La Policía Local incoa 10 expedientes sancionadores por la venta de coches en las calles

en SAN MIGUEL el .

La ordenanza de Policía y Buen Gobierno de San Miguel de Abona establece multas de hasta 750 euros por este tipo de infracción. Los particulares que quieran publicitar la venta de su vehículo en la vía pública deben solicitar la preceptiva autorización municipal, la cual no tiene coste.

La Policía Local de San Miguel de Abona ha incoado este año un total de 10 expedientes sancionadores por la venta de coches en la vía pública sin la preceptiva autorización municipal, frente a las 22 de 2016, según se informa desde el Ayuntamiento.

Los infractores podrían enfrentarse a multas de hasta 750 euros por el incumplimiento de la ordenanza municipal de Policía y Buen Gobierno, que dispone que “no será susceptible de autorización la exposición y venta de vehículos fuera del establecimiento comercial”. Sin embargo, la norma sanmiguelera establece la excepción cuando “la exposición y venta de vehículos sea efectuada a título particular y de forma aislada y puntual por parte de sus propietarios (…) previa solicitud” de los mismos en el Ayuntamiento.

Tal es así, desde la Concejalía de Policía de San Miguel de Abona se resalta que dicho trámite no supone coste alguno solicitante, “pero sí da la garantía que no será sancionado”.

Además, el incumplimiento de esta norma da potestad a la Policía Local a que pueda “ordenar la retirada del vehículo y su traslado hasta el depósito, cuyos gastos de inmovilización, retirada y depósito del coche serán a cargo del propietario. Y si éste no acude en el plazo de dos meses se entenderá que el vehículo ha sido abandonado y se tratará como residuo sólido urbano”.