Julio Torres: “La Laguna está menos de moda de lo que estaba”

en DESTACADO LA LAGUNA el .

A la sombra de la Araucaria, en la Plaza de La Concepción, hablamos de La Laguna mientras muchos de los que pasan junto a nosotros le saludan afablemente. Es bastante conocido, tal vez, porque desde siempre ha formado parte de este lugar. Quien le ha tratado o leído no duda de la vocación lagunera que le retrata en cada circunstancia, en cada calle, en cada acto… porque casi todo lo que atañe al municipio de Santa Cristóbal de La Laguna le ocupa y le concierne.

Julio Torres Santos es historiador, periodista y escritor. Tanto en lo personal como en lo profesional ha dedicado -y continua dedicando- gran parte de su vida a conocer, a amar y a transmitir la esencia lagunera, de punta a punta, en sus vertientes culturales, históricas y patrimoniales, sobre aspectos que llaman su atención y de los que escribe, a diario, en el periódico digital que dirige, www.Lalagunaahora.com. Además su pasión por este lugar le ha llevado a comprometerse y a convertirse en el Presidente de la Asociación en Defensa de San Cristóbal de La Laguna.

Es una Asociación dada de alta legalmente y que cuenta con más de 3.700 miembros”, explica Julio Torres, matizando que la Asociación en Defensa de San Cristóbal de La Laguna no está relacionada con ideologías políticas ni va contra político alguno, su interés radica en el municipio y su cuidado.

-¿Por qué se crea esta Asociación?

-La Asociación se fundó a principios del siglo XXI, un 14 de septiembre debido al enfado de los laguneros, principalmente por dos motivos. Primero para dar respuesta a una comisión que se creó a causa del Real Estandarte de la isla de Tenerife, mal llamado Pendón de la Conquista. A principios del siglo XXI se acordó retirarlo de exhibiciones públicas y sustituirlo por la bandera de la ciudad.

-¿Y el otro motivo?

-Por parte del Obispado se prohibió que los soldados de Artillería dieran escolta al Cristo de La Laguna, en su día, el 14 de septiembre, durante la procesión de mediodía. Esta era una tradición que venía desde el siglo XIX. A principios del siglo XX, en 1922, se potenció después del regreso de los artilleros laguneros que habían participado en la Guerra de África, en las cabilas de Abd el-Krim. En esa ocasión no hubo fallecidos y regresaron todos con vida, por ello prometieron al Cristo que cada 14 de septiembre iría acompañándole una representación de los artilleros, algo que se cumplió siempre hasta que lo prohibió el Obispo Felipe Fernández, en los últimos años del siglo XX.

-¿Y se solucionaron estos problemas?

-Los laguneros estábamos muy enfadados por entonces y se convocaron dos manifestaciones. El año que sacaron la bandera, cuando la comitiva regresaba por la Calle del Agua, en todas las casas se tocaron calderos, bocinas, pitos, toda clase de ruido. Se formó tal estruendo y protesta que dieron marcha atrás y se volvió a sacar de nuevo el Real Estandarte.

-¿Y algunas personas no identifican al Real Estandarte con la bandera de la Conquista?

-No se trata de ningún paño que tenga que ver con la Conquista. Es la bandera de la isla de Tenerife antes de tener Tenerife la bandera blanca y azul. Y anterior también a la bandera de España. Para algunos, en su pleno derecho de sentirse independentistas, era un trapo manchado de sangre y, para otros simbolizaba un saco de votos si lograban retirarla.

-Supongo que este fue el comienzo de la Asociación en Defensa de San Cristóbal de la Laguna.

-Retirar los soldados del Cristo y retirar el Real Estandarte de los actos solemnes movió a crear la Asociación. Y no sólo se recuperó la salida del Pendón sino que también, con el Obispo Bernardo, se logró que volvieran los soldados. Las calles se caen de aplausos cuando desfilan.

