Lo bueno sabe diferente y si es queso de la Quesería Hoya del Cura, mejor aún

en ARICO el .

Uno de los mayores y mejores placeres gastronómicos de los que podemos disfrutar, en cualquiera de sus variedades es, sin duda, el de degustar un delicioso trozo de queso, bien sea fresco, ahumado, curado, untado con higos chumbos, al orégano o con arándanos… De cualquier forma que lo probemos estará riquísimo, sobre todo si proviene de la Quesería Hoya del Cura, en Arico, donde cuidan hasta el mínimo detalle en la elaboración artesanal del queso, cumpliendo estrictamente con la legislación establecida.

El queso ariquero de la Hoya Del Cura está elaborado con leche cruda de cabra. “Es importante resaltar que nuestros quesos están elaborados con leche cruda de cabra y no pasteurizada. Son quesos totalmente artesanales”, nos indica la responsable de la Quesería, Eva Galdón Salazar.

La Quesería Hoya del Cura es una empresa familiar, con más de 30 años de experiencia, y que ha pasado de generación en generación. La familia llegó a una finca de alquiler en Arico por caprichos del destino. En un principio fue el padre de familia, José Galdón -conocedor de la realización del queso desde casi siempre-, el que impulsó la fabricación de los mismos en su propia casa, con la leche de sus propias cabras. Pasaron los años y con ellos prosperó la elaboración y venta de quesos. “La ganadería siempre fue responsabilidad de mi padre. Él se jubiló y pasó a mi hermano, David. Siempre ha sido mi madre, Andrea Salazar, la que ha hecho el queso. ¡Llevamos 30 años o más haciendo queso! Ahora nosotros le hemos dado un empujón a la empresa, innovando pero sin perder las raíces”, añade Eva.

Más de 300 cabras, cuidadas y pastoreadas por la familia, son las responsables de los más de 40 kilos de queso que diariamente se realizan en la quesería, siguiendo el método artesanal y englobados en distintas variedades, “ahora mismo tenemos el fresco, fresco ahumado, semicurado y semicurado con pimentón. Pero no son los únicos porque ofrecemos también una gama nueva en la que destacamos el queso fresco con orégano, fresco con arándanos y en exclusiva el queso Zurrapa, que es una variedad que sólo hacemos para la Tasca la Zurrapa, en Arico. Además y por encargo, también hacemos el queso a media sal para aquellas personas que por un motivo u otro tengan restringida la sal en su alimentación”.

A las variedades anteriormente mencionadas por la responsable de la Quesería Hoya Del Cura añadimos otras que también se fabrican, con un tratamiento diferente pero siempre de manera artesanal, como son el Almogrote y el queso de untar, “el almogrote lo trabajamos desde hace ya un tiempo pero el queso de untar es una innovación. Lo ofrecemos en una tarrina de 200 gramos, en variedad normal o a las Finas hierbas, hecho por nosotros, sin conservantes y siguiendo la tradición, como todos nuestros productos y con total garantía. Nosotros contamos con un Maestro Quesero que nos orienta y aconseja en el mejor método a seguir. ¡El queso de un untar es una gozada, y si le añades Miel de Palma o Mermelada de Pimiento…, una auténtica exquisitez”.

Sabores y sensaciones que estimulan el paladar sólo de imaginar tamaños quesos dignos de los mejores premios, como así ha sucedido en repetidas ocasiones. Eva Galdón indica que sus quesos han participado en diferentes concursos insulares siendo premiados. “El año pasado obtuvimos 6 premios en 3 concursos diferentes. En la I Muestra de Queso de El Porís, fuimos galardonados con el tercer premio en las modalidades de Fresco y Semicurado. En el Concurso de Quesos Insulares, en Fasnia, logramos el Primer Premio de Fresco y el Segundo en Semicurado. Y en el Concurso de Quesos de Granadilla, obtuvimos el Tercer Premio en la variedad de Fresco y Semicurado”.

No es de extrañar la aceptación que tiene en el mercado este producto lácteo, realizado, cuidado y mimado por manos artesanas, desde el principio hasta el final, desde el ordeño hasta su venta. “Hacemos 40 kilos de quesos todos los días y prácticamente está todo vendido. Nosotros mismos lo distribuimos en la cadena de comercialización que hemos creado, no sólo en la quesería sino también a través de los supermercados de Arico. Además tenemos otro punto fuerte de venta que es el Mercadillo de los Roques de Fasnia, los sábados y domingos en horario de 8:00 a 14:00 horas. Y otra distribución en la que llevamos más de 15 años es la que hacemos a domicilio; los miércoles tenemos reparto en Arico y los jueves a clientes de Gúímar, Santa Cruz y en zonas de Taco, como San Matías y Los Majuelos”, explica Eva Galdón.

La Quesería Hoya Del Cura, en Arico, está sujeta a los más estrictos controles sanitarios, que se realizan periódicamente. “Cumplimos con las exigencias que marca la legislación vigente, tanto en la ubicación, como en el cuidado de los animales como en la elaboración de los quesos. Pasamos los controles exigidos entre los que se encuentran las analíticas al queso, que se realizan una vez al mes. Y las analíticas a la leche que se llevan a cabo cada 15 días”, subraya.

A todo lo expresado a lo largo del texto sólo queda añadir la invitación a probar este manjar digno de los paladares más exigentes y recordar que al consumir este producto estamos apoyando al Sector Primario y a nuestro entorno.