CORRER UN MARATÓN: UN RETO PERSONAL, PERO…

en Sin categoría el .

basilio_labrador-1

\r\n

“Lo realmente complicado de un maratón es entrenarlo, no finalizarlo de cualquier manera”

\r\n

Cruzar la línea de meta debe ser el objetivo principal de todo corredor popular, pero terminar una carrera, en este caso un maratón, exhausto, vomitando, caminando…, no me parece una heroicidad, sino una escena dramática. No se debería llegar a esa situación, la  salud está por encima de todo.

\r\n

La clave del éxito para ser un gran maratoniano, incluso amateur, radica en la anticipación a lo que queda por venir.  Sólo así se logrará realizar una gran carrera lo que permitirá, en otra ocasión, repetir la experiencia ya que el sentimiento final es de satisfacción plena, sea cual sea la marca realizada.

\r\n

Me sorprende la irresponsabilidad  de muchos en aventurarse en pruebas cada vez más largas. En apenas días de entreno pasan de correr el cross del pueblo, a intentar terminar un medio maratón, para luego en pocas semanas emular a Martín Fiz buscando finalizar los 42.195 metros, para autodeterminarse maratonianos. Muchos con un cierto afán de protagonismo que le lleva a proponerse retos irracionales con el único fin de demostrar que ellos también están capacitados para las mismas gestas que sus amigos o ídolos del deporte.

\r\n

Lucir las camisetas de los maratones que se han completado, se ha convertido en un orgullo, pura satisfacción, lo mismo ocurre compartiendo con amigos en Facebook,  twitter… todas las hazañas realizadas. Todo esto es permisible, incluso comprensible, ya lo dice el dicho “lo que no se ve no existe”. Pero, ¿es esa la verdadera esencia de este deporte, llamado correr?  ¿Lograr a ser un ‘finisher’ cueste lo que cueste?

\r\n

Correr un maratón con el objetivo de culminarlo, no convierte a un deportista en un maratoniano, sólo en una persona que ha sido capaz de recorrer 42.195 metros, pero nada más. Preparar un maratón involucra años de entrenamiento, de voluntad, de constancia, éste es el verdadero espíritu del maratón: “siempre es más fácil hacer un kilómetro de más que un segundo menos por kilómetro”, esa fue la mayor estrategia de Forrest Gump, correr sin tener ningún objetivo planificado, corría por placer, sin cronómetro ni redes sociales, nunca se consideró maratoniano, ni ultra, solo se desplazó corriendo más de 30.000 km. sin ninguna expectativa, ninguna meta.

\r\n

El maratón se convierte en todo un reto personal, un desafío de superación, pero dicho reto es más llevadero si lo concluimos con decoro y con una sonrisa de oreja a oreja, sintiéndonos orgullosos de la acción lograda. Lo realmente complicado de un maratón es entrenarlo, no finalizarlo de cualquier manera. Para disfrutar del mismo hay que estar bien preparado, sólo así se descubre la esencia de esta mítica distancia. Entrenar un maratón no sólo te ayudará a correr mejor, también a ser una persona más emprendedora y solidaria en tu vida diaria. Ser maratoniano, que no finisher, te ayuda a ver la vida de otra manera y tener la sensación de que “todo es posible”.

\r\n

Muchas gracias. Salud, suerte y hasta la próxima!!

\r\n \r\n\r\n \r\n\r\nBasilio Labrador\r\n\r\nAtleta tinerfeño, 19 internacionalidades con España\r\n\r\nEntrenador Nacional de Atletismo\r\n\r\nDiplomado en Educación Física