La Policía Turística retira más de 80 kg de mercancía en un operativo especial contra la venta ambulante

en ARONA el .

Los agentes han levantado 15 actas en los paseos del litoral de Los Cristianos y Playa de las Américas en tres días

Los agentes de la Unidad de Policía Turística, adscrita a la Policía Local de Arona, han llevado a cabo un operativo especial contra la venta ambulante en el que, en solo tres días, han levantado 15 actas y decomisado más de 80 kg en mercancía que se vendía en los paseos del litoral de Los Cristianos y Playa de Las Américas. Ninguna de las personas denunciadas estaba en situación de irregularidad en el país y no se han incautado falsificaciones.

La concejal de Policía, Carolina Reverón, explica que “los agentes de la unidad han ido observando un crecimiento de la venta ambulante en todo el litoral, con el deterioro que supone para la imagen que el municipio da al exterior pero, especialmente, por los perjuicios y el agravio comparativo que supone para los que sí cumplen con la normativa, pagan sus impuestos y contribuyen al sostenimiento de los servicios públicos”.

Así, se ha procedido a una actuación intensiva por la que, desde el 19 de abril y durante tres días, se han realizado más de 15 intervenciones en los lugares donde es más notable la presencia de vendedores ilegales. El control será continuado en el tiempo, con el fin de garantizar el cumplimiento de la Ordenanza para fomentar y garantizar la convivencia de Arona, de 2006.

El artículo 50 de esta norma municipal establece que “está prohibida la venta ambulante en el espacio público de cualquier tipo de alimentos, bebidas y otros productos, salvo las autorizaciones específicas. En todo caso, la licencia o autorización deberá ser perfectamente visible”.

Asimismo, recoge que “queda prohibido colaborar en el espacio público con los vendedores ambulantes no autorizados, con acciones como facilitar el género o vigilar y alertar sobre la presencia de los agentes de la autoridad. Se prohíbe la compra o la adquisición en el espacio público de alimentos, bebidas y otros productos procedentes de la venta ambulante no autorizada”.

La concejal destaca la gran dedicación y esfuerzo que están realizando los agentes de la unidad de Policía Turística, que han presentado 15 actas de denuncia y “de intervención”, que son aquellas que se cumplimentan cuando el infractor abandona la mercancía y huye ante la presencia policial para no ser denunciado.

Ninguno de los vendedores identificados en este operativo tiene requisitorias judiciales ni policiales, todos son vendedores habituales y todas las personas con las que se intervino portaban su documentación de estar en situación legal en España, además de que no se hallaron falsificaciones en la mercancía decomisada, por lo que no fue necesario realizar detenciones.

Solo uno de los infractores ha abonado la sanción, fijada en 126 euros conforme a la normativa actual, y ha retirado su mercancía. El resto de material, ha sido trasladado al depósito de la Policía Local.

El artículo 16.2 de la citada Ordenanza municipal establece que “quedan expresamente prohibidas en el espacio público el asedio, acoso y la insistencia para cualquier tipo de compra, venta o promoción”, así como “el desarrollo de cualquier actividad en los espacios públicos sin autorización municipal”, entre las que, además, se especifican las de “personas dedicadas a ofrecimiento de cualquier bien o servicio, informar y ofertar o proponer visitas, asistencias o citas a establecimientos comerciales de cualquier tipo y en especial restaurantes, bares, cafeterías, discotecas, pub, inmobiliarias y oficinas de ventas de cualquier tipo”.