Políticas Sociales asegura que el fallo informático no afecta al pago de las ayudas de la PCI

en ISLA el .

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, explica que el departamento trabaja en solventar la incidencia informática que ha surgido en las tramitaciones con los ayuntamientos y que sólo afecta a las nuevas altas

Los cerca de 9.000 unidades familiares, beneficiarias de la Prestación Canaria de Inserción, PCI, percibirán su nómina con normalidad y no se verán afectadas por la incidencia informática que se ha registrado en la tramitación de expedientes a comienzo de año. La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, lanza un mensaje de tranquilidad a las familias que perciben la ayuda y precisa que el departamento trabaja en solventar la incidencia informática que ha surgido en las tramitaciones con los ayuntamientos y que sólo afecta a las nuevas altas.

Se trata de un problema externo a los servicios del Gobierno -explica Valido- en el trayecto que va de los ayuntamientos a la Consejería, de hecho la documentación de algunos ayuntamientos sí está llegando correctamente y en el caso de los que no está llegando se pondrán al día en el momento que se resuelva”.

La consejera asegura que la incidencia técnica que han detectado algunos ayuntamientos, en el aplicativo con el que se gestionan los expedientes, afecta exclusivamente a los nuevos trámites. Aún así, el departamento está informando a todos los trabajadores municipales con incidencias que den registro de entrada a las solicitudes de los usuarios, de tal modo que los posibles retrasos en nuevas altas no afecten negativamente a los nuevos perceptores.

El departamento de Informática de la Consejería trabaja junto a la Dirección General de Telecomunicaciones del Gobierno de Canarias para solucionar cuanto antes esta incidencia.

En la actualidad, un total de 8.795 unidades familiares perciben la ayuda que contempla la Prestación Canaria de Inserción. El perfil de los beneficiarios de la PCI es el de una familia monoparental, con frecuencia una mujer con menores a su cargo. El 55,6% del total son mujeres y un 41,4% están integrados por una sola persona. El 38,5% son familias monoparentales. En cuanto a estudios, más de la mitad de los beneficiarios tiene únicamente estudios primarios o carece de formación.