el camino en esta nueva realidad. Opino que hemos ganado en solidaridad, en valorar pequeños detalles, en potenciar nuestro desarrollo comunitario, en hacer comunidad , en compartir y en saber que ya nada será como antes. Esto lo demostraremos si empujamos para que todos salgamos de esta crisis. También, a muchas personas de diferentes sectores se les ha visto un lado oscuro: se han mostrado tal cual son. Pero me quedo con esa gente que te ayuda a vivir todos los días y que se convierten en necesarias, que te sonríen y te guían…. Bueno, ahora tenemos que sonreír con los ojos porque la mascarilla


Esta página web emplea tanto cookies propias como de terceros técnicas, para recopilar información estadística de su navegación por Internet y para mostrarle publicidad relacionada con sus gustos, así como para mejorar su experiencia de usuario. Al navegar por este sitio web, usted accede al empleo de estas cookies. Puede cambiar la configuración de su navegador para no aceptar su instalación u obtener más información en nuestra política de cookies.    Ver