La tradición en una barrica: Bodega Cándido Hernández Pío

en DONDE IR el .

(Sofía Ramos) El escritor romano Plinio “el viejo” dijo hace varios siglos que no había que confiar en aquellos a los que no les gustara el vino. Afortunadamente no es el caso de los protagonistas de esta historia.

Cándido Hernández Pío se ha dedicado toda la vida a la elaboración de vinos, una labor que ha trasladado a sus 5 hijos y que se caracteriza por ser una tradición familiar. Ya los antepasados de Cándido, épocas anteriores a las de su propio abuelo ya eran reconocidos por esta actividad.

Óscar Hernández se encuentra al frente del negocio y nos cuenta que lo bonito de Bodega Cándido Hernández Pío es que  es un proyecto familiar, “que en un momento de crisis económica mi familia pueda apostar por esto y pensar en que las futuras generaciones seguirán es sensacional”.

Mi padre tiene 77 años,  en la década de los 80 él ya estaba inmerso en la vitivinicultura y se encontró con la revolución del vino en Tenerife, es decir,  se empezaron a elaborar los vinos con una trazabilidad, con una garantía, lo que conocemos como denominación de origen”, explica con orgullo.

Uno de los aspectos más interesantes de este gran negocio familiar es que las uvas son propias y cuidan su ciclo vegetativo todo el año para poder asegurar un resultado de calidad.

Nuestro objetivo es que la uva llegue de la mejor forma posible a la vendimia, y esto se consigue cuidándola, mimándola y habiéndola tratado correctamente durante todo el año. El buen vino depende de muchos elementos pero uno de los más importantes es la zona de donde proviene la uva con la que se elabora, en nuestro caso sólo es de nuestras fincas en propiedad. Producimos un gran abanico de vinos, en los que se encuentran los afrutados, los laboriosos vinos dulces con vendimia tardía, vinos de crianza…  Somos de las pocas bodegas que poseen terrenos propios en municipios como El Sauzal, La Matanza o Candelaria,  así pues aseguramos su procedencia”.

Sin embargo, ¿qué se necesita para elaborar un buen vino y qué tipos ofrece la Bodega  Cándido Hernández Pío?

En primer lugar, nuestros vinos están amparados bajo la denominación de origen Tacoronte de Acentejo ,Valle de Güímar e Islas Canarias. Otra de las cosas que nos diferencia es que elaboramos  monovarietales, esto es, cuando aseguras que el vino está hecho con un mínimo del 85% de la misma uva. En Güímar, por ejemplo, elaboramos el Calius  listán blanco, Calius Verdello o el Marmajuelo, ofrecemos también  los vinos calius tintos jóvenes con y sin madera.”, aclara Óscar y da la clave para crear un buen vino.

El secreto está en el terroir, un término francés que viene a decir que la uva con la que elabores el vino debe ser  de una misma zona en la que existan las mismas condiciones porque dependiendo de ello la misma se da de una forma u otra. Prueba de ello es nuestro Viña Riquelas tinto Negramoll y Viña Riquelas Blanco Gual, ambos elaborados con las uvas procedentes de una de las zonas más emblemáticas de la comarca de acentejo que tenemos en propiedad las Riquelas. No obstante, no sólo elaboramos Vinos monovarietales cuando las condiciones meteorológicas nos lo permite, sino también  vinos jóvenes o con envejecimiento es barricas de madera cómo el Balcón Canario, bajo los parámetros de una elaboración moderna y actualizada al mercado , recibiendo éste premios internacionales en éstos 3 últimos años en: Estados Unidos, Bruselas, Berlín, Asia, Italia y España, entre otros sitios”.

Que sus vinos se conozcan en todas las islas, el resto de España y el mundo es una de las metas de la familia, actualmente sus productos se venden en Estados Unidos, Alemania, Inglaterra y República Dominicana.

No obstante, la tradición y la historia permanecerán siempre arraigadas, Hernández confiesa que “lo más satisfactorio es elaborar un producto en el cual tienes un trozo de historia vitivinícola  de la isla de Tenerife y que eso llegue al consumidor. Intentamos coger la uva canaria y trabajar con ella de la forma más tradicional posible y que conserve esa identidad. Y por otro lado,  que ciertas  variedades tradicionales que están en desuso por ser de baja producción pues nosotros le seguimos dando una oportunidad”.

Un lujo del pasado, presente y futuro es lo que se encuentra en las barricas de Bodega Cándido Hernández Pío.