Marcel González: el resurgir de un pionero

en ADEJE el .

Después de pasar un verdadero calvario los últimos meses, fruto de una grave lesión en el codo que le hizo perderse el mundial de BMX en Bakú (Azerbaiyán), cuando llegaba en la mejor forma de los últimos años, Marcel González volvió a lo grande brillando en la Copa de Tenerife de BMX, prueba celebrada en el circuito del Parque de la Vega en La Laguna.

El deportista y entrenador del BMX T-Riders, tiene que afrontar ahora una segunda operación para seguir recuperando movilidad en su brazo. Quisimos conocer las sensaciones en su vuelta, de este pionero del BMX en nuestra isla, nunca mejor dicho, porque junto con otros “locos” de este deporte, ha conseguido contagiar su pasión a muchos chic@s y poner en el mapa nacional e internacional al BMX tinerfeño, casi partiendo de cero.

 

Antes que nada, cuéntanos como se produjo esa complicada lesión tuviste hace unos meses y como te encuentras ahora mismo.

La caída llegó en el peor momento que podía llegar, justo cuando empezaban todas las competiciones importantes y en el mejor momento físico de los últimos cuatro años. Estaba ultimando la preparación técnica para el Campeonato del Mundo que se celebró a finales de mayo en Bakú (Azerbaiyán), y cometí un error en la tercera recta de la pista de BMX, donde no se pueden cometer errores porque te matas y así sucedió. Ni sé de qué manera me caí, puesto que perdí el conocimiento y no recuerdo absolutamente nada, pero el daño en el codo fue total… me lo rompí, me lo luxé, perdí la cabeza del radio (me pusieron una prótesis), me fisuré el cúbito y tuve desprendimiento de ligamentos… vamos un completo. La operación salió bien, pero he perdido muchísima movilidad y me limita mucho para el BMX. Ahora me tienen que operar de nuevo para quitar calcificaciones y ver si con eso conseguimos algo más de movilidad”.

 

Estos meses no has parado mucho que digamos, teniendo en cuenta la complicada operación que has tenido que afrontar. Estuviste como Team Manager en el Mundial de Bakú con la selección y en las últimas semanas ya hemos podido verte en las pistas compitiendo e incluso proclamándote campeón de la Copa de Tenerife de BMX. No sé si esperabas estar de vuelta tan pronto y a tan buen nivel.

“Si, afortunadamente la RFEC me brindó la oportunidad de estar como técnico del combinado nacional en el mundial de Bakú y luego en el Campeonato de Europa en Sarrians (Francia) también, con todos los españoles. Fueron ambas, bonitas experiencias y diferentes a competir. Aunque estresantes las viví muy intensamente y disfrutándolas desde otro punto de vista. Después de esto, comencé con una rehabilitación muy intensa, con tres sesiones diarias y continué entrenando, con un programa diferente y adaptado a mi situación, con el objetivo de no perder demasiado para cuando pudiera volver a entrenar en alto rendimiento. He podido acortar los plazos de entrenamiento; en un principio me dijeron    que tardaría un año en poder estar sobre la bici y lo he conseguido en seis meses, Esto hizo que pudiera correr la Copa de Tenerife como comentabas, lo que para mí fue un momento muy emotivo, porque han sido unos meses durísimos y volver a estar en modo competición, subido en la bici, con los nervios previos a la salida y demás sensaciones que se tienen cuando se compite,… y además el público estuvo muy afectivo conmigo. La disfruté muchísimo”.

¿Cómo te planteas el futuro ahora que estamos en fechas de hacer propósitos y marcarnos objetivos?

“He tenido que resetearme otra vez porque al decirme que me tienen que operar de nuevo, cambié el plan inicial que tenía para la próxima temporada. Ahora estoy con la FCC como seleccionador y en la directiva de la FICT como vocal. El próximo año el objetivo es trabajar con los chicos que seleccionemos para intentar que hagan el mejor papel posible a nivel nacional e internacional. El proyecto es serio e ilusionante y trabajaremos para que salga lo mejor posible”.

El trabajo con la cantera siempre ha sido una de tus señas de identidad. Hemos visto a tu pupilo Dani Hernández proclamarse campeón de Canarias por quinta ocasión o acudir al mundial de Bakú. Imagino que orgulloso del trabajo de Dani y del resto de chic@s…

Si, podría decir mil maravillas de Dani y del orgullo que me hace sentir él y todos l@s chic@s que entreno personalmente. Este año estaré más volcado aún, así que espero que nos divirtamos mucho y que consigan los objetivos que ellos se marquen. Ahí estaré para ayudarles a conseguirlos”.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.