La Policía Local de Arona interviene tres vehículos y a dos personas con documentaciones falsas en menos de un mes

en ARONA el .

La Policía Local de Arona ha intervenido, en menos de un mes, a tres personas con documentos personales de varios países europeos falsificados o fraudulentos, así como tres vehículos, uno de ellos robado en Alemania, con placas de matrícula o elementos (como la ITV o el número de bastidor) también falsos, todos con referencia a países del este de Europa, como Croacia, Bulgaria o Lituania. Varios agentes de diversas unidades policiales, incluida la unidad de Atestados, se han formado en documentoscopia para poder descubrir estos delitos de falsedad documental, ya que cada estado tiene sus propias normas y medidas de seguridad en la documentación, una información esencial en un municipio en el que confluyen personas de más de 130 nacionalidades.

Desde el 27 de octubre, la Policía Local ha intervenido, detectado y confirmado que estos documentos eran de origen fraudulento. El primero, una carta de identidad de la República de Croacia, expedida supuestamente a una ciudadana de origen serbio, que, tras ser examinada por los agentes aroneros con los medios ópticos y lumínicos adecuados, resultó ser un documento falso. Tras comprobaciones con las autoridades croatas, se confirma que la carta de identidad intervenida es falsa y, además, que el número de documento ha sido expedido y pertenece ya a un ciudadano croata y que la mujer que la poseía en realidad es de nacionalidad serbia y se encuentra de manera irregular en la Unión Europea.

En una segunda actuación, los agentes dan el alto a un turismo con placas de matrícula búlgaras. El conductor muestra, entre otros documentos, los referentes a la inspección técnica del vehículo que crearon dudas a los agentes sobre su autenticidad. Tras las pertinentes comprobaciones, quedó acreditado que eran íntegramente falsos.

Además, la Policía Local confirmó que un vehículo marca Mercedes C63 AMG contaba con placas alemanas, bastidor y otros elementos identificativos del vehículo falsificados. Tras las pertinentes comprobaciones, se descubrió que se trataba de un vehículo robado en Alemania en noviembre de 2016.
Además, localizaron un Subaru Impreza con placas falsas que nunca había estado matriculado en España ni en ningún otro estado de la UE. De hecho, pudieron confirmar que las placas de matrícula procedían de un modelo de misma marca que se había calcinado el pasado mes de septiembre en una nave de Pueblo Canario.

Además, hace pocos días, los agentes intervinieron a una mujer, en un control de tráfico, un permiso de conducción lituano de apariencia falsa. Al solicitarle el pasaporte para contrastar los datos, también quedó de manifiesto (y así fue confirmado mediante requerimiento internacional) que los dos documentos lo eran.

A raíz de todas estas intervenciones, los agentes instruyen diligencias que remiten a los Juzgados de Arona por las presuntas comisiones de diversos delitos de falsedad documental, de usurpación de estado civil y conducir un vehículo sin permiso de conducción, conforme a los artículos 392, 401 y 384  del Código Penal.

Variaciones documentales

Descubrir estas falsificaciones se complica cuando la documentación exigible a cada conductor y su vehículo cambian en función del país del que procedan, lo mismo que ocurre con los documentos de identificación personal, con medidas de seguridad diferentes y que los agentes deben conocer para detectar anomalías y falsificaciones. Se trata de una materia compleja, en la que los agentes formados en documentoscopia aprenden a detectar falsificaciones en pasaportes y visados, permisos de conducción, cartas de identidad, documentación relativa a vehículos y documentos mercantiles.

Procedimiento de actuación

Cuando se detectan vehículos sustraídos o con el bastidor manipulado, los agentes de la Policía Local los inmovilizan y retiran al depósito, donde se ponen a disposición judicial. Al haber realizado múltiples intervenciones con vehículos de placas extranjeras, en ocasiones también se ha podido proceder a la detención de personas buscadas en el ámbito europeo por delitos cometidos en sus países de origen.
En el momento en que observa que un documento personal (permiso de conducción, carta de identidad, pasaporte…) o cualquier otro documento asociado a un vehículo es “sospechoso”, se interviene cautelarmente para su estudio pormenorizado, además de realizar las gestiones con el organismo correspondiente según el estado y tipo de documento.

En este tipo de actuaciones, no se procede a la detención de la persona, siempre que muestre otro documento genuino o auténtico que dé seguridad plena de que realmente los datos de identificación son correctos. No ocurre así cuando todos los documentos personales que porta y exhibe una persona son falsos, con lo que se procede a la intervención de los documentos y a la detención de la persona.

Todas las diligencias que se instruyen, se remiten al Juzgado de Instrucción de guardia y la Policía Local cita a la persona investigada para que comparezca en sede judicial.