-Pero algunos protestan…

-No son el ejército de Franco ni es un cuerpo fascista ni nada de nada. Son personas que vemos como se juegan la vida en los incendios, o ayudando a otras personas en derrumbes o donde haga falta, como en el Líbano, Bosnia, África, Afganistán, Los soldados hermanan del pueblo, son hijos del pueblo y ese día, voluntariamente, los que lo deseen están ahí, junto a su Cristo y sus creencias.

-Y hoy por hoy, ¿La Asociación está pendiente sólo de lo que sucede en el casco histórico lagunero o en todo el municipio?

-No, no. Nosotros estaremos donde nos necesiten. Si, por ejemplo, intentaran dañar los Corazones de Tejina (y sé que los tejineros se bastan solos) ahí estaríamos nosotros también apoyándolos. ¡O que intentaran mutilar la Romería de Valle de Guerra…! Nosotros actuamos en Defensa de San Cristóbal de La Laguna y así se llama el municipio, de punta a punta, desde Rodeo Alto, el Ortigal, Guamasa, Los Genetos, los grandes barrios del Área Metropolitana… Para nosotros, que estuviese abandonado el Polvorín de Taco también suponía un problema. ¡Y si es necesario hablar por Tenerife tampoco nos vamos a esconder! Nos preocupa todo el municipio.

-Hace unos días, desde esta Asociación elevaban la voz de protesta por algunos cambios que se están percibiendo en las calles del casco antiguo, ¿a qué se debe exactamente?

-No sabemos lo que está pasando pero había unas jardineras en las calles de San Agustín, La Carrera y Herradores, con flores y que quedaban muy hermosas, y han desaparecido. ¡Incluso han desaparecido hasta las papeleras! Las calles están prácticamente desiertas. Hay problemas de agua en las fuentes, problemas de saneamiento en algunos de los lagos y estanques de algunos parques públicos municipales y estamos bastante preocupados. Y en lo que se refiere a las fiestas y a la parte lúdica de la ciudad, que es un acicate para el comercio y turismo… pues van muriéndose, sobre todo en estos últimos años. ¡El paso hacia detrás es enorme!

-¿Se está prestando a La Laguna toda la atención que se debiera?

-No. Y es una pena. Por ejemplo, en carreteras que pertenecen al Cabildo, como la de entrada al Aeropuerto del Norte, el abandono es total. Yo recomiendo al que desee ver algo así que vaya a la Plaza del Cristo o a la carretera de entrada a Tejina y vea en el estado en el que se encuentran. Pienso que alguien debe dar un golpe sobre la mesa y decir: este es mi municipio y existen una serie de inversiones y arreglos que hay que hacer. Además, somos en importancia el segundo municipio de la isla y el tercero de Canarias… ¡no sólo en cantidad de personas sino también en la cantidad que se recauda en impuestos!

-¿Y cómo se está tratando al Patrimonio histórico, cultural y arquitectónico?

-Creo que no existe coordinación en las diferentes áreas. No se cuida y defiende el Patrimonio con la publicación de un libro o celebrando una fiesta concreta… Sinceramente, creo que con darte un simple paseo por las calles del casco verás el Patrimonio de la Humanidad como está de pintadas, de carteles en las fachadas… Todo lo que yo pueda decirte sobra, una imagen vale más que mil palabras. ¡No hay sino pintadas de grafiteros por todas partes! En la propia calle de San Agustín, una de las más conservadas del Patrimonio de la Humanidad, hay casas abandonadas con ruina provocada. No sé por qué no se han abierto expedientes… En la calle La Carrera casas cerradas y deterioradas se han convertido en nidos de palomas. Y no veo que, con la Ley de Patrimonio en las manos, se tomen decisiones…

-¿Cree que esto es responsabilidad únicamente del Ayuntamiento de La Laguna?

-En las islas hemos cometido el error de tener transferida la conservación del Patrimonio a los Cabildos, a una comisión de Patrimonio que , a gusto del consumidor, unos señores desde Santa Cruz deciden sobre La Laguna. En todo caso, el Cabildo debería ceder esas competencias a comisiones de los ayuntamientos afectados. Nosotros somos mayores de edad para no depender de Santa Cruz ni siquiera en la Comisión de Patrimonio. ¡La responsabilidad del Patrimonio de La Laguna la tiene el Cabildo y la comisión se reúne para decidir en la calle El Castillo, en Santa Cruz! Creo que el Cabildo está a años luz de las necesidades de La Laguna y de la ciudadanía lagunera.

