La Cámara apuesta por políticas activas de empleo específicas para solucionar el elevado desempleo estructural de Canarias

en General el .

La cifra de paro registrado desciende en el mes de febrero en 1.874 personas hasta situar la cifra total en 229.900 desempleados, 13.732 menos que hace un año.

La media de afiliados a la Seguridad Social en Canarias aumenta en febrero en 1.854 ocupados y se sitúa en los 748.778 trabajadores, 36.909 más que hace un año (5,2%).

Canarias sitúa su número de parados en un nivel similar al de febrero de 2009, pero aún registra 100.000 parados más que en febrero de 2007. Las afiliaciones medias a la seguridad social son 45.927 menos que las existentes en febrero de 2007.

Para el presidente de La Cámara “si queremos resolver el paro estructural que tiene el Archipiélago ya no valen las medidas generalistas, sino que será necesario acometer medidas específicas a través de una asistencia personalizada y una formación adecuada, además de una mayor y mejor información sobre las ofertas de empleo, que permita

En Canarias, el paro ha bajado en las oficinas de empleo público en 1.874 personas durante el pasado mes de febrero hasta situar la cifra total en 229.900 desempleados, 13.732 menos que hace un año. En sintonía con estos datos el número de afiliaciones medias a la seguridad social ha crecido en 1.874 en febrero, hasta las 748.778, 36.909 ocupados más que hace un año.

Unas cifras que suponen, según informe del Servicio de Estudios de La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, el segundo mejor comportamiento en un mes de febrero, tras los registrados durante el pasado año en el que se experimentó un retroceso mensual en el número de parados de 2.352 desempleados y un aumento en el número medio de afiliados de 3.037 ocupados respecto a enero de 2016.

Comportamientos positivos que continúan consolidando las tendencias de reducción en el número de parados iniciada en el mes de agosto de 2013 y la del crecimiento medio en las afiliaciones en noviembre de ese mismo año. Más de cuatro años de recuperación del mercado de trabajo canario que han acompañado a la recuperación de la economía y que, a juicio del presidente de La Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, “nos obligan a redoblar los esfuerzos, tanto públicos como privados, para continuar consolidando el avance”.

En este sentido, será necesario reforzar la actividad del conjunto de sectores económicos, especialmente aquellos con mayor capacidad de arrastre sobre el elevado volumen de parados de más larga duración, como es el sector de la construcción. Además, será necesario seguir trabajando en mejorar la empleabilidad de los colectivos más vulnerables como son: los parados menos cualificados, los jóvenes y los desempleados mayores de 50 años.

Medidas desde el lado de la demanda laboral que tendrán que venir acompañadas del impulso al conjunto de sectores productivos y, desde el lado de la oferta, por unas políticas activas de empleo capaces de dar soluciones específicas a problemas concretos ya que no todas las acciones de empleo y formación tienen el mismo impacto en distintas personas, lugares y momentos.

Para el presidente de La Cámara “si queremos resolver el paro estructural que tiene el Archipiélago ya no valen solo las medidas generalistas, sino que será necesario acometer medidas específicas a través de una asistencia personalizada por parte de expertos en inserción laboral, acompañada de una considerable inversión en formación; además de una mayor y mejor información sobre las ofertas de empleo, que permita adecuar la oferta y la demanda laborar, impidiendo que un parado no encuentre un trabajo o que una empresa no encuentre el mejor empleado por falta de información”. En este sentido Sesé apunta la importancia de “que exista una integración y una cooperación eficaz entre los servicios públicos de empleo y las agencias privadas de colocación”.