El Consistorio adjudica la edificación de las 115 viviendas de reposición en La Candelaria

en SANTA CRUZ el .

El proyecto, con un presupuesto que supera los 8 millones, contempla la ejecución de un bloque de 11 plantas de altura y 4 de garaje bajo rasante

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha adjudicado a la entidad mercantil Vías y Construcciones S.A. la construcción de las 115 viviendas de reposición programadas en el grupo de Nuestra Señora de La Candelaria. La mesa de contratación determinó que la mencionada empresa había presentado la oferta más ventajosa. El proyecto, con un presupuesto de 8.023.466,86 euros, contempla la ejecución de un bloque de 11 plantas de altura y 4 de garaje bajo rasante.

La concejala de Vivienda, Carmen Delia Alberto, recuerda que esta actuación se inserta dentro del área de regeneración y renovación urbana (ARRU) declarada para esta zona del municipio y consistirá “en la ejecución de 115 viviendas, con más de 60 metros cuadrados útiles, y una plaza de garaje para cada una de ellas”.

El Consistorio santacrucero solicitó la financiación correspondiente para estas viviendas protegidas dada la progresiva degradación arquitectónica y urbanística en la que se encuentra este ámbito. De esta forma, el Gobierno de Canarias aporta un 29,89% del total; el Ministerio de Fomento, un 29,21%; el Ayuntamiento, un 17,21%, y el Cabildo, un 9,64%, mientras que el 14,5% restante corresponde a los particulares.

“El plazo inicialmente contemplado en el pliego para la ejecución de las obras era de 18 meses, pero la empresa propuesta como adjudicataria ha ofrecido, como mejora en su oferta, una reducción de 2 meses, por lo que ahora sería de 16 meses”, explicó Alberto.

Al concurso concurrieron 11 empresas, siendo Vías y Construcciones S.A. la mejor valorada por la mesa de contratación. Actualmente, se está a la espera de recibir toda la documentación y los avales por parte del licitador para adjudicar definitivamente las obras y, posteriormente, proceder a su formalización mediante la firma del correspondiente contrato.

La edificación cumple con la normativa de accesibilidad y, en su integridad, con la normativa contemplada en el código técnico de la edificación. Los inmuebles tendrán clasificación energética del tipo B, el agua caliente sanitaria se instalará mediante paneles fotovoltaicos en la cubierta y también estarán dotadas de un aislamiento térmico y acústico, conforme a los requisitos básicos de habitabilidad que establece la Ley de Ordenación de la Edificación.