– La Catedral de La Laguna ha ocupado bastante a la Asociación que preside, además es un icono para el turismo y el comercio de la ciudad. ¿Qué opina de que se cobre para entrar?

-Un disparate. Y lo razono. Yo he pagado en muchísimos lugares para poderlos visitar. Con 7 euros que he pagado me han dado un bono para visitar 7 lugares en Venecia, entre catedrales e iglesias. Pero, a cambio de esos 7 euros he visto arte bizantino, románico, renacimiento… ¡En arte, todo!

Sin embargo, salvando las distancias, la Catedral de La Laguna fue terminada en 1913. Es la primera y única que existe en España hecha de hormigón armado y que, encima, estuvo 12 años cerrada. Artísticamente, hay que poner las cosas en valor pero no hay tanto que enseñar… Pienso que un precio justo estaría en los 2 euros. Otra cosa que me ha dejado atónito con las tarifas es que no pagan las personas de la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna (Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro), pero si pagarían los procedentes de las otras islas hermanas… Pero peor que esto son los 3 euros que deben pagar las personas en situación de desempleo… Y yo pregunto dónde está la caridad cristiana, ¡un parado debería entrar gratis sea de donde sea! Esta tarifa de precios me parece abusiva y me gustaría saber quién asesoró al Cabildo Catedralicio.

-¿Estos precios podrían espantar al turismo?

-La Asociación en Defensa de San Cristóbal de La Laguna, el Ateneo, la Asociación del Casco, la Sociedad Económica Amigos del país, el Casino, el Orfeón La Paz… nos reuníamos todos los lunes en el Ateneo para hacer un seguimiento a las obras de La Catedral y, mientras estuvieron paradas nos dirigimos a tres Ministros de Cultura diferentes porque, uno de los caballos de batalla no era sólo el tema de la Iglesia en sí porque La Catedral suponía y supone un motor de economía del entorno. Si tú ahora llegas -después de que el dinero de la fuerte inversión ha tenido carácter Público-, y vas a cobrar esa tarifa… ¡pues me parece un disparate! Debería revisarse a la mayor brevedad, ¡2 euros me parece un precio razonable!

-En este mes la ciudad está de fiesta, se celebra San Benito Abad ¿Mantienen su esplendor estas fiestas?

-Las Fiestas de San Benito, y sobre todo la Romería, han perdido. La han dejado morir. Una fiesta, sobre todo las tradicionales, deben manar del pueblo. Lo que no puede ser es que un concejal -o cualquier político responsable del evento-, se reúna con su staff y decida la programación de las fiestas, en muchos casos sin tener ni idea de las costumbres o tradiciones del lugar. Esto sólo pasa en La Laguna casco. En Tejina, con los Corazones, no se atreven, dan el dinero que necesitan y respetan. En Valle de Guerra con La Librea, tampoco se meten, ni se meten tampoco en la Romería de Las Mercedes. Pero aquí hay mucho bombo y platillo y las Fiestas les sirven de pantalla. En La Romería de San Benito, que está cumpliendo 71 años, se han metido los políticos. Se debería crear una comisión mixta y escuchar a los ciudadanos. Los asesores no pueden saber de todo.

-¿La Romería de San Benito es Regional?

-Es la única Romería que ostenta el título de Regional. San Benito es el Patrón de Tenerife y el Patrón de Europa. Pero todas estas cosas se han olvidado. Los únicos temas que parece que priman son los políticos. No prima la Historia, no prima el Patrimonio intangible.

-¿Y qué significan para La Laguna estas fiestas?

-Es un atractivo sobre todo por la oferta gastronómica y de restauración que posee el lugar. Además, los principales actos suponen un revulsivo económico por la gran afluencia de personas pero, una cosa te digo, La Laguna está menos de moda de lo que estaba.