La asistencia al encuentro ‘alimentación saludable’ confirma la preocupación de los padres y madres en la nutrición de sus hijos e hijas

en GUIMAR el .

La Concejalía de Educación del Excmo. Ayuntamiento de Güímar, a través de su plan estratégico ‘Tenemos un Plan’, con Socorro González al frente, celebraba el pasado martes, 8 de mayo, un encuentro informativo sobre ‘Alimentación saludable’, siendo dirigido por Dña. María Teresa Belda García, pediatra del Centro de Salud de Güímar.

En primer lugar, la ponente sentaba las bases de estudio referentes en esta materia en la actualidad, siendo primordial mencionar la Estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) perteneciente a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición ‘AECOSAN’, la cual ha dado resultados como el estudio Aladino, siendo datado por última vez en 2015, y que promocionan la vida saludable, como el propio encuentro realizado en la Casa de la Cultura de Güímar.

Tras ello, Belda García ofrecía datos de especial relevancia resultantes del propio Estudio Aladino, investigaciónrealizada con la participación de 10.899 niños/as, entre 6 a 9 años, la edad más crítica en los jóvenes, en 165 centros escolares de todo el territorio español.En él, la prevalencia de sobrepeso hallada fue del 23,2% en niños y niñas, obteniendo datos mayores en niñas, y la prevalencia de la obesidad fue del 18,1%, en esta ocasión con mayores datos en niños, siendo considerado un verdadero problema de salud pública mundial.

«La falta de actividad física, el hecho de no desayunar, el disponer de televisión, ordenador o videojuegos en la habitación, ver la televisión durante más de 2 horas diarias, dormir menos horas, el bajo nivel de ingresos económicos de los padres y madres, así como también el bajo nivel educativo de los mismos», son elementos que pueden producir determinadas complicaciones en niños con obesidad como son «padecer apnea del sueño, acentuación de desviaciones en la columna, estrías en la piel, aumento de lesiones articulares, depresión y baja autoestima, hipertensión, aumento del colesterol, aumento de glucosa en la sangre o pie plano, entre otras dificultades» – recalcaba.

Con posterioridad, se adentraba en la preferencia de alimentos a consumir, considerando que«la pirámide de la alimentación clásica sigue siendo importante, pero está quedando algo desfasada a medida que pasa el tiempo, cobrando especial relevancia en la actualidad la propuesta de Harvard comúnmente conocida como ‘Mi plato’ y que lo integran vegetales/fruta de temporada, siendo recomendables productos de la zona para así tener un producto más fresco y el cual permitirá mantener  mejor las vitaminas; granos, especialmente integrales, ya que contienen vitaminas y fibra; proteína; productos lácteos, recomendándose medio litro de leche o, de otra manera, un vaso de leche y un yogur…

Asimismo, se embarcaba en diversas recomendaciones a tener en cuenta, como son el «uso de aceites de oliva, por su gran contenido en omega 3; agua, no menos de un litro y medio diario, cuanta menos sal mejor y preferiblemente sal yodada y, por supuesto, mantenerse activo». También, hacía especial hincapié en la importancia de «comprobar el valor nutricional del producto en su correspondiente etiqueta, el hecho de acostumbrar a los niños y niñas a comer la comida a pedazos y adquirir buenos hábitos, pudiendo incluso programarles menús saludables, los cuales incluso pueden obtenerse en internet, siendo un ejemplo de ello la web www.programapipo.com, un programa de intervención realizado en el propio Archipiélago».

«Debemos tener claro que no hay que dejarse llevar tanto por la publicidad que nos brindan los medios de comunicación, los cuales solo fomentan la compra de precocinados y comidas preparadas que su mayor aportación viene proporcionada por grasas ‘trans’ y aceite de palma, puro “veneno” para nuestro organismo, debiendo recordar que ‘somos lo que comemos’» – concluía la pediatra.

«Conocer lo que es una alimentación saludable para el desarrollo de los niños y niñas, es vital para los padres y madres que se preocupan por la nutrición de sus hijos e hijas, ya que es un elemento clave en el crecimiento y desarrollo físico e intelectual de los mismos, siendo considerada la obesidad infantil la verdadera epidemia del siglo XXI, por lo que desde el área nos resultaba de especial importancia la celebración de este encuentro» – recalca la edil del área, Socorro González.