Conociendo al güimarero Javier Encinas Pérez, cocinero y colaborador de Saborea Güímar

en GUIMAR el .

El mundo de la cocina ha adquirido especial protagonismo en los últimos años, siendo un gran ejemplo de ello los innumerables programas televisivos donde mostrar la destreza ante los fogones se ha convertido en toda una moda. Y es que, cada vez más, se ha asimilado la idea de volver a los orígenes, de trabajar el producto en casa y tomar conciencia de lo que consumimos ya que repercute positivamente en nuestra salud, haciéndose casi que un referente básico la frase ‘somos lo que comemos’.

Por ello, nos adentramos a conocer al cocinero Javier Encinas Pérez, güimarero y estudiante del Grado superior de Dirección de Cocina en el Hotel Escuela de Santa Cruz. Un apasionado de la cocina que no ha dudado ni un solo momento en perseguir aquello que realmente le gusta, dejando incluso atrás su formación en Ingeniería Electrónica y mostrar y aprovechar su verdadera inquietud, por la cual ha sentido curiosidad desde bien pequeño.

Además, este judoka federado ha aparcado su cinturón negro en este deporte por sacrificarse en la cocina, no solo dedicándose a sus estudios sino incluso habiendo participado en diversos concursos tales como el GM Chef Canarias 2017, con su propuesta ‘Burbuja Marina’, y el presente año lo realizaba en el VI Premio Promesas de la alta cocina, organizado por Le Cordon Bleu Madrid, llegando en ambos certámenes hasta la final.

Su amabilidad, constancia y responsabilidad lo han hecho un colaborador apreciado en el proyecto Saborea Güímar, asociado a la Concejalía de Comercio y Turismo a través de su Plan Güímar Emprende, coordinados por el primer teniente de alcalde Gustavo Pérez, participando en actividades realizadas desde esta área, siendo un ejemplo de ello el showcooking organizado en el Mercado del Agricultor de Güímar el pasado año, en el que participaban dos familias de esta zona sureña y entre los que se incluía Encinas, ya que su familia se encuentra íntimamente ligada a la agricultura, recalca orgullosamente el cocinero, ya que su «abuela cultiva hortalizas y frutas en el municipio».

Javier Encinas es una enamorado de la cocina exótica, especialmente la asiática, pero siempre que puede aprovecha para cocinar con productos de la tierra, valorándolos muy positivamente y considerando un valor añadido los quesos y mieles que brinda la zona del Valle de Güímar, a la par que las verduras y frutas, así como también los vinos de la comarca, siendo otro «mundo que me encanta – tal y como señala el cocinero – comentando con cariño que en Navidad siempre se acerca con su familia a la Bodega Comarcal a por algún vino especial, trayendo consigo siempre «algún espumoso o brut».Por todo ello, aprovechamos para conocer a esta gran promesa de la cocina:

  • Este año ya finalizas tus estudios de cocina, terminando los mismos con prácticas externas. ¿Sabes dónde las realizarás?

Las prácticas las realizaré el denominado Restaurante ‘Zuberoa’, en País Vasco, exactamente San Sebastián. Es un restaurante de cocina tradicional vasca que cuenta con una estrella Michelín.

  • El año pasado nos comentabas que irías a la Península a seguir estudiando y realizar así un máster de cocina una vez concluidos tus estudios. Una vez concluyas las prácticas, ¿cuáles son tus planes de futuro ahora? ¿Ha cambiado algo?

Pues la verdad es que me gustaría estudiar el máster aunque me he propuesto seguir haciendo prácticas por el país o el mundo, planteándome incluso viajar a Asia el próximo año para así seguir cocinando; pero no descarto continuar mis estudios.

  • ¿Qué tal tu experiencia, grosso modo, de tu participación en los concursos de cocina?

Pues los concursos de cocina al igual que todos los concursos son complicados y llevan mucho trabajo, pero creo que son una forma de expandir tu conocimiento buscando sorprender al público y el jurado y, si se tiene la oportunidad de concursar, lo recomiendo al cien por cien. Sobre todo, destacar que aunque se pretenda una victoria, la experiencia siempre la has ganado.

Además, en mi caso, Hecansa y mis profesores fueron una ayuda continua y espléndida.

  • En cuanto a tu formación, ¿qué ambiente se ha respirado en la escuela?

La escuela en cuanto a formación y profesionales es magnífica, respirando el amor por la cocina allá donde vayas dentro de ella. Me siento agradecido porque hayan sido el inicio de mi recorrido.

  • ¿Crees haber aprovechado al máximo estos dos años de formación?

Tengo la sensación que los dos años aún no han pasado porque ha ido todo demasiado deprisa. Y es que el aprender siempre es divertido y rápido si se hace de la forma adecuada, y creo que en la escuela lo hacen muy bien en ese sentido.

Me hubiera gustado hacer muchas más cosas, pero me siento preparado para ver cuál es la siguiente etapa.

  • ¿Qué le dirías a futuros estudiantes?

Solo comentarles que, sinceramente, si les gusta este mundo lo van a disfrutar al máximo. Lo mejor de todo es que se darán cuenta de que pueden conseguir mil y mil cosas más según avanzan, y que esta profesión no tiene fin.

  • El pasado mes de mayo presenciabas el showcooking realizado por Braulio Simancas en el patio del Excmo. Ayuntamiento de Güímar, organizado por el Plan Güímar Emprende. ¿Qué te parece este tipo de eventos (así como cualquier otro que fomente la compra del producto local) en el municipio?

El evento me pareció fantástico, sobre todo por la interacción con el público y el buen directo del chef. Opino que sería una atracción turística, y para la gente del pueblo una actividad de ocio, realizar pequeñas réplicas de este evento con otros muchos cocineros.