La Fundación CajaCanarias clausura su IX Campus de Lucha Canaria

en MIRA - DEPORTES el .

La Fundación CajaCanarias centra ahora su actividad con respecto a la promoción del deporte vernáculo en la organización del I Torneo del Fajín, que ya contabiliza más de 60 participantes confirmados en la primera semana de apertura de inscripciones

La Fundación CajaCanarias clausuró ayer domingo, en el Terrero Mencey Tegueste, la novena edición de su tradicional Campus de Lucha Canaria con la despedida del segundo turno de participación, compuesto por 37 niños/as provenientes de diferentes escuelas luchísticas de Tenerife, La Palma y El Hierro. En total, 74 alumnos/as con edades comprendidas entre 8 y 14 años han tomado parte este año en una actividad que dio comienzo el pasado día 16 de julio y que, en este noveno curso, ha contabilizado la mayor participación de luchadoras a lo largo de su historia, suponiendo un tercio del total del alumnado. El cierre del segundo turno estuvo compuesto, de la misma manera que la semana anterior, por una luchada de exhibición organizada en dos equipos conformados por el alumnado del Campus, a través de la que hicieron gala de lo aprendido durante el transcurso del programa de entrenamientos, así como un acto final de entrega de medallas, diplomas y trofeos a los mejores luchadores de cada categoría (Benjamín, alevín e infantil), así como a aquellos que demostraron mayores conocimientos teóricos del deporte vernáculo, en un concurso celebrado el pasado viernes.

Tras la clausura del IX Campus de Lucha Canaria, la Fundación CajaCanarias centra, a partir de ahora, su programa de actividades en relación al fomento y desarrollo de esta disciplina deportiva entre la infancia y juventud con la celebración del I Torneo del Fajín, propuesta que tendrá lugar, entre el 21 de octubre y el 25 de noviembre, en Tenerife, La Palma y El Hierro. Esta iniciativa, que la semana pasada abrió su plazo de inscripción, de carácter gratuito, a través de http://www.cajacanarias.com/microsites/torneo-del-fajin, ya contabiliza más de 60 participantes confirmados, lo que certifica el interés por un proyecto que pretende recuperar una tradición en el mundo de la brega que se remonta a mediados del siglo pasado, si bien enfocado en esta ocasión a las categorías de edad benjamín, alevín e infantil, con el objeto de impulsar la difusión de la lucha canaria y crear un modelo de encuentro y convivencia entre los jóvenes practicantes de las islas de la provincia de Santa Cruz de Tenerife.