El plazo para solicitar las ayudas para rehabilitar inmuebles con interés patrimonial culmina el 21 de agosto

en LA LAGUNA el .

El objetivo de esta iniciativa “es incentivar la conservación del patrimonio histórico financiando parte de las inversiones a sus propietarios”, aclara la concejala de Urbanismo y Patrimonio Histórico

El Ayuntamiento de La Laguna informa de que el plazo para solicitar las ayudas del Programa de Rehabilitación de Inmuebles con Interés Patrimonial culmina el próximo 21 de agosto. La solicitud de podrá presentar mediante instancia, según modelo que figura en el anexo I de las Bases, en el Registro General del Ayuntamiento de San Cristóbal de la calle San Agustín 38 y demás registros del Ayuntamiento, -incluyendo las correspondientes sedes electrónicas del mismo y de su Gerencia Municipal de Urbanismo- o en cualquiera de los lugares a que se refiere el artículo 16.4 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, según figura en el anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia (www. bopsantacruzdetenerife.org) del viernes 21 de julio de 2017.

La concejala de Urbanismo y Patrimonio Histórico, Candelaria Díaz, explica que las ayudas van a destinadas a financiar obras de conservación y restauración en inmuebles situados en el Conjunto Histórico de La Laguna y de los inmuebles incluidos en el Catalogo de Protección del vigente Plan General de Ordenación. El presupuesto total es de 100.000 euros y la subvención individual a conceder no deberá superar la cuantía de seis mil euros, (6.000,00 euros) por actuación y ni del 50% del presupuesto total de la obra a ejecutar.

Se pueden beneficiar de estas subvenciones los promotores de la actuación, propietarios particulares, usufructuarios, arrendatarios autorizados y comunidades de propietarios y otras entidades sin personalidad jurídica que ostenten un derecho real sobre el mismo. Los gastos a subvencionar son los estrictamente relacionados con dicha ejecución, tales como materiales o mano de obra, incluyéndose los honorarios de facultativos y aquellos otros que sean absolutamente necesarios para la realización de las obras.

Las obras se deberán referir a actuaciones en fachadas y cubiertas, conforme a la regulación de dichos instrumentos de ordenación urbanística y de protección del patrimonio histórico y demás normativa que resulte de aplicación.