Pedro Martín: “La prioridad es la residencia de mayores”

en GUÍA DE ISORA el .

El alcalde isorano pide a los presidentes de Gobierno  canario y Cabildo un compromiso para terminar las obras que llevan paradas 2 años.  También solicita convertir la antigua bodega comarcal de Chío en centro de visitantes del parque nacional del Teide.

El alcalde, Pedro Martín, visitaba este martes junto al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo y el presidente del Cabildo Carlos Alonso la residencia de mayores de Guía de Isora. La instalación, para la que el ayuntamiento cedió los terrenos e invirtió 1.600.000€, se encuentra paralizada desde marzo de 2015, una vez realizadas las obras de la segunda fase y después de que la corporación acordara ceder la gestión al IASS del Cabildo, por no poder destinar más fondos a terminar la residencia.

“Hay que recordar que iniciamos las obras en 2010 con dinero municipal, a pesar de que este tipo de servicio no estaba dentro de las competencias municipales. Llevamos años solicitando financiación y ahora que el gobierno de España no nos permite invertir a los ayuntamientos, pedimos un compromiso de las instituciones que sí pueden hacerlo” expresó Martín, a la vez que añadió “me duele mucho que tengamos paralizado el proyecto. Ahora más que nunca necesitamos servicios asistenciales para las personas que viven más años y que en muchos casos padecen enfermedades muy duras, que las familias no pueden atender en casa”.

Por su parte, el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, coincidió en que “Es un proyecto necesario y así lo hemos entendido Cabildo y Gobierno, por lo que hemos acordado incluirlo en el Plan de Infraestructuras Sociosanitarias de Canarias y cuenta con financiación”.

El próximo 9 de febrero se aprobará el convenio para que el Cabildo pueda recibir la obra no acabada y ejecutarla con presupuesto insular y apoyo del Gobierno de Canarias. “Va a ser una apuesta segura de las 3 administraciones para atender mejor a la dependencia y a nuestros mayores” señaló el presidente del Cabildo, Carlos Alonso.

“Ya en su día adquirimos con el área de servicios sociales del ayuntamiento el compromiso no sólo de terminar y equipar la residencia, sino también de concertar el centenar de plazas previstas” señaló Aurelio Abreu, vicepresidente del Cabildo de Tenerife.

OTROS PROYECTOS PARA EL DESARROLLO DE GUÍA DE ISORA

En un encuentro institucional mantenido previamente con los presidentes del Gobierno de Canarias y Cabildo, así como consejeros y el pleno de la corporación, se habló también de otros asuntos de vital importancia para el desarrollo del municipio.

Sobre la mesa, los proyectos hoteleros previstos y las trabas burocráticas con las que se encuentran; el futuro Puerto de Fonsalía y la zona logística que será necesario construir. Respecto a este asunto, el alcalde, Pedro Martín, explicó que “el mejor sitio para ubicarla es en las medianías, cerca de la conexión entre el anillo insular y la costa, de modo que no afecte a viviendas ni a zonas agrícolas”.

Atendiendo al desarrollo socioeconómico de las medianías y de la comarca, también se trasladó a Gobierno regional y al Cabildo la propuesta para convertir la antigua bodega insular Bilma, situada en Chío, en un Centro de Visitantes. La ubicación y el buen estado de las instalaciones suponen una ventaja para una instalación de la que podrían beneficiarse las miles de personas que suben por uno de principales accesos al Parque Nacional del Teide desde el sur de la isla.

En el ámbito de las mejoras en carreteras, el alcalde recordó que el ayuntamiento lleva tiempo solicitando una vía que circunvale el núcleo de Alcalá para evitar los atascos que se forman en la localidad costera. “necesitamos que el Cabildo concrete la partida y la redacción del proyecto, poner fechas, porque en cualquier momento esa vía que atraviesa Alcalá se va a colapsar. No sólo lo pide el Ayuntamiento de Guía de Isora, sino que también lo pide en pleno el municipio vecino de Santiago del Teide” añadió Martín.

No menos importante es la conexión que queda pendiente entre el nuevo ramal de Fonsalía y el núcleo de Piedra Hincada, una obra que el consistorio isorano viene solicitando y que por problemas económicos no se pudo ejecutar antes de poner en servicio el ramal.