PEDRO GÓMEZ, MAESTRO DEL CLUB DE JUDO GÜÍMAR

en MIRA - DEPORTES el .

“De todos estos años me quedo con la complicidad con mis alumnos, con la satisfacción de ver que han conseguido un nivel óptimo como judokas”

El Gimnasio Shudokan ha sido la puerta de entrada al judo de muchos deportistas güimareros. Aquí empezó también la historia de Pedro Gómez, en 1978, con el deporte que se convirtió en su vida: “Francisco Fariña fue el que nos metió el gusanillo, el que nos hizo apreciar los valores de este deporte, los valores que aporta al individuo que lo practica pero sobre todo nos hizo ver la esencia de la técnica, sin eso no hay judo, no hay deporte”.

Campeón de Canarias Senior en aquella época “donde el título se vendía muy caro”, como nos cuenta, Pedro Gómez se dio cuenta de que quería encaminarse a la enseñanza del judo por lo que hizo los cursos correspondientes. Cinturón Rojo Blanco 6º DAN, Entrenador Nacional de Judo, Profesor Numerario de Judo Pie y Técnico Superior de Judo (por la nueva ley del deporte), pueden mostrarnos una pequeña idea de la categoría de este maestro.

Pero ¿qué es el judo? De todas las definiciones posibles Pedro Gómez se queda con esta: “El judo es movimiento, es el arte de enseñar a ceder. Aprender a usar la fuerza del oponente para convertirla en beneficio propio y así conseguir una ventaja, una puntuación según sea proyectado al tatami sobre su espalda, con cierta velocidad y potencia”

Les recomiendo no se pierdan en esta entrevista las vivencias de este maestro, que vive su deporte con pasión y a sus alumnos con devoción.

¿Cuántos años ya impartiendo clases?¿Con cuántos alumnos/as cuentas en este momento?

“Alrededor de 35 años ya con las clases, descontando el parón de la mili. Actualmente nos movemos con unos 50 ó 60 alumnos, pero hemos tenido con la campaña de deportes del Ayuntamiento de Güímar, hasta 120 alumnos. Depende del año y de la época pero ahora no es como antes. Hace unos años los chicos eran más disciplinados. Ahora con tanta “maquinita”, etc., tienen a los padres locos corriendo detrás de ellos, ¡hay que organizarse!.

Las edades: desde los 5 años en adelante, según la edad es el proceso de aprendizaje”.

¿Qué cualidad del judo destacarías por su importancia social?

“Sin duda alguna la metodología que se usa para el aprendizaje; es un deporte muy completo, quizás el que más y se trabajan todas la cualidades físicas básicas, velocidad, resistencia, potencia, fuerza, coordinación, relación óculo-corporal, control del espacio en relación a un oponente, disociación visual, agilidad, favorece las relaciones sociales, favorece el equilibrio emocional, etc.

Recordemos que el judo fue catalogado como deporte ejemplar por la UNESCO como recomendable para todas la edades escolares, incluidos adolescentes”.

¿En qué competiciones participan tus chicos/as? ¿cuáles son las más importantes citas del año?

“El Judo Club Güímar es de los pocos clubes de Canarias que tiene Campeones de Canarias en todas la categorías: infantil, cadete, junior y senior. Participamos en todas la competiciones oficiales que podemos. En las categorías base (benjamín y alevín) les presento la competición como un medio para formarse no como algo terminal… es triste ver en estas competiciones a profesores al borde del tatami como si fuera cuestión de vida o muerte y eso me desanima. ¡Estos profesores no cometen los mismos errores que cometíamos nosotros, sino que aún mayores!… es un tema para pensar.

Las citas más importantes del año son:

. Juegos de promoción físico deportiva del Cabildo de Tenerife en categorías: base, benjamines, alevines, infantiles y cadetes.

. Campeonatos de Canarias, infantiles, cadetes, junior y senior.

. Copas de España, a nivel de infantiles y cadetes, para nosotros quizás de las más relevantes.

. Campeonatos de España fase final”.

Por tus manos han pasado diversas generaciones de judokas durante estos años ¿qué es lo más bonito de llevar tanto tiempo formando deportistas?

“Me quedo con la complicidad con mis alumnos, con la satisfacción de ver que han conseguido un nivel óptimo como judokas. La complicidad se establece a base de echarle muchas horas para preparar competiciones con las alegrías y decepciones correspondientes… es una lucha que une a la gente. Me quedo con la cara de los chicos cuando ganan algún torneo importante; cuando Cristian quedó Campeón de Canarias hace tres años lloraba como un niño y vino corriendo a abrazarse, le costó mucho conseguirlo aunque ganó con bastante solvencia. Técnicamente era muy superior a los demás en ese peso, con todos mis respetos a los demás, fueron cinco combates y los cinco ganados por ippon de uchi mata de izquierda, espectacular, tengo muchos recuerdos de este tipo.

