VITOLO, CAPITÁN DEL CLUB DEPORTIVO TENERIFE

en ADEJE el .

Somos privilegiados de tener una afición como la nuestra, son el jugador número 12”

Si hay algún jugador del CD Tenerife que no necesita presentación, es Vitolo. Ejemplo de amor a unos colores, es ese tipo de jugadores que son extensión del entrenador en el terreno de juego. Pero su labor no se ciñe solo al campo de fútbol; entregado a las causas solidarias con su asociación “Amigos de Vitolo”, está pendiente de echar una mano a quién pueda necesitarla. Después de una gran temporada la anterior, donde solo faltó poner la guinda del ascenso en el último partido, Vitolo y el equipo, están con ilusiones renovadas de conseguir algo grande esta temporada.

Después de una gran temporada, la finalizada hace apenas mes y medio, la isla se quedó con la miel en los labios. Pero esto no para y en nada comienza una nueva temporada ¿Qué se puede esperar de la misma? ¿debemos vender ilusión o prudencia

La próxima temporada se afronta como se hizo la anterior y nos dio el privilegio de pelear por ser uno de los equipos con opciones de subir a la máxima categoría. Iremos partido a partido y con la idea clara de que tenemos que pelear por cosas importantes como el año pasado…vamos a formar un gran grupo y prepararnos bien porque será un año complicado como todos”.

Después de unos últimos años de sufrimiento, la pasada temporada, especialmente en la segunda parte de la misma, la afición se volcó con el equipo, ¿consideras que una de las claves para esta campaña podría ser no perder ese apoyo de la gente y ese sentimiento tinerfeñista?

Un equipo con una afición como la nuestra, es un club privilegiado. Son el jugador número doce, el que te ayuda en los momentos complicados de los partidos de cada semana. Hemos enganchado a mucha parte del tinerfeñismo y no queremos perderlo; lo que ellos quieren es que su equipo pelee por metas altas, y eso haremos….el club tiene iniciativas bastante buenas para agradecer su sufrimiento junto a nosotros todas las semanas. Ojalá eso no se pierda nunca”.

Es de sobra conocida tu faceta solidaria, bajo la cual llevas a cabo numerosas iniciativas con la asociación “Amigos de Vitolo”. La última, recién finalizada, ha sido el campus desarrollado en Cabo Verde junto a Jorge Sáenz y Ángel Galván. ¿qué tal la experiencia?

Me siento privilegiado de presidir la asociación “Amigos de Vitolo”; me hace cada día mejor persona por los actos y acciones que efectuamos, la última recién vivida en Cabo Verde da mucho que pensar…, reflexionas sobre la felicidad, humanidad y solidaridad que existe en países con menos cosas y materiales que el nuestro, y la ayuda que se prestan entre ellos; y como se apoyan sin incluso tener medios para hacer tal cosa. Yo vivo eso e intentó aprender de todo para que en mi día a día pueda transformarme en mejor humano tanto yo como mi familia”.