Embutidos Justo, una apuesta por lo artesanal y lo exquisito

en DONDE IR el .

(Sofía Ramos) Embutidos Justo es uno de los negocios más antiguos del entrañable pueblo de Barranco Hondo. Regentado por el propio Justo Hernández y María Candelaria Alberto destaca, ciertamente, por todos y cada uno de los embutidos que elaboran: chistorras, salchichas de cerdo y de pollo, morcillas dulces y de cebolla, chorizo sobrasada, chorizo parrillero, chorizo casero, butifarra… Son un deleite para el paladar.

María Candelaria Alberto considera que uno de los productos que más venden y por los que se les reconoce es la morcilla dulce.

Año tras año, es el local referente en el barrio y en el municipio. Cuando se aproxima una fiesta o una fecha señalada, como la Navidad, son decenas de personas las que acuden a la calle La Calzadita, a su lugar de confianza: Embutidos Justo.

Y es que los clientes no solo confían en ellos por su amabilidad y eterna simpatía sino por la variedad y la calidad de sus productos. “En lo que despuntamos, también, es en la materia prima con la que elaboramos los embutidos y que trabajamos de forma artesanal”, comenta María Candelaria.

Además la manipulación de los alimentos y el cumplimiento de las reglas sanitarias se cumplen a raja tabla. “Sí, es verdad que tenemos siempre a Sanidad encima de nosotros, no obstante, tenemos un plan de trazabilidad con la mercancía que entra y con la que elaboramos mediante lotes y caducidad. A su vez, hacemos analíticas mensuales de los productos elaborados por nosotros y aplicamos el manual de APPCC impuesto por Sanidad. Es algo muy importante y que nos tomamos muy en serio, por ello, tenemos un contrato con una empresa que lleva lo de las analíticas y todo lo relacionado con Sanidad.

Alberto expone otro aspecto muy curioso y de grandísimo interés para todas aquellas personas que tengan problemas con los alérgenos. “Las únicas que llevan gluten son las morcillas, los demás productos no, los aditivos y especias que llevan no contienen lactosa ni gluten”. Una oportunidad excelente para los afectados, una vez se compra en Embutidos Justos esta preocupación se desvanece. Un auténtico lujo para los alérgicos al lácteo y para los celíacos.

Asimismo, ellos son mayoristas y reparten a carnicerías, restaurantes, bares, supermercados, etc. ¿Se necesita alguna otra evidencia? El propietario de cualquiera de los negocios mencionados anteriormente desea lo mejor para sus clientes, y lo mejor en cuanto a carnes y embutidos, se encuentra en el pueblo de Barranco Hondo, en el municipio de Candelaria.

El local se caracteriza por su amplitud y se encuentra en una de las calles principales, fácil de encontrar, y el cliente siempre encuentra donde aparcar. En los tiempos que corren es difícil encontrar un establecimiento en el que depositar la confianza en lo referido a la buena alimentación y a la salud. Saber con seguridad, además, que lo que uno se lleva en la bolsa es un manjar casero y elaborado con mimo es prácticamente un privilegio.