La XII Ruta del Camino del Hermano Pedro reunió a miles de personas este sábado 22 de abril

en GRANADILLA el .

La XII Ruta del Camino del Hermano Pedro reunió a miles de personas este sábado 22 de abril

Un símbolo de 19 kilómetros de historia, espiritualidad, paisaje y cultura

 A 1.500 metros sobre el nivel del mar se inició, cuando apenas apuntaba el alba de este sábado 22 de abril, la XII edición de la Ruta del Camino del Hermano Pedro. Este símbolo de la memoria colectiva de las gentes de la comarca del Sur y que une historia, espiritualidad, paisaje y cultura se ha convertido en una cita obligada cada año y al que se suman miles de personas de diferentes puntos de Tenerife y Canarias.

 A las 6.30 horas se celebraba una liturgia previa a la caminata oficiada por el párroco del pueblo, Emiliano Rodríguez, con las personas allí congregadas, contándose con la presencia de los alcaldes de Granadilla de Abona, José Domingo Regalado, y la alcaldesa de Vilaflor de Chasna, Agustina Beltrán, y los concejales de Patrimonio y Cultura de sendos municipios, Ramón Fredi Oramas y Montserrat González, respectivamente, entre otros.

 Desde las 7.00 horas partió la ruta desde Vilaflor de Chasna con más de medio millar de participantes, a la que se fueron sumando más senderistas y peregrinos desde Granadilla, Charco del Pino, San Isidro, El Médano, y San Miguel de Abona. En total, más de 1.500 personas participaron en la actividad este año, que contó con buena climatología durante todo su desarrollo.Hay que resaltar que el número de caminantes inscritos ha superado al de ediciones anteriores, un trámite que la organización aconseja a efectos de logística y seguridad para la cobertura de un seguro en caso de producirse algún percance.

 La ruta, organizada por los ayuntamientos de Granadilla de Abona y Vilaflor de Chasna, contó también con la colaboración de colectivos e instituciones como el Grupo de Montañeros de Granadilla y de Nivaria; la Asociación Montaña para Todos y el Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio (CICOP), así como el Obispado de Tenerife; Aena y la participación especial del académico numerario de la Academia de Geografía e Historia de Guatemala, Miguel Torres Rubín, y de la doctora arquitecta del Parque regional de la Vía Apia de Roma, Simona Messina.

 Seis salidas. Hubo un servicio de guaguas a partir de las 5.30 horas, en dirección a Vilaflor; otras salidas fueron desde Granadilla casco (9.30), Charco del Pino (9.30), San Isidro (10.30) y El Médano (11.30). También, desde San Miguel de Abona se partió desde las 7.30 horas, desde la Iglesia de San Miguel Arcángel. Como novedades, se incorporó la ruta de Granadilla casco-Charco del Pino por el Camino Real del Sur; una propuesta que ha gustado mucho y ha tenido muy buena aceptación. El operativo de seguridad y emergencia que se estableció a lo largo de este corredor ambiental fue de alrededor de 60 personas, entre Policía Local, Cruz Roja y Protección Civil, aparte de un hospital de campaña y un puesto de mando avanzado en las proximidades de la Cueva. Fuentes de la organización informan de que no se produjo ningún incidente grave, salvo varios traumatismos y esguinces ocasionadas por caídas típicas de un recorrido de estas características

 Recuperación. La ruta es un proyecto ya consolidado en el tiempo al que se suman cada año más personas provenientes de toda la Isla y de otros puntos del Archipiélago. Desde el año 2005, fecha en la que se inició el estudio de la recuperación y revalorización del Camino del Hermano Pedro y sus caminos adyacentes, comenzó un reto para la comarca de Chasna, que ha sido el de recuperar un símbolo de la memoria colectiva y que se ha mantenido hasta nuestros días gracias a los vecinos de Vilaflor de Chasna y de Granadilla de Abona, para unir a los diferentes municipios de la comarca (Fasnia, Arico, Granadilla de Abona, San Miguel de Abona y Vilaflor de Chasna) y a su población a través de la revalorización de un recorrido que une historia, espiritualidad, paisaje y cultura. El Camino del Hermano Pedro, no solo es una vía de trashumancia del primer santo de Canarias que se extiende entre los municipios de Vilaflor y Granadilla, sino que se encuadra en un conjunto de caminos tradicionales (algunos de ellos aparecen en mapas históricos del siglo XVIII y XIX), siendo esta la ruta que el Hermano Pedro recorrió para trasladar su rebaño.