Soraya Hernández, la madrina de San Agustín de Las Madres

en ARAFO el .

(Tere Coello, agosto 2017) “Hace cuatro años, bajaba con el santito al hombro porque siempre he colaborado. No sé si fue broma o cómo fue pero uno de la Comisión me dijo que yo era la madrina del santito y el padrino era Marcos Fariña. Y ahí quedó eso… De repente, la gente empezó a felicitarme, mucha gente porque yo soy muy conocida en el pueblo. Yo llevo muchos años con una librería frente al ayuntamiento que es un punto de referencia para casi todosy, por lo general soy una persona muy servicial, siempre estoy pendiente de aquello en lo que pueda colaborar o ser útil. Por eso me felicitaban tantos. Y ese año, ahí empezó todo”, así explica su nombramiento como madrina de la Imagen de San Agustín de Las Madres, Soraya Hernández Afonso

En el año 2013, durante la celebración de La Bajada de San Agustín, “el chiquito”, se le adjudicó a la madrina esta responsabilidad, “después de subir el Santo, como yo también pertenezco a la banda de música La Candelaria, me regalaron una medalla con San Agustín. Además, desde hace muchos años soy la encargada de poner el Estandarte en la Iglesia. Siempre he estado pendiente del Santo pero siempre en un segundo plano”.

Soraya Hernández es la madrina de la Imagen del Santo de Añavingo y ha sido ella, entre otras personas, la artífice de que se llevase a cabo la tan necesaria restauración realizada por Elisa Campos. Sin duda, esta ha sido una de las primeras encomiendas que se ha auto-otorgado la propia Soraya en su deseo de velar por la talla, como buena madrina. Hace como un año y medio que hablé con la Comisión y les comenté la falta de restauración que tenía la Imagen y que yo me iba a encargar de ello. Y así ha sido. Hace un año contacté con Elisa Campos, nos pusimos de acuerdo y pedimos permiso a la Comunidad de Regantes para que nos lo dejaran sacar, algo que no fue posible por lo que tuvo que ir la restauradora a verlo hasta lo alto del barranco”.

Finalmente, y como ya hemos relatado en este suplemento, con los permisos oportunos se pudo sacar la Imagen de San Agustín de Las Madres para ser restaurada, de hecho, la Imagen para la restauración salió de mi librería el 17 de febrero. Me encargué de hacer un seguimiento muy exhaustivo de lo que era la talla y los trabajos a los que estaba siendo sometida. Y el 18 de mayo me pidió la restauradora que diese el visto bueno a la finalización del trabajo si así lo creía conveniente. Ella me dio un presupuesto, lo expuse al pueblo. Para recaudar dinero coloqué huchas en diferentes comercios y otros lugares. Se vendieron estampitas de la Imagen con el Himno para poder recaudar el dinero necesario para pagar la restauración. Y gracias al pueblo, a los padrinos, a la Comisión, a la Comunidad de Regantes, al ayuntamiento y al Cabildo se ha podido pagar este trabajo cuyo presupuesto se fijó en 1580 euros”.

La Imagen de San Agustín de Las Madres luce como nueva gracias al ímpetu de su madrina para comenzar a acometer los trabajos de restauración y gracias, también, a la colaboración de todo un pueblo que se identifica con su santo y con los sucesos acaecidos en 1751. Pero aquí no acaba todo. Más bien ahora empieza otro tramo, y es el de la conservación de la Imagen. “Según se conserva se tiene”, matiza Soraya.

Ahora empieza otra tarea. La restauradora ya nos irá dando pautas para tratar la Imagen de la mejor manera posible. Antes solía ir sólo Marcos y ahora iremos mucho más a menudo, tanto la Comisión como el padrino y yo también” asevera la madrina.