Policía Local de San Miguel y Guardia Civil renuevan el protocolo de colaboración en seguridad vial

en SAN MIGUEL el .

El objetivo es reducir la siniestralidad y las infracciones de tráfico, por lo que se establecen medidas de vigilancia que reviertan en la seguridad vial. El documento también incluye protocolos de actuación en caso de accidentes y compartir información en aquellas situaciones que se consideren necesarias.

La seguridad vial en el municipio de San Miguel de Abona se amplía con la decisión de la Policía Local y la Guardia Civil de renovar el protocolo de colaboración que en esta materia se ha llevado a cabo en la localidad sureña durante el último año.

El documento define no solo los ámbitos de actuación de cada uno de estos cuerpos de seguridad en caso de accidentes, sino también las medidas en vigilancia del tráfico a fin de reducir la siniestralidad, como controles preventivos. Además, del compromiso de compartir aquella información que sea necesaria para aumentar la seguridad vial, al igual que la Policía Local sanmiguelera remitirá a la Jefatura Provincial de Tráfico las infracciones de los conductores.

Asimismo, se establece que “con independencia de la ubicación de cualquier accidente, el cuerpo policial que concurra en primer lugar adoptará las medidas de auxilio necesarias (…) pasando aviso al competente y permaneciendo en el lugar hasta la llegada del relevo”.

El primero en renovar

Desde el Ayuntamiento de San Miguel de Abona se está llevando a cabo todas aquellas medidas posibles para elevar la seguridad vial, a la vez que se está dotando a la Policía Local de las herramientas que permitan desarrollar su trabajo de la forma más eficaz y eficiente posible, siendo San Miguel el primer municipio de Tenerife en renovar este tipo de convenio de colaboración.