Roberto Rodríguez y Oscar Expósito, entrenadores del infantil del Atlético Unión Güímar

en MIRA - DEPORTES el .

 

El club güimarero, cuyo primer equipo militará una temporada más en la tercera división canaria, sigue perfilando su estructura en la base. A la llegada del nuevo coordinador de esta área, se han ido sumando la confirmación de los entrenadores de los distintos equipos que componen las categorías inferiores del club. En el caso del infantil, el tándem formado por Roberto Rodríguez y Oscar Expósito será el encargado de llevar la preparación de esta bonita categoría.

Quisimos hablar con los dos entrenadores para que nos contaran que esperan de esta próxima temporada que está a punto de comenzar.

 

¿Cuánto tiempo vinculados al club en esta etapa?

Oscar:en el fútbol base llevo cinco años. Empecé en el San Luis de Taco en categoría iniciación pasando luego a  prebenjamines. Cuando llegué al AU Güímar el año pasado me ofrecieron coger el benjamín. Este año tenía ganas de dar un pasito más y surgió la idea de Roberto de juntarnos para llevar un equipo los dos y no me lo pensé. El club nos ofreció el infantil y es una temporada que afronto con mucha ilusión”.

Roberto: llevo cinco años vinculado al club en diferentes categorías como prebenjamines, benjamines, alevines y una temporada en el cadete. Este año surgió la idea de empezar en una nueva categoría como es la infantil y la vamos afrontar con mucha ilusión y dedicación”.

 

Durante estos años han sido testigos directos del crecimiento del club en todo los ámbitos ¿Les ha sorprendido a ustedes mismos este crecimiento? ¿Cómo lo han vivido?

Oscar:“entrenando llevo dos años pero llevo alguna más viniendo al Tasagaya a ver a mi hijo entrenar desde iniciación y lo que te puedo decir es que no me sorprende esta progresión porque, en lo que yo conozco desde que estoy aquí, siempre ha sido un club que antepone sus valores, educación y disciplina por encima de cualquier resultado deportivo y una vez que estás dentro te das cuenta de la grandeza de este club”.

Roberto: “en mis 5 temporadas la verdad es que el crecimiento del club ha sido bastante notable en todas las categorías. Todo esto culminó con el ascenso a tercera división con el primer equipo. Fue una gran temporada esa 16-17 que también conoció el ascenso a preferente del juvenil. Pero, por delante de todo eso, ha sido el tremendo crecimiento a nivel educativo que ha llevado el club como su mayor importancia desde la iniciación”.

 

Este año se hacen cargo del equipo infantil, después de haber tenido experiencia en las categorías inferiores de la base, ¿cómo va ser el trabajo con estos niños? ¿Objetivos?

Oscar: “mi teoría es no hacer del entrenamiento una monotonía aburrida siempre con las mismas tareas básicas. Vamos a trabajar para que en cada sesión los chavales salgan con algo nuevo aprendido en todos los sentidos, seguir inculcando valores del deporte, hábitos positivos del fútbol, seguir mejorando técnicamente y unos principios tácticos básicos ajustados a esta categoría”.

Roberto: “bueno, nosotros tenemos nuestro sistema de trabajo que junto con la coordinación intentaremos llevar a cabo tanto en lo deportivo como en la forma de transmitirles a los chicos todo lo positivo que conlleva la práctica del deporte. Queremos formar un buen grupo de chavales que no solo vengan a aprender sino también a pasar un rato agradable en un ambiente confortable. Yo creo que ese sería nuestro objetivo real; creo que si conseguimos eso los éxitos deportivos irán llegando”.

 

Roberto, además de tus labores como entrenador del infantil, eres delegado del primer equipo. Imagino que una gran noticia en estos últimos meses ha sido la puesta en marcha de la nueva y mejorada iluminación del terreno de juego ¿Qué va suponer esta mejora para el club?

Roberto:“pues si. La verdad es que este año el míster Adonay Martín contó conmigo para pertenecer al primer equipo del club y la verdad que muy contento y con muchas ganas de empezar.Sobre la nueva iluminación, le va a dar un plus de calidad al club pudiéndose disputar partidos de noche, la Copa Heliodoro que podemos disfrutarla en nuestro campo, además de poder organizarnos a la hora de disputar partidos de todas las categorías desde los viernes”

 

¿Qué es lo más gratificante del trabajo con los niños? ¿Y lo más complejo?

Oscar:“para mi ver como los chavales progresan cada día , que forman un buen grupo entre ellos es muy gratificante pero en mi opinión, la mayor satisfacción que puede tener un entrenador, es terminar una temporada con los mismos que empezaste, formando un buen ambiente. Si llegamos así al final nos daremos cuenta que el trabajo ha tenido sus frutos.

Lo más complejo probablemente es notar que un chaval no está bien, no solo en el equipo sino que a veces te das cuenta de que en su vida íntima tiene algún problemilla y uno busca la manera de poder ayudarle, porque ante todo somos personas antes que simples jugadores”.

Roberto: “ver terminar el entrenamiento, mirarlos a la cara y ver que han disfrutado del día para mí eso es lo más gratificante y notar que tenemos un gran grupo de buenos compañeros.

Algo complejo pues para mi es totalmente lo contrario a lo anterior, que sería ver un chaval triste y con poca actitud positiva e intentar trabajar en el problema para poder solucionarlo”.