El Rosario baja un 32’6% los días que tarda en pagar a sus proveedores y cumple el plazo legal de 30 días

en EL ROSARIO el .

El período medio de pago a proveedores baja a 29 días en el primer trimestre de 2017. En el mismo período de 2016 se tardaba en pagar 44 días de media.

El Ayuntamiento de El Rosario ha reducido a 29’68 días el período medio de pago a proveedores durante el primer trimestre de 2017. Esta cifra supone una reducción del 32’6% de los días que tardaba en pagar las facturas pendientes a sus proveedores de bienes y servicios. Así, en el mismo período de 2016, la Corporación local tardaba en abonar sus facturas una media de 44’07 días y ahora lo hace en los referidos 29’68 días, es decir, 14 días menos, estando por debajo de los 30 días que establece la Ley de Contratos del Sector Público como plazo legal de pago.

El concejal de Hacienda, Jacinto Correa, especifica que con esta nueva reducción del tiempo de pago a proveedores se consolida una tendencia a la baja tras el proceso de adaptación a la implantación de la facturación electrónica. Así, durante los cuatro trimestres del año 2016, el período medio de pago fue de 44’07, 38, 40’33 y 39’20 días; mientras que en el primer trimestre de 2017 se sitúa en los 29’68 días, “afianzando el proceso de saneamiento de las cuentas y de rebaja del nivel de morosidad del Ayuntamiento”, expone Correa.

Cabe recordar que la Ley 25/2013, de 27 de diciembre, de impulso de la factura electrónica y creación del registro contable de facturas en el sector público contemplaba la obligatoriedad de que, a partir del 15 de enero de 2015, las facturas dirigidas a las Administraciones Públicas deberán ser electrónicas.

Además, cabe destacar que este periodo de pago se sitúa por debajo del plazo legal de pago que establece la Ley de Contratos del Sector Público de 30 días, lo que contribuye al impulso del desarrollo económico de las empresas y autónomos proveedores del Ayuntamiento.

Por su parte, el alcalde de El Rosario, Escolástico Gil, subraya que “reducir el tiempo que tardamos en abonar los servicios que la Administración contrata, además de favorecer a los proveedores, también beneficia a la salud financiera de la Corporación al reducir los intereses de demora”. Por ello. “podemos decir que el Ayuntamiento tiene una economía saneada que le permite hacer frente a los pagos sin problemas”, destaca el primer edil.

La reducción del periodo medio de pago a los proveedores es una medida fundamental para impulsar el desarrollo económico del Municipio y ha sido posible gracias a la agilización de los trámites administrativos.