Lo de Sara Dávila el año pasado fué un espectáculo: quedó 1ª del Ranking Nacional Cadete en menos de 70 kg. y luego Subcampeona de España en la Categoría. Me quedo también con la elegancia compitiendo de Miriam Pérez, dos veces subcampeona de España en infantil y cadete y dos veces Campeona de España por equipos. Lo de Miriam era un caso aparte…suavidad pura al más puro estilo, no la podías presionar, no funcionaba así, tenías que dejarla a su aire, verla competir era una delicia para los ojos. Me quedo, cómo no, con Eduardo del Rosario, Subcampeón de España en Cadetes menos de 81 kg. Y luego con el equipo nacional Cadete que trajo tres bronces de Europa de torneos internacionales. Nombro a Edu porque lo tuvo que dejar cuatro años por motivos de estudio y cuando hizo el Erasmus en Portugal, estamos hablando de 4 años sin practicar, pues hizo judo otra vez allí, tardó 3 meses en coger el ritmo y ya estaba a un nivel muy alto, eso quiere decir que el aprendizaje fué el apropiado.

En fin, si sigo no paro: Héctor Tejera, Rómulo Morales, Enrique Rodríguez, Bentorey, Tinerfe, Alejandro, Julián, Lydia Pérez , Goreti, Yeray, Alejandro Gómez, Pedro Gómez, Ismael Gómez, Ismael Adrián, Pablo González. Hector González, Ayoze Pérez (si el que corre), Aimara Isabel, Francisco Ascanio, etc, etc, etc,

NO ME QUEDO… con las zancadillas que te ponen en el camino”.

Durante la temporada, el Club de Judo Güímar, realiza entrenos y concentraciones con otros gimnasios, incluso de fuera de la isla ¿qué les aporta a los chicos/as este tipo entrenamientos conjuntos?

“Esta es una de las mejores iniciativas que hemos tenido en los últimos años, “beneficio mutuo” según una de las máximas del judo… ver cómo trabajan otros clubes y tratar de mejorar la técnica. Se aprende mucho viendo a otros deportistas, sobre todo chicos que tienen mucho nivel, crear piña, unir a la gente, hacer amigos y echarnos unas risas. Ahora mismo tenemos a Rubén Dávila entrenando en Madrid, lleva dos años allí y tiene un nivel en Junior muy, muy pero que muy bueno y ha encajado muy bien en el grupo que tiene el Seleccionador Nacional Joaquín Ruiz (gracias Quino)”

.

Aunque el judo siempre ha tenido un número importante de practicantes, vemos hoy en día, que existe un creciente interés en todo tipo de artes marciales (muay thai, jiu jitsu, aikido,…), teniendo incluso destacados deportistas a nivel nacional e internacional ¿a qué crees que es debido este auge?

“¡Me voy a mojar!, y luego cada uno que saque sus conclusiones. Yo hablo de competición pura y dura, pues bien…

Cuando Héctor Tejera Torres (Judo Club Güímar) quedó Campeón de España Infantil en el año 2001 tuvo que dejar en Tenerife a 14 chicos en el mismo peso. Luego en el Campeonato de Canarias a otros 17, lo que hace un total de 31 chicos en el mismo peso solo en Canarias; si aplicamos la misma regla de tres cuando quedó Campeón de España, hace un total de unos 150 chicos (+/-) en todo el territorio nacional. Es decir fue el mejor de 150 chicos aproximadamente, es un camino duro que pocos están dispuestos a emprender pero que te aporta muchas satisfacciones, es difícil de entender si no lo vives en primera persona. Son muchos detalles que hay que pulir en un deporte muy competitivo, demasiada rivalidad, demasiada presión, es un camino que solo emprenden los chicos que tienen un nivel de madurez alto.

Amén de decir que el Judo es un deporte Olímpico desde 1964 (Tokio) está muy arraigado en todos los países del mundo lo cual hace que la competitividad sea extremadamente dura, es así… no hay más vuelta de hoja”.

¿Qué cualidades debe tener un judoka que quiera llegar a competir a alto nivel?

“Las siguientes condiciones:

-Un nivel social aceptable.

– Un buen grupo donde entrenar con salidas a torneos, buena preparación de las sesiones de trabajo. Unas 4/5 horas diarias.

– Un buen equipo de profesores, con enseñanza personalizada, especializada, preparación de la temporada, etc.

– Buena formación técnica y táctica.

– Buena preparación física y mental.

– Un buen programa de rescate para cuando deje la competición”.

Imagino que será una satisfacción ver el crecimiento y el progreso deportivo y personal de los chicos y chicas, con el paso del tiempo. El poder aportarles tu granito de arena para el deporte y la vida, debe s