La Fundación CajaCanarias presenta la primera edición de su Torneo del Fajín de Lucha Canaria

en MIRA - DEPORTES el .

La competición, destinada a luchadores/as de categoría benjamín, alevín e infantil, se celebrará entre los meses de octubre y noviembre, en Tenerife, La Palma y El Hierro.

La Fundación CajaCanarias ha presentado esta mañana una nueva iniciativa destinada al fomento de la lucha canaria entre la infancia y juventud, desarrollando de este modo una nueva vía de impulso a las tradiciones vernáculas de carácter deportivo, seña de identidad de la institución a lo largo de su historia. Así, a lo largo de los meses de octubre y noviembre se celebrará, en diferentes terreros de las islas de Tenerife, La Palma y El Hierro, el I Torneo del Fajín de Lucha Canaria CajaCanarias, denominación que resulta de la recuperación de esta tradición competitiva que, a lo largo de los años cuarenta, cincuenta y sesenta del siglo anterior, premiaba a los mejores bregadores de Canarias en las diferentes categorías y pesos.

Coincidiendo con el recibimiento a los 37 alumnos/as que tomarán parte, desde hoy y hasta el próximo domingo, en el segundo turno del IX Campus de Lucha Canaria que organiza la entidad, el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife acogió el acto de presentación de este I Torneo del Fajín, con la presencia del responsable técnico de ambas actividades, Rucadén González; el músico y compositor canario José Luis Estévez “Güicho”; y el director general de la Fundación CajaCanarias, Alfredo Luaces. Además de dar la bienvenida a los participantes en el mencionado Campus, provenientes de diferentes escuelas luchísticas de El Hierro, La Palma y Tenerife, los mencionados intervinientes desgranaron el formato de esta nueva iniciativa de la Fundación CajaCanarias, para la que desde hoy todos los interesados, en edad benjamín, alevín e infantil al comienzo de la temporada deportiva 18/19, pueden inscribirse de manera gratuita a través de www.cajacanarias.com.

 

I Torneo del Fajín de Lucha Canaria CajaCanarias

 El I Torneo del Fajín de Lucha Canaria CajaCanarias contará con seis fechas y sedes de celebración: La concentración benjamín tinerfeña tendrá lugar el 21 de octubre, en el Terrero Municipal Pancho Suárez, de Los Campitos (Santa Cruz de Tenerife); en edad alevín los cruces se desarrollarán el 28 del citado mes en el Terrero Municipal Punta Brava, del Puerto de la Cruz y; la categoría infantil dilucidará al ganador del fajín infantil de Tenerife en el Terrero Municipal de El Escobonal (Güímar), el 4 de noviembre. Las concentraciones de las tres edades de participación en lo que respecta a las islas de La Palma y El Hierro se celebrarán, de manera conjunta, los días 11 y 18 de noviembre, en los Terreros Antonio Piñero (Mirca, Santa Cruz de La Palma) y Valverde, respectivamente.

Con formato de luchadas en cruces de eliminatoria directa, esos cinco encuentros proclamarán a los Campeones del fajín insular en las tres categorías citadas para, el 25 de noviembre, disputar en el Terrero Mencey Tegueste de Tenerife la gran final interinsular en la que tomarán parte los ocho primeros clasificados por edad de Tenerife, seis de La Palma, y dos de El Hierro. En total, 48 jóvenes bregadores que perseguirán ostentar el título como I Campeón del Fajín de Lucha CajaCanarias benjamín, alevín e infantil, respectivamente. Además, los triunfadores en esta actividad tendrán asegurada, como premio adicional, su presencia en el X Campus de Lucha Canaria CajaCanarias, a desarrollar en el mes de julio de 2019. Asimismo, el I Torneo del Fajín contará con un jurado que seleccionará las agarradas más espectaculares de cada categoría de participación para recibir los correspondientes reconocimientos masculinos y femeninos y que, en esta primera edición, homenajearán a los históricos luchadores Nino Morales y Felipe del Castillo, campeones del Fajín en diferentes años durante las décadas de 1950 y 1960.

 

Pique de polkas y otros juegos musicales del folclore canario

 El I Torneo del Fajín de Lucha Canaria Fundación CajaCanarias contará con un importante complemento en materia cultural, a través de piques de polkas y otros juegos musicales del folclore canario, con el objeto de materializar una iniciativa destinada a desarrollar un planteamiento común que se materializa en la difusión de tradiciones del archipiélago entre la infancia y juventud de las islas. Así, y bajo la dirección del músico y compositor José Luis Estévez “Güicho”, las seis concentraciones deportivas contarán con diferentes actividades de carácter musical con un componente didáctico, y en el que podrán tomar parte no sólo los luchadores y luchadoras participantes, sino el público que se congregue en los diferentes terreros, sedes de esta propuesta de la Fundación CajaCanarias, improvisando a ritmo de polka a partir de lo que acontezca en cada brega.

 

Antecedentes históricos

 La historia del fajín en el deporte vernáculo proviene de los primeros Campeonatos Individuales. Desde que se constituyó la Federación, en 1943, se han celebrado estos campeonatos en el que se elegía al Mejor luchador del Año, poseedor del título de Campeón Absoluto de Canarias. En un principio no había diferencias ni de pesos ni de categorías, sino que lo disputaban todos los luchadores juntos. Cada año, se ponía el título en disputa y el campeón tenía que defenderlo ante los aspirantes.

Posteriormente, ya entrados los años cincuenta del siglo anterior, el Torneo del Fajín se dividió en dos categorías, luchadores de primera y luchadores de segunda para, a partir de 1961, comenzar a celebrarse los campeonatos por pesos divididos en cuatro categorías, los pesados, semipesados, medios y ligeros. A los campeones se les entregaba un fajín y un trofeo, siendo considerada la ostentación de dicho fajín como el mayor status que podía alcanzar un luchador. De hecho, era considerado el mejor luchador de Canarias durante ese año. Figuras reconocidas que ostentaron o disputaron desafíos por el fajín fueron el Faro de Maspalomas, Víctor Rodríguez, El Palmero, Pollo de Doramas, Felipe del Castillo o Nino Morales, entre otros. Con la recuperación de esta tradición luchística, en esta ocasión destinado al fomento de las categorías de base, la Fundación CajaCanarias amplía su compromiso con la expansión y apoyo al deporte de las islas, seña de identidad de la institución desde sus inicios.