Servicios Sociales y Radio Ecca acercan la formación a la urbanización Hermano Pedro de Arona

en ARONA el .

La iniciativa forma parte del programa piloto para el fomento de la convivencia y la tolerancia en este núcleo multicultural, un proyecto que se amplía a Valle San Lorenzo

El Patronato de Servicios Sociales y Radio Ecca están trabajando conjuntamente para acercar la formación a los residentes en la urbanización Hermano Pedro de la parte alta del casco de Arona, un núcleo en el que residen unas 200 personas de diversos orígenes culturales y etnias y donde, desde octubre de 2016, se ha puesto en marcha un programa sociocomunitario de participación, convivencia y tolerancia, especialmente orientado a menores y mujeres. 12 residentes recogieron ayer (6 de julio) los diplomas acreditativos de los cursos impartidos en el marco de un proyecto piloto que, visto los buenos resultados, comienza a ampliarse a otros núcleos y que ya ha comenzado a implantarse también en Valle San Lorenzo.

Los participantes de la urbanización Hermano Pedro de Arona recibieron ayer los diplomas que acreditan su formación en manipulación de alimentos  y en claves para mejorar la economía doméstica. A estas acciones se suma un tercer curso, que acaba de finalizar, sobre habilidades para las relaciones sociales y que también se ha impartido a una veintena de personas de Valle San Lorenzo, con un especial apoyo a personas procedentes de otras culturas y nacionalidades.

“Más del 40% de las personas empadronadas en Arona tienen otra nacionalidad y debemos seguir trabajando para fomentar y apoyar la convivencia entre todos y todas. Esta acción es importante porque apostar por la formación repercute positivamente en toda la ciudadanía. Estamos viendo los magníficos resultados de este proyecto innovador y esta entrega de diplomas es una muestra de que debemos acercar este recurso a otros puntos del municipio”.

Así lo manifestó el alcalde de Arona, José Julián Mena, en la entrega de los diplomas, que tuvo lugar en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, en un homenaje a la dedicación y a la “voluntad expresada por muchos de los participantes de continuar formándose, no solo para optar a un empleo, sino para su desarrollo personal”, añadió la concejala de Servicios Sociales, Elena Cabello Moya, quien anunció que en octubre, en ambos núcleos, se pondrá en marcha un curso integral para obtener el título oficial de atención sociosanitaria a personas dependientes. Asimismo, explicó que el fin último de estos módulos es que puedan optar a la obtención del Graduado en Educación Secundaria.

La delegada en Tenerife Sur de Radio Ecca, Luisa Sales, explicó que esta institución cuenta en Arona con cinco centros de orientación e información, ubicados en los centros cívicos de El Fraile y Cabo Blanco, en los centros culturales de Los Cristianos, Valle de San Lorenzo y en el Colegio Luis Álvarez Cruz de Las Galletas. De cara a septiembre, continuará con diversas acciones formativas, en materias como idiomas, atención sociosanitaria a personas dependientes, Graduado en Educación Secundaria, además de otras iniciativas encaminadas a la inserción laboral y el desarrollo personal de las personas del municipio.

Proyecto participativo

El proyecto sociocomunitario municipal de Hermano Pedro comenzó en este grupo de 50 viviendas con el fin de promover hábitos saludables y valores de convivencia y tolerancia, especialmente con todas las culturas, como medio para regular los posibles conflictos que puedan surgir. Así, se crearon tres grupos para aumentar la eficacia de la iniciativa, que se distribuyeron en infancia (de 5 a 11 años), adolescencia (de 12 a 16) y mujeres.

La metodología se asienta en un proceso participativo, por lo que se incluyeron las propuestas y necesidades planteadas por los diferentes grupos, que reclamaron apoyo escolar y talleres diversos para infancia y adolescencia, así como cursos de formación y talleres de manualidades en el caso del grupo de mujeres, en una iniciativa que prioriza pero no excluye y en la que también participan y se integran los hombres.

El proyecto, impulsado por la Unidad de Menores y Familia, en el marco de los programas comunitarios municipales, tiene entre sus objetivos que los y las participantes aprendan a reconocer las ventajas de una convivencia pacífica y de respeto mutuo o lograr la cohesión grupal, fomentar el conocimiento mutuo y el interés por las actividades que promueven comportamientos saludables, así como la participación y coordinación entre los diferentes colectivos de la sociedad. Además de reciclaje, consumo responsable o alternativas válidas y reales para el ocio y tiempo libre.