Policía Local y Guardia Civil trabajan coordinados para reforzar la vigilancia en El Fraile, Costa del Silencio y Las Galletas

en ARONA el .

La presencia policial y los controles se han reforzado desde diciembre para atender la demanda ciudadana, especialmente en plazas y parques públicos y en las áreas comerciales

Los agentes de la Unidad de Prevención Policial (UPP) evitan una agresión en la vía pública y han levantado 37 actas por posesión y venta de estupefacientes

La Policía Local de Arona y la Guardia Civil trabajan coordinadamente desde diciembre para reforzar la seguridad en la zona de Costa del Silencio, Las Galletas y El Fraile, una medida que se puso en marcha en diciembre del año pasado y que obedece a las demandas de la ciudadanía ante las denuncias y avisos por hurtos en tiendas y en la vía pública. Durante estos meses, se han realizado siete amplios controles conjuntos, que se suman al operativo especial que desarrolla la Unidad de Prevención Policial (UPP) en las calles, zonas comerciales y plazas y parques de estos núcleos.

La concejal de Policía, Carolina Reverón, destaca el buen grado de colaboración existente con las diferentes fuerzas y cuerpos de seguridad presentes en el municipio, así como la gran implicación, esfuerzo y dedicación de la Policía Local para garantizar la seguridad en un municipio tan complejo como este, con núcleos dispersos y características muy singulares.

En lo que va de año, se han realizado 5 controles conjuntos con la Guardia Civil del puesto de Playa de Las Américas y 2 más con los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil. En estas actuaciones, además del control de estupefacientes y otras cuestiones de prevención, se ha velado por la seguridad vial, de modo que se han retirado varios vehículos al depósito (al carecer de documentación) y se han remitido varias denuncias a la Jefatura de Tráfico.

En este periodo, además, la UPP, integrada por diez componentes, ha reforzado la presencia y actuaciones en la vía pública y en las zonas y horarios de mayor riesgo, en una estrategia también preventiva y disuasoria. Durante estos cuatro meses, entre decenas de actuaciones, se han elevado 37 actas de drogas intervenidas en zonas de Las Galletas (13) Costa del Silencio (11) y El Fraile (13), con 5 actas remitidas a la Subdelegación Gobierno.

La más reciente tuvo lugar el 30 de abril en la calle Ten-Bel, donde los agentes de la UPP, que en ese momento realizaban labores de vigilancia y patrulla por la zona de Las Galletas, detuvieron a un varón como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas, ya que fue pillado “in fraganti” vendiendo cocaína en su vehículo, unos hechos y sustancia que el propio detenido reconoció y así aparecen en las diligencias.

Más recientemente, a las 19:05 horas del miércoles (3 de mayo) dos agentes de la UPP, también en servicio de patrulla ordinario por la avenida José Antonio Tavío, en Costa del Silencio, se encuentran con un hombre persiguiendo a otro y que comienza a golpearle con un palo de madera. Los agentes pudieron así actuar con inmediatez y procedieron a detener al agresor, al que constaban antecedentes policiales, como autor de un delito de lesiones en grado de tentativa, supuesto autor de un delito de amenazas y también de un posible delito contra la Seguridad Vial.

Esto último en tanto salió de un vehículo y, hasta esclarecer si es el conductor (dado que no había nadie más en las proximidades), se comprobó que carecía de permiso de conducción por pérdida de vigencia desde el año 2004.

Asimismo, los agentes atendieron al agredido y solicitaron atención médica inmediata. Los técnicos sanitarios que acudieron a la zona optaron por trasladar a esta persona a Hospiten Sur de Playa de Las Américas, ya que estaba consciente pero no podía incorporarse y le dolía notablemente el brazo izquierdo.