La Unidad del Medio Natural imparte charlas de concienciación en el centro Tenerife II

en SANTA CRUZ el .

Un grupo de agentes forestales complementará ahora esta actividad con una salida a través de un sendero guiado por el Parque Rural de Anaga

Agentes forestales de la Unidad del Medio Natural (UMEN) impartieron la semana pasada dos charlas ambientales a un total de 130 internos del centro penitenciario Tenerife II, con el fin de dar a conocer el patrimonio natural y cultural del Parque Rural de Anaga.

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Carlos Correa, indicó que el objetivo de esta iniciativa es “dar a conocer el patrimonio natural y cultural de una zona que es Reserva Mundial de la Biosfera. Los participantes mostraron su interés por conocer más de cerca la problemática ambiental que afecta a este y otros espacios naturales protegidos y, por esa razón, realizarán próximamente una salida a través del Parque Rural de Anaga, que será guiada e interpretada por los agentes de la UMEN”.

Las ponencias, que tuvieron una duración de 85 minutos cada una, incluyeron una presentación digital y la proyección de un video con contenido y objetivos medioambientales. A continuación, se abrió un debate con los asistentes para compartir inquietudes, opiniones e ideas acerca de cuestiones referentes a los contenidos de la charla.

La iniciativa forma parte de proyecto ‘Anaga, una caminata por las nubes’, que incluye trabajos educativos con los internos del Aula Adscrita de Personas Adultas del Centro Penitenciario (AAPA), dependiente del CEPA de Santa Cruz de Tenerife. Sus funcionarios, en colaboración con la UMEN, han hecho posible que esta actividad medioambiental traspase los muros de la prisión por segundo año consecutivo.

El programa ‘Anaga, una caminata por las nubes’ nació en 2007 y en sus inicios estaba reservado a estudiantes de Infantil y Primaria. Posteriormente, amplió su oferta y ahora incluye a jóvenes de todos los niveles educativos, así como a colectivos y grupos de adultos. Durante 2016, un total de 1.134 participantes disfrutaron de estas actividades, de los que el 79% fueron escolares. Las previsiones para 2017 son superiores, ya que la demanda de centros educativos y colectivos que han querido sumarse ha crecido de manera progresiva.