PROYECTO DE MEJORA Y ACONDICIONAMIENTO DEL ÁREA DE DESPEGUE DE VUELO DE PARAPENTE EN LA LADERA DE GÜÍMAR

en MIRA - DEPORTES el .

Las actividades en la naturaleza han ganado multitud de adeptos en los últimos tiempos, no sólo entre la población local, sino entre los turistas que cada día llegan a nuestras islas. El senderismo, las rutas a caballo, o el parapente se han convertido en actividades muy demandadas por este sector.

En el área de La Ladera de Güímar, junto al camino de Anocheza, existe una zona utilizada para el despegue de parapente que comenzó a utilizarse en el año 1988 por pilotos locales, y que se ha convertido en lugar habitual para esta actividad. Esa utilización, con el consiguiente desgaste del terreno, y las propias condiciones del área, que presentan un importante deterioro por la erosión producida por las escorrentías del agua de lluvia, hacen que esta mejora sea imperiosa para ofrecer un lugar en condiciones óptimas para los amantes del parapente.

La superficie de este espacio es de unos 712 m2 y las actuaciones previstas, incluyen:

·         La estabilización del terreno que da soporte a la pista de despegue, y la colocación de un pavimento amortiguante y antideslizante.

·         La colocación de una solera en las rampas de acceso, que facilite el despliegue de las velas antes de acceder a la plataforma de despegue.

·         La estabilización del talud que separa el despegue del camino de Anocheza, mediante un pedraplén de tosca.

·         La colocación de una manga de viento, y paneles con información de vuelo y recomendaciones de seguridad.

El área se hace visible desde numerosos puntos de vista desde el valle, por lo que cualquier intervención sobre ella ha de ser sensible al impacto visual que pudiera suponer. De hecho, el Plan General de Güímar clasifica estos terrenos como Suelo Rústico, en la categoría de Protección Paisajística. Estas circunstancias han llevado a que el tratamiento volumétrico y la elección de los materiales se hayan realizado para que su integración con el entorno sea máxima, evitando alteraciones sobre el paisaje.

Esta obra es la primera de otras actuaciones relacionadas con el vuelo de parapente que el cabildo tiene previsto realizar en diferentes puntos de la isla.

Esta iniciativa se ha materializado gracias a la coordinación entre el Cabildo, Turismo de Tenerife, y la Comisión Técnica de Parapente de la Federación Canaria de Deportes Aéreos (FECDA), y a la colaboración del Ayuntamiento de Güímar.

El importe de las obras asciende a 118.472,05€ y está previsto que estas actuaciones culminen antes del final de este año 2017.